sábado, 16 de junio de 2007

lluvia acida




¿a quién dirigiré mis palabras cuando tú no estés?



¿Es este “tú” algo?







Make you, make you, notice....







Caminaré una vez más sobre la hierba húmeda, imaginando que alguien me ve pasear. Recordaré el rubor de quien es observado desde un balcón.... mientras tomo el sol desnuda en una colchoneta del todo a cien.



Me miras, ¿quién se avergüenza más: tú o yo?





Quién se ríe desde su ventana, observando tras una cada vez más amarillenta cortina beige. Quién canta canciones de Dusty Springfield con un cepillo como micrófono ante el espejo del baño.





¡Dime! ¿Quién está loco ahora?





¿Fuiste tú?



Vaya, una vez más, pasó aquel segundo del día sin habérseme avisado.





Quién será esta vez, quién, quién.





Quién dirá un me pareces....



Me pareció ver un lindo gatito.





¿Quién te lo hará pasar bien las noches de lluvia ácida?



quien



volverá



a



sonreir



desde



esa



ventana....





ahora que me voy.





Cuando te quedes, vera´s la ausencia en esos campos de girasoles.



Que miran, que miran,



Que siempre lo hacen..



Que a dónde me dices... _Miran al Sol.





¡Pero si siempre es de noche!





Y qué, digo yo, si está demostrado que existen arco iris lunares...





Llueve,



Llueve sobre la piscina... sobre mi piel.





¿Ves? Me dices desde la ventana... que ya se ha ido el sol



que se haya ido no significa que no exista. Que esté aquí sobre este hinchable flotante no significa que puedas mirarme.





Tienes los pezones como dos gominolas de base cóncava.



Pequeñas gominolas de fresa.



Me chupo la yema para pegarla en mi dedo.



Y del dedo a mi boca, y de mi boca a tu alma.





Y del alma al suelo, del suelo al corazón. Y el corazón, atascado en una alcantarilla azul, grita mi nombre con desesperación.



Desesperación es lo que sientes cuando digo que hace calor. Y el calor de tu pelo se funde con mi tendedero.



El tendedero de los gladiolos, que secos cuelgan boca abajo pillados de pinzas celeste. Celeste, como el amor de Afrodita....





Y de afrodita salen tallos de sus uñas, disfrutando de la tierra, húmeda. Nutriéndose de vida, violada por hormigas.





Raíces de color miel, sobre un sueño nítido de pensamientos ácidos.



Ácidos, como esta lluvia que hiere tus pupilas.







7 comentarios:

  1. madre del amor hermoso!!!!! pero qué es esto?? me has sorprendido awy, tengo de dejar de darte porros xD
    precioso.
    uhmmmm... qué puedo percibir en el ambiente.
    huele a algo...
    me huele a algo poco normal en tí...
    huele a algo familiar...
    algo que ya conozco...

    ah! si!!! huele a AMOR. jaja.
    AMOR
    AMOR
    AMOR
    AMOR
    AMOR
    AMOR
    AMOR
    AMOR y más..... AMOR!!!

    awy in love.

    besitos zora

    ResponderEliminar
  2. Precioso. ¿Quien está loco, tu o yo? Seguro que yo, que sigo tu juego, y me gusta. Me encantan tus historias, son tan femeninas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me fascina esa capacidad creativa que tienes.
    La belleza sale de tus poros en todo momento.
    Y el Atlantico se me hace inmenso.
    Si al menos, una de ellas fuera así como tú, le saltaria encima, sin piedad de mis cenizas.

    ResponderEliminar
  4. Hace mucho que no venia. Buen texto, palabras bonitas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. menudas vaciladas me metíais, no? diciendo que este texto es bueno... lo peor de todo no es que fuerais ma´s o menos hipócritas, sino que yo me lo creyera. :)

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios