jueves, 31 de mayo de 2007

Marilyn Manson - Tourniquet

She's made of hair and bone and little teeth
and things I cannot speak
she comes on like a crippled plaything
spine is just a string
I wrapped our love in all this foil
silver-tight like spider legs
I never wanted it to ever spoil
but flies will always lay their eggs
Take your hatred out on me
make your victim my head
you never ever believed in me
I am your tourniquet

miércoles, 30 de mayo de 2007

cuando las pvlabrvs se disfrazan de mendigos viene mi abuele vendiéndote higos

Cuando entraron las moscas por la ventana del salón me preguntaste si tenía insecticida.



Que graciosa imagen, pues por aquel entonces, cuando nuestro pequeño bebé de rasgos flamígeros cogió de la palangana un cuchillo de plata y lo clavó en el somier de la planta escarlata, me miraste sorprendido, mira lo que ha hecho tu hijo, y te diste media vuelta para seguir con tus movidas eroticofestivas sin motivos de desfase en un mundo donde el amor y la nicotina se conservan en los mismos tarros de cristal.



Me miró el mirlo, sentado en la repisa del ventanuco que da al patio de luces.




Me miró el duende que se esconde en tu oído izquierdo, el sol, tus lagrimas.




Me miró el niño, con una botella de countreu entre las piernas.







Me miró el c*** un extraterrestre




y ahora a todos mis niños








me los tiras por el retrete.

martes, 29 de mayo de 2007

Happiness


- Cuando era niña siempre soñé que me casaría con un hombre del que estaría muy enamorada, tendría un hijo y una hija que me amarían tanto, tanto como yo odié a mi padre, y moriría trágica y repentinamente siendo aún joven y guapa. Cuando Vincent me dejó pensé que por fin iba a ser feliz.

- Veo que no has perdido la imaginación.

- Tengo que salir de aquí. No puedo respirar: todas las mujeres son unas ridículas marujas y los hombres...

- Ridículos sin más.

- No quiero morir aquí.


- No quieres morir y punto.


Happiness. 1998

Todd Solondz

Estoy Cambiando... :S

I don’t belong here...



She…. Is running out again… She…



Runs


Runs


Runs


Runs…


Estoy en el tren. (26 de Mayo)



Los de RENFE han tenido la genial idea de poner El Diario de Noa.


Nótese la ironía de mis letras.



Me pongo el portátil sobre las piernas y veo el primer capítulo de una serie manga donde una pelirroja muy simpática con cuernos se dedica a matar a todo bicho pata viviente de manera muy... mística.



Dije que odio el manga... Bueno... Pero esta serie parece entretenida.

------------------------------------------------

Esto lo escribí el sábado, en un TALGO, caminito de Logroño en clase turista.

Hoy, regreso a Valladolid, en un Regional Express... me quedo dormida y, nada ma´s llegar a la habitación, conecto el portátil y me descargo el segundo capítulo de Elfen Lied.
No me reconozco. He cambiado de una forma tan radical... pero estoy feliz. Soy feliz viendo Elfen Lied y comportándome como un koala.

Como Clementine en Eternal Sunshine of the Spotless Mind, me cambio el pelo de acuerdo a mi estado emocional. Pero que no te confund a la connotación triste del color negro, pues puedo presumir de estar feliz. Preocupada por los examenes, pero feliz.
así que por un tiempo, que espero sea largo, en mi blog no veras sino tonterías, pues bien sabido es que lo literalmente bello sólo sale de la tristeza y la melancolía.

jueves, 24 de mayo de 2007

No debería fumar aquí

No debería fumar aquí. Me sorprendo diciéndomelo en voz alta.
Estoy en la terraza.
Fumando, respirando, mirando, pensando, recordando.

Dentro de mí hierven cosillas.

Temo que alguien me haya escuchado decir “No debería fumar aquí”,


que piensen que hablo sola.











Y recuérdome de niña. Una hija sola que hablaba con muñecas.
No, no hablaba con muñecas. Sólo jugaba con ellas... hasta una edad muy tardía...
Dicen.

Pero tanta imaginación, tanta soledad, es difícil de amortiguar. Y aún no conocía el placer que se esconde en la escritura.

Recuerdo a Marifé. Una Barbie con el pelo largo, castaño y rizado. Ojos verdes. Tenía una mariposa tatuada en el vientre y vestía una minifalda vaquera.
Era una Barbie diferente, y la llamé Marifé. Como Heather Graham en Austin Powers.
Marifé Lación.

Me sentía identificada con ella. Incluso llegué a atarla en una diana, para lanzarle dardos... pero el plástico de las Barbies es muy duro y rebotaban contra mí.

Estoy en la azotea, sola, mirando al infinito...
Sin ver nada.

Y la soledad, en estos casos, como en otros tantos, me sienta genial.

¿Por qué se pasaba el puto día con esa eterna sonrisa?









Maldita sea, estás atada a una diana...

miércoles, 23 de mayo de 2007

lagrimas de nube

Me paré un segundo, aunque sabía que reflexionar se estaba convirtiendo en una tarea ingenua.

No quería verla llorar, no.
Otra vez esos ojos nerviosos, no.
No quería sentirla tan cerca, no quería volver a sentirme mal.

La prefiero vital y sonrojada, la prefiero alegre, imperfecta.
La prefiero eterna,
la prefiero lejos.

Los días de lluvia me entristecen, pero me gustan.
Me gustan porque me siento cerca de todo lo que me rodea.
Siento que todo me mima cuando no estás cerca.
Siento que las lágrimas hablan.
Que están hartas de quedarse dentro,
que no soportan la envidia.
Envidian la lluvia,
las gotas que caen libres desde las nubes.



Las gotas que mueren felices contra el cristal de esta ventana, las gotas que siguen su trayectoria, deshaciéndose, deslizándose, descendiendo hasta desaparecer.

Están hartas de estar dentro, de vivir oprimidas en una mirada de impotencia,
Una mirada de soledad.
La ingenuidad me deja
arrinconada.

La ignorancia, la impotencia.



¿Qué es inteligencia?

No me veo capaz de memorizar estas páginas pese a lo mucho que me interesa el tema del que tratan.
Me gusta lo que leo, pero no soy capaz de retenerlo...

Estoy desaprovechando los mejores años de mi vida, me dicen.

Me fui de casa para estudiar una carrera que por encima de todo es vocacional. Gastando dinero en algo que no me llena, que ni siquiera sé si me asegura un futuro.
Con tanto cambio en la ley de educación acabarán quebrando nuestros sueños.

Ayer la mortalidad no importaba tanto.
Ayer la imperfección no era una preocupación.

A veces no duele pensar en la mortalidad.
A veces no duele ser humana y ser sensible.
A veces no duele reconocer lo que se siente.

Pero ahora que he dicho todo, no haré sino repetirme. Ahora que sabes qué me obsesiona, ahora que conoces todos mis puntos débiles y tu incapacidad para consolar mi patético dolor, te aburriré. Te hartarás de mí y volveré a llorar, aún con más fuerza me odiaré.

Y no sé cómo soportar esta maldita angustia. No sé cómo lograr convencerme de que la felicidad no existe y que la única manera de ser feliz es convencerme de ello...

Que prefiero que me odies desde ya a soportar otro rechazo.

Radiohead - Street spirit (fade out)

Dido - Here with me

Oh I am what I am
I'll do what I want
But I can't hide

GoodNight Moon

Theres a nail in the door
And theres glass on the lawn
Tacks on the floor
And the tv is on
And I always sleep with my guns
When youre gone

Theres a blade by the bed
And a phone in my hand
A dog on the floor
And some cash on the nightstand
When Im all alone the dreaming stops
And I just cant stand

What should I do Im just a little baby
What if the lights go out and maybe
And then the wind just starts to moan
Outside the door he followed me home

Well goodnight moon
I want the sun
If its not here soon
I might be done
No it wont be too soon til I say
Goodnight moon

Theres a shark in the pool
And a witch in the tree
A crazy old neighbour and hes been watching me
And theres footsteps loud and strong coming down the hall
Somethings under the bed
Now its out in the hedge
Theres a big black crow sitting on my window ledge
And I hear something scratching through the wall

Well youre up so high
How can you save me
When the dark comes here
Tonight to take me up
The mouth from woke
And into bed where it kisses my face
And eats my hand

martes, 22 de mayo de 2007

Creep




I don't care if it hurts

I want to have control

I want a perfect body

I want a perfect soul

I want you to notice

When I'm not around

You're so fuckin special

I wish I was special


But I'm a creep,

I'm a weirdo.

What the hell am I doing here?

I don't belong here.


Radiohead

sábado, 19 de mayo de 2007

#5 Primera Vez

Estaba borracha y despeinada. Confusa, extrañamente feliz y engañada. Pero también me sentía humillada. No fue bonito. Todo fue un desastre y sabía que me había dejado usar cual muñeca hinchable.
Sabía que todo era mentira, pero no lo podía aceptar. Por orgullo, fingiría que fue genial ante mis amigas. Fingiría que él estaba enamorado de mí.
Pero sabía que no habría beso. No habría nada más.
Me acompañó a casa.
Pero sabía que no habría beso. No habría nada más.
La pared izquierda del portal era un espejo, así que miré hacia otro lado y solté lo que en verdad sentía:

- No me quiero ni mirar.
- Pues yo sí.

No lo reconocí, porque tampoco fue así, pero follarte a una virgen puede resultar divertido. Si la virgen está en un estado alto de embriaguez... Eso es de cobardes. De violadores.

Desde aquel día nunca me miro en el espejo al volver...
No soporto verme con el rimel corrido.
Por llorar.
Por odiarme.

La que no se mira en el espejo soy yo.
La que no se enorgullece. Esa soy yo.

No doy detalles de aquel primer encuentro a partir del cual me convertí en esta autista ninfómana... No porque fuera traumático, sino porque el whisky que bebí me impidió guardarlo en la memoria como algo más que imágenes oníricas.
De una pesadilla.





Un año más tarde me envió un mail:
“Perdóname por todo lo que hice y no te gustó.”








Pero quien sigue sin mirarse en el espejo soy yo.




La que no se enorgullece. Esa soy yo.

jueves, 17 de mayo de 2007

cassia angustifolia

Pequeños excrementos verdes llenan la habitación del hostal donde te hospedaste aquel día de primeros de abril.


Sentiste la histeria de quien toma cassia angustifolia después de un buen atracón.


Perdiste dinero, perdiste dignididad. Por cincuenta euros mas accediste a practicar mamadas en las periferias de un circo colindante al barco donde fuiste. ¿Cuándo?


Fuiste, llegaste, viniste y se perdió en el horizonte.


El barco que tu viste no fue el mismo que te dejó, desterrada y sin motivos de apertura hacia un nuevo... ¿ amanecer?


Sólo vives de noche, de noche los cuervos son grises.


Que no negros, el negro no existe.


Sólo hay cataratas naranjas, naranjas podridas y pérdidas de orina.


Sientes la gravedad en tus pechos, el palpitar de un corazón que ha perdido la sonrisa. Y el amor, el cariño.


Viva la fuerza del cariño.


Esperas, te levantas, miras por la ventana y ríes por no llorar. Que el silencio que te encierra destruye tu humanidad.


La que se va extinguiendo, la que vas perdiendo.


Insensible, insensata. Joven y vieja, triste y solitaria.


Que no hay lagrimas ya, te secaste hace tiempo.


Te secaste por dentro, te derretiste en tus entrañas.


Vives, sola. El gato esta seco, obra de tu último amamante taxidermista.


No lloras, no rías. No gimas... que es más que asco lo que tus encías provocan.


Ya no hay esperanza, tus ojos están grises.


¿Tu pelo?


Lo arrancó tu último amamante peluquero.


Y miras. No.


No miras, ni ves. Observar es un verbo difícil de conjugar. Observo, ¿qué?


Lo que observas, ¿el qué? ¿No lo ves?


¿ A quién?


A él, te mira desde lejos. No mira.


Observa.


Cómo nosotros, ellos... ¿pero dónde estáis vosotros?


Nosotros somos los actores. Nosotros somos los observados.


Este circo me entristece.



¡ Angustia!


¡Sacadnos de aquí!


Eso es im-po-si-ble.



Hablas sola, con gente que sale en televisión. No distingues a Buenafuente de los niños de Rebelde Way.


Que el mundo dejó...


Dejó de girar.


Que tú no estas, ni sabes mi nombre.



Ya no eres ella, ella se fue.



El latido pausado.


Pum pum


Pum pum



Te atraviesa el cerebro.



¿Quién eres?


¿Quién soy?



Esto es lo que eres, hoy.


Hoy eres menos.



Ya no hay mamadas por cincuenta euros.

Prodigy - Smack My Bitch Up (Excellent Quality, Uncensored)

Espejo



No entiendo nada.



No entender, a veces, no es tan malo...



Susurras...



¿No entender? ¿No percibir?



Huele a crema,


Crema quemada.


Quemada estoy por el Sol.



Que los sentidos,


Son débiles


¿y mis nervios?


Frágiles,


Frágil.



Como una urna de cristal


Que se va


a


Quebrar.



No podemos emparejar los números reales con los naturales...



Ni paradojas,


Ni perífrasis verbales,


Sólo pelusillas,


Corriendo,


Entrando en los bares.


Necesito un polvo.



No, veinte.




Ven, ven, ven...

martes, 15 de mayo de 2007

En el tren con Mel

Regreso a Valladolid.

Tres horas y media en un tren me permiten leer el libro “En nombre del amor”, una carta escrita por Melissa Panarello y dirigida al cardenal Ruini.

Si el hombre fuera realmente racional yo ahora mismo no estaría perdiendo tiempo escribiendo esta carta. En este momento, efectivamente, podría estar en la cama jugando con mis gatas, quienes seguramente me llevarían al huerto porque ellas son más racionales, más libres y más sagradas que yo. Y además son lesbianas.

El sexo sin amor pero con las personas adecuadas resultó ser algo hermoso, porque aunque no hubiera ningún intercambio afectivo sí que había indudablemente un intercambio emocional que me hacía verlo todo a contraluz. Con tal de que haya respeto y ganas de compartir el propio placer con el otro, el sexo se convierte en algo maravilloso.

En nombre del amor.

Melissa P.

Cambié el negro por el naranja.

Ayer cambié el naranja de mi pelo por un negro impoluto. Eso sí, con mechillas rojas. ¡Faltaría más!

Renovarse o morir...

No me reconozco frente al espejo. Pero, qué coño, me veo genial.

lunes, 14 de mayo de 2007

lágrimas de cocodrilo



Es horrible depender de algo a lo que odias.


Por eso soy una infeliz, porque mi vida depende de un cuerpo al que odio con todas mis fuerzas.








Si sigo llorando me secaré.


Si sigo mirándome en el espejo, desapareceré.




Sácame de aquí. Por favor.


Sácame.


Sólo tú puedes salvarme.




Dime que soy bonita, miénteme. Por favor.




Estoy por venderlo todo y gastar el dinero de mi beca en una operación. Una liposucción, yo qué sé.


Menos caderas.


Menos pierna.


Pómulos.




Sácame de aquí, por favor.


Miénteme.


Pero no me dejes llorar por estas cosas.


No me dejes vomitar por esto.


No quiero.


No quiero llorar más por mí.




Ni envidias, ni celos.


No quiero nada de eso.




Ya no, que no.


Sálvame. Sólo tú puedes.




Quiero emborracharme y olvida­rme de todo.


No comer.


Sólo beber y fumar.




Y tenerte un poco cerca.




No quiero más espejos, no quiero más alimentos. No quiero, que no. Que no.


Que no.




Que no me dejes caer, no me dejes. No me dejes. No me dejes.




Ni me odies, por favor.




Estoy desesperada, no sé qué hacer.




Me doy tanto asco que el simple hecho de verme en el espejo me da arcadas.


Que me doy pena y no quiero.


No quiero darte pena.




Sólo quiero que me saques de aquí y me mientas.




Que me pegues, que me rompas.


Sólo quiero que me muerdas.




Que me golpees, me rompas.




Que no aguanto más esta cárcel que es mi cuerpo.


Sácame de aquí.


Por favor.


Ayúdame a salir de mí.




De la ducha sólo sale agua fría, y la única canción que me gusta de Els Pets es Agost.

Eso sí, me encanta, aunque no entienda ni papa de catalán.


Hace un año por estas fechas era guapa y estaba más delgada.


No me aguanto.


It’s more than I can stand.




No quiero llorar. No quiero nada. Sólo quiero ser feliz.


La verdadera felicidad es la convicción de que no se es feliz.


Si me convenzo de que no puede ser mejor, entonces no volveré a llorar.


Si, permite que me rí­a.


Es esta.

Es esta la envidia que me corroe. Este veneno que me hace recurrir al pobre de mí.


Pobre de mí. Y no quiero que vengan a abrazarme y decirme “pobre Adriana”. Porque no tengo ningún problema. Que todo es psicológico y yo no estoy llorando.


No quiero llevarme bien contigo, sólo quiero que sepas la envidia que te tengo.

Por ser agradable, por ser preciosa.

Por ser perfecta y no saberlo. Por parecerte a Eva Green.

Que te tengo envidia.


A ti, a Kate Moss y a Marta.


Te tengo envidia, porque eres todo lo que yo no soy.


Porque después de mirarte al espejo no quieres romperlo en pedazos.

Porque soy incapaz de odiarte. Porque quiero ser tú.


Cometí errores, llevé minifalda. Que soy una vulgar puta para ti y lo entiendo. Porque puede que lo sea. Qué coño, lo soy.

Porque soy horrible.

Y no tengo piernas bonitas, como tú. No tengo ese cuerpo y esa belleza peculiar a lo Eva Green que tienes tú. Yo no tengo derecho a vestir así, tú sí. Pero no lo sabes, y eso te hace aún mejor.


Porque... tenías que haberme pegado. Hubieras podido conmigo, porque ni siquiera me hubiera defendido. Hubiera querido que me humill­aras más de lo que yo soy capaz de ridiculizarme. Que lo necesito, que necesito herirme. Necesito saber quién soy.


Se puede renacer sólo tras la humillación.

Se puede renacer sólo tras la humillación.

Se puede renacer sólo tras la humillación.

Se puede renacer sólo tras la humill­ación.

Se puede renacer sólo tras la humillación.

Tok Tok


Christina Rosenvinge


Estoy harta de ser una Cafeinómana Bipolar, estoy harta de mí. Estoy harta de esta envidia.

De llorar por lo que soy

o por lo que nunca seré.


***

Alegría le preguntó a Nicolás:

- ¿Las estrellas lloran?

Nicolás se quedó pensativo. Era algo que nunca se había planteado. Recordó que su abuelo siempre le hablaba de meteoritos que caían a la Tierra. Tal vez eran lágrimas. Le respondió:

- Sí, y la Luna también.

Nicolás le habló de su abuelo, del meteorito que cayó junto a su casa. Y por fin le regaló una piedra de la Luna. Alegría la miró con curiosidad y le preguntó:

- ¿Es un trozo de lágrima de Luna?

- Sí.

Ese día, llena de orgullo, Alegría le confesó a Nicolás que nunca en su vida había llorado. Gracias a su madre, sabía que ella no derramaba lágrimas porque era una persona afortunada, destinada a ser dichosa. En lugar de felicitarla, el joven enamorado le dijo:

- Llorar es bueno.

Alegría se quedó perpleja por su respuesta. Nicolás le decía todo lo contrario.

-Tienes que desahogarte. Hasta que no saques toda la rabia y tristeza que tienes dentro, no serás feliz.

Llora, Alegría

Cuca Canals

Editorial Planeta, 1999

domingo, 13 de mayo de 2007

el aburrimiento causa estragos


Son más de las tres...


Es sábado, y no he salido...


Estoy sola en casa, aburrida, escuchando a Dresden Dolls, sola...



Hoy la niña de las naranjas se siente así:



Marta, ilocalizable: su móvil apagado.


Sasu y Letty en las fiestas de Lodosa.


Laura estudiando... Lo que yo debería estar haciendo.



Me aburro.


Y he hecho el gilipollas. Gilipollas soy.


Kill me


Heat me


Hit me

Hate me. I hate myself...no, I only... I just don’t know what to do with my-fucking-self.

La increíble historia de la mujer que lloraba lágrimas de oro.

Página 123, líneas 4, 5 y 6:


El alcalde Tobías Marcapone también tenía parte de culpa del sobrenombre de Fragancia. Suya había sido la idea de construir una réplica de la torre Eiffel junto al ayuntamiento y que se pagara, por decreto de ley, entre todos los fragantinos. Se decidió que sería de madera y que tendría una altura cuatro veces menor a la original, y aún gracias.

Llora, Alegría

Cuca Canals
Editorial Planeta, 1999




Tres horas y media metida en un tren y una aburrida tarde en Baños me permitieron leer esta curiosa novela incalificable. Surrealista y triste, pero escrita como si fuera un cuento de hadas canalla contado por una niña descarada y malcriada con un acidísimo sentido del humor.



Como pone en la contraportada del libro:


Sentimental. Irónica. Pasional. Lacrimal. Desconsolada. Furtiva. Desmesurada. Sardónica. Rotunda. Virulenta. Paradójica. Áspera. Tierna. Corrosiva. Mordaz. Brillante. Imaginativa. Violenta. Punzante. Cruel. Dulce. Emocionante. Surrealista. Cinematográfica. Negra. Blanca. Retorcida. Sencilla. Colorista. Sorprendente. Dinámica. Acelerada. Potente. Singular. Amena. Visual. Rápida. Emocional. Triste. Sensible. Mercantilista. Alegre. Delicada. Biográfica. Desconcertante. Sarcástica. Fresca. Irrepetible. Exagerada. Cargada. Peculiar. Educativa. Perspicaz. Afectiva. Sagaz. Fantástica. Romántica. Entrañable. Ardiente. Intimista. Apasionada. Intrigante. Libre. Frágil. Conflictiva. Excesiva. Onírica. Barroca. Impredecible. Social. Fatídica. Increíble. Wally. Metafórica. Simbólica. Impactante. Despiadada. Latina. Histriónica. Chocante. Escatológica. Fabulosa. Única. Atípica. Impensable. Minimalista. Sintética. Amorosa. Variada. Moderna. Clásica. Mágica. Conceptual. Agridulce. Salada. Genuina. Arrebatadora. Desenfrenada. Universal. Patética. Melancólica. Dadá. Incorrecta. Gráfica. Mediterránea. Crítica. Asombrosa. Inolvidable. Particular. Rebelde. Rompedora. Prodigiosa. Excesiva. Brutal. Poética. Deslumbrante. Inesperada. Heterodoxa. Directa. Descarada. Intensa. Especial. Extraordinaria. Didáctica. Apasionante. Original. Valiente. Iconoclasta. Planetaria. Ácrata. Trabajada. Pulida. Autobiográfica. Profética. Honrada. Imaginaria. Incalificable.





Nicolás la miraba con ternura; era un alivio verla sonreír. Y se explicaban los sueños, y qué diferentes eran. Los sueños de Nicolás estaban repletos de aventuras, de vida, de Lunas. Los de Alegría, en cambio, eran negros, brutales, llenos de violencia.









Me compré este libro en la “preferia” del libro de Valladolid por tan solo seis eurillos. Ahora me espera En Nombre Del Amor, de Melissa P, comprado en La Casa Del Libro, por Internet, por un precio más elevado que el de Cuca. Entraría en el juego del 123, 4, 5 y 6, pero este librillo sólo cuenta con 108 páginas.

Vuelvo a Logroño, huyendo de la niña María...



Nadie sabe.


No, nobody knows It, que diría Elton John. No, no. Nadie sabe de qué va todo esto, ni qué está ocurriendo. Nadie sabe nada, nadie entiende nada. Sólo el saber absoluto es el amo de los ignorantes. Nadie sabe, todos somos listos.


Como zorros.


Pero zorros agazapados, tristes, solos. Cobardes, pero adorables. De eso va todo, de eso va esta historia. De algo que no ocurrió, no existió, sólo fue. Y de amor nada está hecho. Que sólo hay carne y miradas extraviadas buscando un corazón extraño. De incertidumbre y contradicciones está hecho el mundo. De oscuridad nuestros corazones. De interés nuestras relaciones.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Entradas y Comentarios