lunes, 4 de febrero de 2013

Mi lengua no alcanza la distancia. Director's Cut

Hoy he abierto la parte más baja del armario de mi habitación, donde guardo los diarios y las cartas. Me he sentado en el suelo rodeada de papeles, fotografías, sobres perfumados y diarios. Leucocito se ha sentado conmigo. A veces parece que viene a decirme "déjalo ya". Como cuando me quedo despierta hasta tarde escribiendo o trabajando.

He encontrado el germen de Mi lengua no alcanza la distancia escrito a mano. El poema definitivo está incluido en Engaño Progresivo y su título es un verso de un poema de Almudena Vidorreta. El que he encontrado, el germen, es tan mío que no tiene ningún valor como poema, pero me ha parecido bien compartirlo. Es del 2011.

Beso.



El final del poema es sentirte un poco más cerca.
Olvidar  que te extraño tantísimo
             que extraño tantísimo
             la vida que soñé contigo
y que hoy tienes con otra.

El fin del poema es conseguirte.
Hacer que vuelva todo aquello
que me digas
                    lo que hubo antes
y lo que habrá después
                       no es nada
                    no es nada
             comparado con lo que queda
entre nosotros. El fin del poema
es que me digas que es tan
cierto
        aquello
que te quedas conmigo
y me salvas de esta muerte tan lenta

que ya dura dos año y medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios