miércoles, 5 de septiembre de 2007

Fomentando una cultura subnormal







Aprobada la ley antitabaco.
Aprobada la ley antibollicao.




Han tirado un teatro para construir un polideportivo.
Esto está ocurriendo delante de mí. Esto me está dando dolor de cabeza.
El ruido de las máquinas, el paisaje desolador de un edificio hecho pedazos.
Un patio de colegio sin niños.
Llegué a Valladolid el lunes por la mañana, en ese tren de las 7.36h que tantas veces he cogido este año.




Una vez más, después de casi tres meses, regreso a esta residencia.
Una nueva habitación. Individual, pequeña, un piso más abajo.



Huele a cerrado y un ruido atronador hace temblar las paredes.
Esta vez la habitación no da a la calle, sino al patio del colegio. Y esta vez no son los gritos de los niños lo que molesta, sino una enorme grúa...




Y no me sorprende.
No me sorprende en absoluto que estén derribando un teatro para levantar un polideportivo. No me sorprende, eso es lo malo, que me parece de lo más normal.
Para nada necesitan los niños un teatro. No es necesario actuar ni ver obras. La cultura de hoy en día está en la wiiiiiiiiiiii de los cojones y el inmortal futbito generador de clases sociales.
Si digo que la educación física fomenta la marginación social será por algo.
Nuestro gobierno y la educación son dos instituciones muy sanas:
No nos dejan fumar y se preocupan de que los niños no estén gordos. La cultura, dígase el arte en todas sus vertientes, no sirve de nada para el desarrollo de los niños.
Si quieren ver a alguien actuar o descubrir la tragedia griega, (cosa que dudo) no tendrán más que descargarse películas y libros en formato pdf de internet.
Pero el ejercicio físico y mantenerse sano, fuerte y atractivo es lo único importante y realmente necesario para sobrevivir con dignidad.
Los niños nunca han podido tener unos kilitos de más y ser felices en el colegio. Eso nos ha enseñado desde siempre la educación física.
Pasé mi infancia (y no tan infancia) odiando esa clase. Daba igual el profesor que nos impartiera tal asignatura: la odiaba.




Nunca supe hacer el pino, ni el pino puente, ni doblarme hasta el infinito. Me cansaba pronto de correr, no sabía hacer la voltereta y mucho menos la voltereta lateral. Me aburrían las clases de baile, me parecían humillantes.
El baloncesto para las chicas, el futbol para los chicos. Así estaba establecido en Baños. Si querías entrar en el grupo “cool” de las chicas, sólo necesitabas dos cosas: apuntarte al equipo de baloncesto y a las clases de baile.




Y así lo hice: de baloncesto me invitaron a dejarlo porque según ellas “tienes miedo al balón”. De baile me fui yo porque me invitaron a acudir en un horario diferente: a un nivel más bajo.
Las clases de educación física me hacían sentir sucia, gorda y vulgar. Odiaba con todas mis fuerzas esas clases. Nunca quería ir.
Cuando elegían gente para los equipos siempre me dejaban la última y al que le tocaba “elegirme” le salía un suspiro de “vaya mierda”.




Sólo si había que cantar, actuar o bailar (como a mí me diera la gana), tenía ganas de ir a esa clase. Siempre aprobaba educación física por la nota que sacaba en interpretación y expresión corporal.




Que dolor de cabeza me están dando estas obras...




Yo quería ser actriz, y sólo soy gilipollas.

Esto no tiene nada que ver, pero es mi blog y cuelgo lo que quiero.
Besitos.

14 comentarios:

  1. - Lo primero; este verano me he pateado la mitad de pueblos de Burgos, mi tierra natal, y he tenido ocasión de hartarme de cagarme en voz alta de las urbanizaciones de mierda que están haciendo por todas las partes.
    - Segundo, de más de veinte pueblos a los que he ido, sólo en uno pudimos ver un teatro bonito (cosa que me sorprendió mucho) y pude observar como la mayoría tenían unos polideportivos que te cagas.
    - Tercero: la posibilidad de que los vecinos tenganq que hacer obras ruidosas es directamente proporcional a la necesidad de silencio para lo que sea que necesites (comprobado en mis propias carnes).
    - Cuarto: Yo siempre fui el niño enclenque de la clase, tenía asma y una constitución débil, y me jodía tanto estar siempre el último en clase de E.F. que intentaba superarme siempre. A veces daba lo que yo llamo "la campanada". Desde entonces odio a los que van de guays porque tu has suspendido E.F y yo no. También me tocaban mucho los huevos el puto aerobic y la prueba del pitido, y por supuesto, los profes de E.F. Creo que no he tenido uno bueno en mi vida.
    - Quinto: No todo el ejercicio físico es para brutos o para pijas y niños guays, las artes marciales son muy conocidas, pero hay menos gente practicándolas en serio de lo que te piensas. Yo llevo ya casi tres años haciendo kung-fu y no pienso dejarlo; es un ejercicio físico duro, pero además es un ejercicio mental y espiritual muy recomendable, Se lo recomiendo a todos.
    - Sexto: Me mola mucho la fotito de los gatos. Siempre dije que Dios no estaba en sus cabales si tenía que hacer cosas como esas...
    ¡Y pensar que se cargó Sodoma y Gomorra cuando debían de ser las dos ciudades más divertidas de toda la antigüedad bíblica!
    - Y séptimo: ¡Gracias por escribir!
    Es un placer pasarse por este blog y ver material nuevo.

    ¡Saludos desde mis nubes!

    ResponderEliminar
  2. He visto un lindo gatito,pasando algunos apuros,o tal vez no,quién puede fiarse de un gato?,qué gran foto,qué bello bichejo.

    Respecto a lo anterior a la foto.Siempre es una pena que se derrumbe un teatro,pero ya parece normal ,como dices, que estén desapareciendo.Con toda la espectacularidad que ofrece el ocio actual lo que sucede dentro de un teatro muy pocas veces logra impactar,sorprender o por lo menos divertir a quienes disponen de casi infinitas formas de entretenimiento,lo entiendo.Yo mismo antes iba bastante al teatro,pero después de nefastas y nefastas obras ahora tiene que ser algo muy bueno lo que se vaya a interpretar para que acuda,hay mucha diversidad de oferta para el tiempo libre.En lo referente al teatro,creadores,empresas,artistas y actores tienen que currárselo mucho más si quieren que la gente acuda,al menos podrían molestarse en hacer cosas mínimamente divertidas o interesantes,es mortal ir al teatro y salir muerto de aburrimiento.

    Recuerdo,en tiempos remotos,cuando estudiaba, pertenecía al grupo de teatro,aquello era magia,muy divertido,nos reiamos mucho,me encantaba,los ensayos eran la cosa mas divertida que uno podía hecharse a la cara.Siempre representabamos obras muy divertidas,con un humor muy irónico,nuestro director era muy bueno escogiendo guiones y la gente que nos veía salía emocionada y sonriendo,aunque casi siempre acudían pocos espectadores,no mucho más de la mitad de la entrada.


    También comprendo tu odio a la educación física,porque contrariamente al teatro en su mejor estado la educación física es la cosa más aburrida del mundo,y los educadores tienen mucho que ver en ello,son muy poco imaginativos.No estoy del todo de acuerdo en que sea generadora de clases sociales,entrando en ese punto todas las cosas lo son,es por un funcinamiento de los grupos sociales y no a causa de la educación física en sí,simplemente la sociedad tiende a funcionar de una forma,las personas se alinean con unos y se diferencian de otros,a ese nivel también podríamos decir entonces que el teatro es generador de clases sociales.Las personas tienden a agruparse y a escoger con quien quieren agruparse.

    Pero odiar la clase de educación física no significa odiar el deporte,que para mí supone una gran fuente de energía,vitalidad y alegría,el deporte puede hacer muchas cosas buenas por las personas también,todo tiene cosas buenas y cosas malas.A mi me encanta jugar al futbol,escalar,bucear,nadar,jugar al tenis,y me encantará aprender a surfear,a hacer parapenting y a bailar salsa,ahora mismo no concibo mi vida sin la práctica de deporte,que a menudo es más sana para mi alma que para mi cuerpo.Cuando estudiaba además de en teatro estaba en el equipo de fútbol,y en el de voleibol,y eso midiendo 1.60,pero por que lo dsifrutaba,no era para estar en forma ni para parecer más guapo,simplemente era casi siempre muy divertido.En aquella época estaba en todo,periódico,intercambios con otros paises,todos los viajes,todas las excursiones,todas las organizaciones de festivales,en todos lados menos en clase,por eso nunca terminé bachiller,jaja,fué una buena época.

    Contra los polideportivos no tengo nada,dentro de lo sensato.Si contra la edificación masiva y antinatural,se están pasando,sobre todo en cuanto a vivienda.

    Tienes mucha razón,vivimos en una sociedad necia,pero sólo hasta donde le dejamos,y hay sociedades mucho peores,aunque claro,no son en las que nosotros vivimos y no son las que nos fastidian a menudo a diario.La actitud juega un papel muy importante en todo lo que nos rodea.

    Aún siendo gilipollas,puedes ser actriz y gilipollas,son perfectamente compatibles,jaja,saludos,buen día todos los días que lo necesites.

    ResponderEliminar
  3. oh awi no mates gatitos en invierno, tengo un amigo ke de escucharte podría matarte! jajaja

    bueno a mi tampoco me gustaban las clases de educacion fisica me era simplemente imposible darme las volteretas aki se llaman "volantines" y asi como tu dices eran tan humillantes como usar pantalonetas cortitas en esa clase..era obligatorio en mi colegio usarlas mostrar las piernas y correr por todo ese puto patio...desde entonces no puedo usar faldas cortas ni nada ke muestre mis piernas flacas...me acuerdo cada vez ke tocaba esa mierda de clase me daban nauseas y dolores de estomago no toleraba pasearme con estas dos piernecitas por ese patio mio...tenia dos zancos por piernas awi

    no me salian los volantines no sabia jugar volley ni futbol ni mucho menos basket..nada de nada era un bestia descordinada
    ojala algun dia me pueda poner faldita y bailar como toda una teibolera mexicana jajaja...

    y lo de actiz ke genial awi...(es tambien mi pekeño secreto shhh, hasta ahora fanteseo con serlo, aparaecer en una pela espoñola, afortunada tú de vivir allá)

    un beso niña naranja

    y guardeme el secreto awi

    ResponderEliminar
  4. Virgen Santísima, que comentarios tan largos!
    Me alegro mucho de que os expreséis en mi blog.

    Por cierto Gatorade, me enorgullece la idea de que pienses que soy Dios, pero personalmente no me veo capacitada para la ejecución masiva de gatitos. Dile a tu amiga que por mí puede estar tranquilo :)
    También te guardo el secreto ;)

    Yyyyy... Nada, que gracias a vosotros se han salvado tres mininos.

    Muchos Besitos

    ResponderEliminar
  5. Apúntate un gatito más, Awy.

    Un beso helado.

    ResponderEliminar
  6. Me achantan comentarios tan largos!

    di algo de muchachada nui!

    y de mi!

    ResponderEliminar
  7. La gente de por aqui debe sentir gran apego por sus felinos, madre mia, que comentarios mas largos, me a costado mas leer esto que tu entrada. Pero bueno, Farru, esto lo hago por ti.

    A ver, de que iva la cosa... a si, polideportivos de los cojones, no entiendo porque un pueblo para ser pueblo tiene que tener una iglesia y un polideportivo/fronton/o campo de futbol, aunque sea de 2 habitantes! no digo que no los construyan, xq con no entrar en ellos me vale, digo que de la misma manera que se fomenta la fe y el culto al cuerpo, deberia fomentarse la cultura, entiendo que en un pueblucho de dos habitantes no, pero si en el resto, que con algo habra que llenar la cabezota que sostienen todos esos musculos bronceados al sol. Pero bueno, si tienes musculos para que quieres ser listo? eso si, aplicado en sentido contrario, no funciona. Cosas de la sociedad.
    Yo lo que hacia para eludir las arduas tareas de la educacion fisica era saltarme las clases que mas repudiaba, y claro, suspendia, pero era algo mas feliz que lanzando un balon medicinal (que nunca entendi que tenia de medicinal)

    PD: Gatorade (¿es por la bebida energetica?), lamento decirte que el cine español no es la mejor opcion para vivir de la interpretacion escenica...es mas, me sorprende que exista alguien que lo valore, yo desde luego no. Besos y suerte en tu carrera.


    Besos Awy, tengo ganas de verle por estos lares.

    ResponderEliminar
  8. Se llama medicinal por que como se te cayese encima ibas a necesitar los últimos adelantos de la medicina moderna para recuperarte de la hostia. No se me ocurre otra cosa para tal nombre.

    ResponderEliminar
  9. no lo pudiste poner mejor mi nina de las naranjas

    es penoso ke tantas cosas hoy nos parezca normal

    :,(

    destruir un teatro

    es destruir un alma!!!!

    a mi siempre me gusto el teatro
    ke hubiera sido de mi
    sin mis clases de teatro en el cole
    me alegraba la vida

    :D

    hoy me conformo con asistir algun teatro, lo mas a menudo ke puedo, y por ahi dejarme llevar y meterme por un tiempin a un grupo teatral aunke por el trabajo :( ke me kita time deje de asistir.

    en fin...
    me dare mas tiempo para lo ke me gusta.

    muchos kisecillos
    y hugcitos
    mi nina de las naranjas

    y siga posteando!!!!

    ;)

    ResponderEliminar
  10. tampoco era mi favorita debo decir ... no era demasiado estetica en ese entonces y creo que tampoco ahora ...

    ... pero habia niñas que tenian unas piernas hermosas, por eso valia la pena esa clase ...

    que puedo decir? soy antifutbol, y me parece una mierda que los heroes nacionales sean pendejos que no terminaron ni la educacion primaria ...

    ... no me destapes que me desparramo o lo que es lo mismo, podria hacer un post completo del odio al futbol ...

    un teatro menos, vaya mierda, y los libros, el cine, y la musica a costos elevados ...

    ¿Que no hay nadie a quien le preocupe esto mismo?

    me estoy proyectando mejor me voy y dejo besitos ...

    ... no tengo inconveniente en que mates gatos ... jojo es tu blog, tu lo haz dicho.

    ResponderEliminar
  11. Muy buen POST, me encanta la foto. Me recuerda al hijo de unos amigos.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Por no hacer deporte no se vuelve uno más culto. Lo que les pasa a la mayoría de los hipnotizados por el fútbol es que no hacen deporte, entre otras cosas. Muchos deportes abren la mente.

    (He acabado aquí perdiendo el tiempo, que es lo que hago yo con internet, en vez de ir al teatro, pero acabo de salvar un gato).

    ResponderEliminar
  13. Ayer salvé un gato y hoy salvo otro; entre ambos salvamentos no he comentado; dios mata un gato cada vez que no comento; mi duda es ¿cuantos gatos ha matado dios mientras tanto? ¿cuántas veces he "no-comentado"? He tenido la posibilidad de comentar muchas veces ¿cómo se cuentan los no-comentarios? ¿Es requisito indispensable para no-comentar leer el post entero o si pasas un poco por encima y no escribes nada ya has no-comentado? ¿Basta con leer el título o ni siquiera hace falta? Los maullidos de los espíritus felinos no me dejan dormir.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios