jueves, 25 de agosto de 2016

El equilibrio es imposible



Suelo acordarme de un momento muy simple. Tendríamos doce años o algunos menos y estábamos tiradas en la hierba. Solíamos ir a pasar las tardes a los manzanos, siguiendo el camino del villar. Estábamos tiradas en la hierba y estaríamos a punto de terminar el curso. Creíamos que teníamos magia. Yo estaba convencida de que tenía magia. Ahora, a los niños que creen que tienen magia les dicen que son PAS, Personas Altamente Sensibles. En cualquier caso, tendríamos doce años o algunos menos y estábamos tiradas en la hierba. No podía dejar de reír porque era muy feliz en ese momento. Era ese momento. Una felicidad plena que no venía de ningún sitio. Simplemente se instaló ahí. Todo estaba en orden. Todo en equilibrio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios