jueves, 28 de febrero de 2008

Qué In es ir de pobres

La otra mañana me topé con un cartel, bueno cartel... una fotocopia en blanco y negro tamaño DINA4 que decía que el viernes 29 de Febrero hay fiesta por eso de que ya se han terminado los exámenes y tal. La cuestión es que la entrada a la susodicha cuesta seis euros, y cómo soy In y por eso voy de pobre (o voy de pobre para ser In), he soltado una exclamación y he seguido mi camino.

Seis euros es un buen precio para una barra libre, si tenemos en cuenta que el valor medio de un cubata es de cinco euros. Recuerdo los chupitos de vozka* del tamaño de un vaso por un euro en no sé qué bar de Logroño, o los dos cubatas al precio de uno en el Splash (también en Logroño), o los tropecientos vozkas* con lima que me habré pimplado en el café Madrid (Logroño again) por tres euros, sin contar lo fácil que resulta que un camarero te invite a chupitos por el mero hecho de ser tía... Pero estos son casos aislados, por lo general menos de cinco euros no te cobran por un puto cubata. Así está la sociedad en estos tiempos de hoy en día. Todo, por supuesto, culpa de Llamazares.

Bueno, la cuestión es que seis euros están muy bien para una barra libre. Ahora bien, una barra libre es una barra libre y no un chiringuito del tres al cuarto, a ver si nos enteramos.

No basta con comprar litros suficientes para las dos primeras horas, eso es una aberración. Y tampoco basta con tener bebida suficiente para después si no hay ni música. Y no basta con tener bebida y música si la música no se oye o es una puta basura.

Bah, que me da igual porque no pienso ir, que el veintinueve tengo una cita con Mars Volta.

Pero es que siento que me estoy haciendo mayor, porque últimamente no me emborracho y empiezo a sentir una especie de angustia interior, si es que se puede hablar de angustia exterior. En cualquier caso, me apetece un vozka* con lima, o un baileys. Mejor un vozka con lima. Que sean dos.

O un calimocho con café, que eso también me iba bien a los dieciséis. Era tan simple como echar cinco sobres de café en la botella de calimocho.

Ponche, ginebra, absenta...

Un par de chupitos de absenta, y luego unos pocos de tequila con los amigos tampoco están de más.

La cuestión es que, joder, tengo ganas de pillarme una buena borrachera. Pero quiero que sea de las buenas. Quiero la fiesta de los 70 que no tuvimos, o de los 80, o, mejor aún, una fiesta de los noventa. De los ochenta mejor no, ahora que lo pienso. Y es que las décadas pares son las peores.

Vaya, me he hecho un lío. Del 2000 al 2010, ¿qué clase de década es? Y luego vendrían los años diez, que también es par, y los veinte... Dios mío, treinta años de porquería creativa.

Y es que no sé si sois realmente conscientes de que llevamos con el reaggetón desde aquel verano en que a una tal Lorna se le ocurrió cantar el Papi Chulo. Y no vemos que decaiga el género, si no que va a más y cada vez más desagradable y machista.

Luego sin contar con la música de nuestra tierra patria, que es la cosa más patética que ha parido madre. Si bien hay ciertos grupos que se salvan (como en todo, supongo) lo demás se reduce a chorradas.

Está haciendo más daño la cadena dial que la COPE. ¡Hostia! He escrito COPE con minúsculas y este trasto me lo ha corregido poniéndolo en mayúsculas. ¿Es la COPE otro producto de Microsoft?

Lo que más rabia me da es haber vivido los noventa sin ser consciente del noventa y tres.

Los radiadores de esta casa parece que van a explotar.

*Me suena mejor "vozka" que "vodka".

miércoles, 27 de febrero de 2008

Agua


Me han abierto el pecho en canal sin anestesia local,

y en su interior no vi un ser humano: sólo vi agua.

Agua densa y muy azul.

Mi interior sólo es gelatina que ocupa cada recoveco de mi cuerpo.

Mi alma es agua,

Variable, voluble,

agua.

Por eso comprendí que en verdad era mi mente quien ve,

Pues mis ojos son agua,

Parte de alma.

El concepto de satisfacción es un concepto auxiliar del concepto de verdad.

Soy una asignación insatisfecha,

Incontingente, maleable,

Café mi sangre, de agua hecha.

Si lloro, es porque mi alma se desborda.

Por eso cuando llego al orgasmo

Siento literalmente

Que me derrito.

Todo mi cuerpo se hace agua.

No hay cuerpo, sólo soy alma.

*Sólo decir, que para el Word sinónimos de “orgasmo” son: “espasmo”, “convulsión”, “eyaculación”, “polución”, “culminación” y “éxtasis”.


jueves, 21 de febrero de 2008

Spain Is Pain

Cuánto nos preocupamos por lo que está sobre nosotros.
El terrorismo, el paro y la inmigración, eso es lo que preocupa a España. Pero cuando agreden a una niña de quince años, cuando le queman el pelo, la mean encima, pasan sobre sus rodillas con una moto, cuando le destrozan la cara y la dignidad, nos asomamos a la ventana y contemplamos. Contemplamos igual que contemplaban en los circos romanos, disfrutamos del morbo que propinan los autos de fé.

Cuando una niña de quince años vuelve a casa sola, con el pelo quemado, coágulos de sangre que emanan de sus ojos, las rodillas destrozadas y apestando a orín, al encontrárnosla cruzamos de acera. Qué pintas tiene la niña, que hedor tan insoportable.

Ermua tiene 16331 habitantes, y ninguno de ellos movió un dedo. Los suficiente para llamar a la ertzaintza y evitar que la agresión hubiera llegado a esos límites.

Pero nos gusta más el circo, así de alejados estamos siempre de la realidad.

Como dirían Bushido:
Esto es España, Asociación de Amigos a Distancia: Mírame... pero no me toques.

La noticia completa aquí.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Ahora me doy cuenta de que esta entrada no tenía título

Estoy escuchando Saturday Night de Suede (sí, ahora me ha dado por estos, pero ¿qué queréis qué le haga?, los modernitos esmirriados como Bellamy o Brett Anderson me vuelven loca)

A veces me olvido de que mi padre tiene este blog como página principal del Explorer. ¡Hola papa!

Total, que son las veintitrés veintiuno de un martes de febrero y no, no es el de carnaval. Es un puto martes de seguir estudiando ahora que todos han terminado. Resulta ser, sin más, que acabo de ver Naked Lunch de Cronenberg.

Sí, lo sé, he vuelto al género paranoide… pero ¿qué queréis que le haga? Soy literaria, compleja y neurótica.*

Como ya voy colgando dos entradas sobre películas en lo que va de mes, no pienso hablar de este film dirigido por David Cronenberg en 1991 (cuando yo era una pipiola de tres añetes), basado en la novela de William S. Burroughs, novela que intenté leer en el avión Bilbao – Génova hace dos años para… tranquilizarme. Putos aviones, estar en ellos me hace sentir la insoportable levedad del ser, y, qué coño, me gusta. Es como en esas atracciones de feria cuando, al llegar a lo alto y de pronto caer, toda la tensión se instala en las yemas de los dedos en forma de sudor frío, sensaciones desagradables que te hacen sentir bien, como en las encías el roce de un palillo hasta sangrar.

La cuestión es que I shall never forget the unspeakable horror that froze the lymph in my glands when the baneful word seared my reeling brain.*

*Frases sacadas de la película.



lunes, 18 de febrero de 2008

Amarás a Lynch sobre todas las cosas


Añadid a esta imagen frases al azar que compongan una conversación sin un ápice de coherencia, acompañadas de risas enlatadas que surgen de vez en cuando sin venir a cuento, y una melodía inquietante de fondo. El juego de luces y sombras, el hecho de que sean conejos... Es una escena tan bizarra que más que cómica es una auténtica manifestación angustiosa.

Obra así no podía ser de otro que no fuera David Lynch.

Llegó a mis oídos que Lynch quiso hacer de esto una serie... Bueno, pues eso no lo sé, pero lo que sí sé es que estos tres conejos y sus circunstancias son parte del elenco de personajes que conforman Inland Empire, la última película de este singular director. ¿Y quién pone las voces de estos tres adorables conejillos? Pues ni más ni menos que Laura Harring, Naomi Watts (quienes ya trabajaran con Lynch en mi adoradísima Mulholland Drive) y Scott Coffey, que no tengo ni puta idea de quien es, pero que seguramente Jochen me lo aclare en uno de sus extensos comentarios.

Inland Empire dura exactamente dos horas y poco más de cuarenta y cinco minutos. Por esa razón, cuando este verano quise ir a verla al cine, (pues los logroñeses tenemos la suerte de tener el ciclo de cine de verano, donde tenemos la oportunidad de ver fimes independientes – o al menos no tan dependientes – en versión original), mi novio me dijo: “¿Serías capaz de aguantar tres horas de Lynch?”

Total, que al final fuimos a ver Time, de Kim Ki Duk, una de las pelis del año según mi criterio. ¿Otras pelis de aquel ciclo? Thumbsucker, Brick, A scanner darkly y Delirious, por ejemplo. Esta última, por cierto, la tengo por aquí, a ver si la veo algún día de estos...

Pues bien, todavía me estoy recuperando de esta película. Intentando en vano comprenderla, como siempre me ocurre con este hombre... Y, como siempre, llego a la conclusión de que me encuentro totalmente perdida, pero con una grata sensación. No lo comprendo, pero me gusta. Siento que si encontrara una explicación coherente no sería lo mismo. Me quedo como estoy y santas pascuas.

Entre otras cosas porque Mulholland Drive la he visto tropecientas veces, muchas de ellas libretita en mano para hacer esquemas (lo sé, soy friki...), visité foros de frikis más frikis que yo... y me quedé en las mismas. Y, joder, ¡Inland Empire dura tres horas! Si la viera ocho veces más perdería preciosas horas de mi vida.

Esta peli tiene todo lo que me gusta: Hollywood, desfases temporales, actores con cara de idiotas y putas de la Europa del Este. Y... a Jeremy Irons como secundario de lujo, a Grace Zabriskie (la madre de Laura Palmer en Twin Peaks) en un pequeño pero inquietante e importante papel que pone los pelos de punta, y a Laura Dern desquiciada, muy alejada ya del tierno personaje al que daba vida en Terciopelo azul y de la paleontóloga a la que encarnó en Jurassic Park.

Me ha recordado a Como Un Guante De Seda Forjado En Hierro, de Daniel Clowes. Ahora sí quieres verla, ¿eh, Dani...? Ejem, ejem.

¿Dónde acaba la ficción y empieza la realidad? ¿Dónde termina la realidad y empieza la película?

Eso lo dejo para que lo averigües vosotros mismos. Yo me he quedado encantada con esta joyita de Lynch.

A ver qué tal duermo esta noche...

lunes, 11 de febrero de 2008

#11 убийство меня едва

Te gusta follarme el culo porque puedes hacerlo sin condón y es más pequeño que el coño de una virgen. Te gusta hacerlo de pie, conmigo apoyada en la cama.

Me haces sentir como una guarra.

Puta.

Vivo de esto, y lo sabes bien porque soy la mejor. Porque me comporto como un ser inferior sin sentimientos y, por eso, no puedes penetrarme... no como se lo haces a tu mujer. A mí no me conoces, ni a mí ni a mi mente. Por mucho que transites con caricias de levedad incandescente el aroma de piel, no puedes traspasar la línea que corta mi físico y mi psique, porque no quieres conocerme. Sólo quieres follarme, quebrarme en mil suspiros, en un par de orgasmos que conforman tu deseo.

Y así, como muchas tardes, vuelves. Vuelves a desnudarme, a ponerme las medias, los tacones de aguja y el corto vestido blanco de satén, para subirlo un poco y agarrarme fuertemente las nalgas mientras susurras a mi oído palabras soeces con acento pegajoso.

- Eres mala conmigo, perra.

- Péname.

La seda sucumbe al tacto de un par de pezones endurecidos. Mis ojos se cierran, los labios se entreabren, y el aire que sale de tu aliento rebota contra los lunares de mi nuca. Eriza el vello.

Hace frío en esta casa.

Tu polla arde entre mis piernas, haciéndome sentir, poco a poco, ese calor inigualable que siempre se extiende a través de la espina dorsal. Ese calor que derrite mis entrañas y acribilla mi cerebro, exangüe finalmente en un alarido, un espasmo, un coma profundo de tan sólo un segundo.

sábado, 9 de febrero de 2008

No Country For Old Men



No country for old men.

Violencia que me ha recordado al estilo de Kronenberg (fresco aún, el recuerdo digo, por Promesas del Este), sazonada magistralmente por el grandioso humor negro de los Coen.

Que Barden merezca o no ese Óscar por el cual está nominado parece haber sido la razón principal por la que toda esa gente acudió al estreno hace unas... tres horas ya... Y se nota. No, no se notan las tres horas... aunque ya me va venciendo el sueño, para qué negarlo... Se notaba que la gente no tenía ningún interés por el film, ni por nada. Mucha gente mayor que soltaba exclamaciones de horror y tormento en el más interesante momento.... Y otros cuantos, jóvenes esta vez, haciéndose los interesantes con comentarios estúpidos sobre cine-autores-guión-planos-¡hostias ya!-putos mods.

Bueno, como iba diciendo y centra´ndome en la película y en este amor patrio al que nos ha unido a todos estos días (semanas, meses...) la nominación a los oscars de Bardem... Es una peli cojonuda, señoras y señores. Bardem sin un atisbo de carácter sexy (si es que alguna vez lo tuvo, aunque las revistas femeninas se empeñen en defender su quimérico sex appeal) pero poseído por una locura inigualable que le convierte en el asesino psicópata de nuestros tiempos. Lo sé, lo sé... diréis: cómo exagera esta agüichu... Pero, en serio, ¿podría haber un asesino fílmico más peculiar, inteligente, capaz de cualquier cosa por ser fiel a sus principios?

Creo que estoy divagando...

Tommy Lee Jones, del que nunca me cansaré de ver en papeles de sherif (o similares) si sigue haciéndolo tan bien. Esta vez, además, coincide con Woody Harrelson (asesinos natos, 1994).

Una peli visceral, cruda, con grandes personajes secundarios... y que recuerda a Los Tres Entierros De Melquiades Estrada (Tommy Lee Jones, 2005).

Desierto y furgonetas, pero muy lejos ya de aquel arizona baby (1987), protagonizan esta película que, sin tener un guión muy tergivisado, mantiene al espectador en un estado de alerta permanente.

Tommy Lee Jones, Josh Brolin, Josh Brolin, Woody Harrelson, Stephen Root, Kelly MacDonald, Javier Bardem, James Brolin, Barry Corbin, Beth Grant. Geniales todos.

Eso sí, ¿el póster de la película es un plagio al de El Último Rey De Escocia?


jueves, 7 de febrero de 2008

...Ni tan calvo


Doña Pilar Primo de Rivera.

Nació en 1912 en Madrid, ciudad dónde murió en 1991. Era hija del General Miguel Primo de Ribera, en 1934 organizó la Sección Femenina de la Falange Española.

Delegada nacional de la misma, el general Franco la designó miembro del Consejo Nacional. También fue miembro de su Junta Política, así como procuradora en Cortes.

Tras la muerte de Franco y la supresión del Movimiento, se unió al grupo de Falange, dirigido por Ramiro Fernández-Cuesta.






Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo. Especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero. Prepárate: retoca tu maquillaje, coloca una cinta en tu cabello. Hazte un poco más interesante para él. Su duro día de trabajo quizá necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo. Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a él. Después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa. Minimiza cualquier ruido. En el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador. Salúdale con una cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo por complacerle. Escúchale, déjale hablar primero; recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos. Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta, en cambio, comprender su mundo de tensión y estrés, y sus necesidades reales. Haz que se sienta a gusto, que repose en un sillón cómodo, o que se acueste en la recámara. Ten preparada una bebida fría o caliente para él. No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones su juicio o integridad. Recuerda que es el amo de la casa. Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele de apoyo sin ser excesivamente insistente. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle hablándole de ésta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres. Al final de la tarde, limpia la casa para que esté limpia de nuevo en la mañana. Prevé las necesidades que tendrá a la hora del desayuno. El desayuno es vital para tu marido si debe enfrentarse al mundo interior con talante positivo. Una vez que ambos os hayáis retirado a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible, teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño. Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable a la hora de ir a la cama… si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante para un hombre a última hora de la noche. En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así, no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más importante que la de una mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes. Es probable que tu marido caiga entonces en un sueño profundo, así que acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello. Puedes entonces ajustar el despertador para levantarte un poco antes que él por la mañana. Esto te permitirá tener lista una taza de té para cuando despierte. Eres una buena mujer y encima te quiere hacer una señora respetable y amada.

Doña Pilar Primo de Rivera.
Jefa de la Sección Femenina durante el franquismo.

Gr
acias, Ijon Tichy, por enviarme esta joyita.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Ni tanto...

Tengo que agradecer, antes que nada, a Steam Monkeyy a Ijon Tichy haberme enviado sendos mails que me interesan bastante. No, no son cadenas FW que tanto me aterran... Sino dos manifiestos escritos por mujeres.
El primero que
aquí voy a colgar me lo envío Steam Monkey, y esta´escrito por obra y gracia de Valèrie Solanas.
No tengo n
ada ma´s que decir, porque ella solita se lo dice todo... a ver qué os parece:
Valerie Jean Solanas (nacida el 9 de abril de 1936 y fallecida el 26 de abril de 1988), fue una escritora estadounidense de ideas feministas radicales y de acentuada misandria, famosa por atentar contra la vida del artista Andy Warhol en 1968. Su obra más difundida es el Manifiesto de la Organización para el Exterminio del Hombre (Society fo Cutting Up Men Manifesto), conocido también como Manifesto SCUM, un ensayo sobre la cultura patriarcal.




Vivir en esta sociedad significa, con suerte, morir de aburrimiento; nada concierne a las mujeres; pero, a las dotadas de una mente cívica, de sentido de la responsabilidad y de la búsqueda de emociones, les queda una – sólo una única – posibilidad: destruir el gobierno, eliminar el sistema monetario, instaurar la automatización total y destruir al sexo masculino.

Hoy, gracias a la técnica, es posible reproducir la raza humana sin ayuda de los hombres (y, también, sin la ayuda de las mujeres). Es necesario empezar ahora, ya. El macho es un accidente biológico: el gene Y (masculino) no es otra cosa que un gene X (femenino) incompleto, es decir, posee una serie incompleta de cromosomas. Para decirlo con otras palabras, el macho es una mujer inacabada, un aborto ambulante, un aborto en fase gene. Ser macho es ser deficiente; un deficiente con la sensibilidad limitada. La virilidad es una deficiencia orgánica, una enfermedad; los machos son lisiados emocionales.

El hombre es un egocéntrico total, un prisionero de sí mismo incapaz de compartir o de identificarse con los demás, incapaz de sentir amor, amistad, afecto o ternura. Es un elemento absolutamente aislado, inepto para relacionarse con los otros, sus reacciones no son cerebrales sino viscerales; su inteligencia sólo le sirve como instrumento para satisfacer sus inclinaciones y sus necesidades. No puede experimentar las pasiones de la mente o las vibraciones intelectuales, solamente le interesan sus propias sensaciones físicas. Es un muerto viviente, una masa insensible imposibilitada para dar, o recibir, placer o felicidad. En consecuencia, y en el mejor de los casos, es el colmo del aburrimiento; sólo es una burbuja inofensiva, pues unicamente aquellos capaces de absorberse en otros poseen encanto. Atrapado a medio camino en esta zona crepuscular extendida entre los seres humanos y los simios, su posición es mucho más desventajosa que la de los simios: al contrario de éstos, presenta un conjunto de sentimientos negativos – odio, celos, desprecio, asco, culpa, vergüenza, duda – y, lo que es peor: plena consciencia de lo que es y no es.

A pesar de ser total o sólo físico, el hombre no sirve ni para semental. Aunque posea una profesionalidad técnica – y muy pocos hombres la dominan – es, lo primero ante todo, incapaz de sensualidad, de lujuria, de humor: si logra experimentarlo, la culpa lo devora, le devora la vergüenza, el miedo y la inseguridad (sentimientos tan profundamente arraigados en la naturaleza masculina que ni el más diáfano de los aprendizajes podría desplazar). En segundo lugar, el placer que alcanza se acerca a nada. Y finalmente, obsesionado en la ejecución del acto por quedar bien, por realizar una exhibición estelar, un excelente trabajo de artesanía, nunca llega a armonizar con su pareja. Llamar animal a un hombre es halagarlo demasiado; es una máquina, un consolador ambulante. A menudo se dice que los hombres utilizan a las mujeres. ¿Utilizarlas, para qué? En todo caso, y a buen seguro, no para sentir placer.

Devorado por la culpa, por la vergüenza, por los temores y por la inseguridad, y a pesar de tener, con suerte, una sensación física escasamente perceptible, una idea fija lo domina: joder. Accederá a nadar por un río de mocos, ancho y profundo como una nariz, a través de kilómetros de vómito, si cree, que al otro lado hallará una gatita caliente esperándole. Joderá con no importa qué mujer desagradable, qué bruja desdentada, y, más aún, pagará por obtener la oportunidad. ¿Por qué? La respuesta no es procurar un alivio para la tensión física ya que la masturbación bastaría. Tampoco es la satisfacción personal – no explicaría la violación de cadáveres y de bebés.

Egocéntrico absoluto, incapaz de comunicarse, de proyectarse o de identificarse, y avasallado por una sexualidad difusa, vasta y penetrante, es psíquicamente pasivo. Al odiar su pasividad, la proyecta en las mujeres. Define al hombre como activo, y se propone demostrar que lo es (demostrar que se es un hombre). Su único modo de demostrarlo es joder (el Gran Hombre con un Gran Pene desgarrando un Gran Coño). Consciente de su error, debe repetirlo una y otra vez. Joder, es pues un intento desesperado y convulsivo de demostrar que no es pasivo, que no es una mujer; pero es pasivo y desea ser una mujer.

Mujer incompleta, el macho se pasa la vida intentando completarse, convertirse en mujer. Por tal razón acecha constantemente, fraterniza, trata de vivir y de fusionarse con la mujer. Se arroga todas las características femeninas: fuerza emocional e independencia, fortaleza, dinamismo, decisión, frialdad, profundidad de carácter, aformaciafirmación del yo, etc. Proyecta en la mujer los rasgos masculinos: vanidad, frivolidad, trivialidad, debilidad, etc. Preciso es señalar, sin embargo, que el hombre posee un rasgo brillante que lo coloca en un nivel de superioridad respecto a la mujer: las relaciones públicas. (Su tarea sido la de convencer a millones de mujeres de que los hombres son mujeres y que mujeres son hombres) Para el hombre, las mujeres alcanzan su plenitud con la maternidad; en cuanto a la sexualidad que nos impone, refleja lo que le satisfacería si fuera mujer.

En otras palabras, las mujeres no envidian el pene, pero los hombres envidian la vagina. En cuanto el macho decide aceptar su pasividad, se define a sí mismo como mujer (tanto los hombres como las mujeres piensan que los hombres son mujeres y las mujeres son hombres) y se convierte en un travestí, pierde su deseo de joder (o de lo que sea; por otra parte queda satisfecho con su papel de loca buscona) y se hace castrar. La ilusión de ser una mujer le proporciona una sexualidad difusa y prolongada. Para el hombre, joder es una defensa contra el deseo de ser mujer. El sexo en sí mismo es una sublimación.

Su obsesión por compensar el hecho de no ser mujer y su incapacidad para comunicarse o para destruir, le ha permitido hacer del mundo un montón de mierda.

HAY QUE PONERSE LAS PILAS ANTE EL ENEMIGO.


Descarga directa del libro, aquí.

sábado, 2 de febrero de 2008

Voy a ver a Mars Volta!


Oh my God!

¡Estoy rebosante de nervios y felicidad!

Esta mañana me compré la Rock Zone, revista que dejé de comprar cuando ella dejó de regalarme discos, porque en portada están Cédric y Omar, oseasé, Mars Volta.

El caso es que leyendo la entrevista, veo que se deja caer que vienen a España... a lo que yo respondo metiéndome en Internet, ese paraíso de la comunicación.... ¡y veo que el 29 tocan en la sala Riviera en Madrid!

Venta de entradas en ServiCaixa, 31.50€....

Salgo corriendo de casa, me meto por San Antón, llego a la Gran Vía, tiro recto, todo recto, La Caixa.... Entro, meto la tarjeta, pin, pan, pún, ¡y ya tengo en mis manos dos entradas para el concierto!

Vuelvo a casa, felicísima, emocionadísima, inquietadísima, excitadísima.... Llamo a mi novio y le digo:

El 29 de febrero nos vamos a Madrid.

viernes, 1 de febrero de 2008

Mono

Oh god i wanna hear you say
I wanna hear you say that you're sorry again
Oh god you owe me one more song
So I could prove to you
That I'm so much better than them
Oh god I'd give you anything
To hear you say that I was right
And you were wrong
Oh god before i leave this life
Now enable us to love
A hook is never gonna come
Just give it back to me
Blow out all of the lights tonight


¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios