lunes, 20 de octubre de 2008

Entre chuches

Fui teleoperadora durante cuatro días. Durante veinte horas.

Hyku me dijo, hace una semana, que no me preocupara porque en cuanto dejara de echar curriculums y deseseperarme por buscar trabajo me lloverían las ofertas. Y, más o menos, así ha sido. Como ya dije, el martes comencé a trabajar para Orange como teleoperadora a media jornada, para compaginarlo con los estudios. El trabajo no estaba mal, o al menos no tan mal como me habían dicho que sería. Llegaba a las cinco, me ponía frente a un ordenador, me colocaba los auriculares y esperaba a que saltaran las llamadas para intentar convencer a gente que no quería escucharme de que contrataran nuestros servicios. Sinceramente, no me veía capaz de convencer a nadie, pero como me hicieron un contrato de prueba de un mes, no me preocupé mucho. Curro este mes y luego que me echen. No pasa nada. Pero el viernes me llamaron de una tienda de aperitivos (dígase: gominolas, patatas fritas, bollería, encurtidos, frutos secos...) para hacerme una entrevista, y mientras Valladolid entero se llenaba de universitarios borrachos por ser la prestigiosa fiesta de la facultad de medicina, yo me puse monísima de la muerte y me encaminé hacia la entrevista. Media jornada por la tarde de martes a domingo. Maravilloso. Ya te llamaremos. Bien.
Por la tarde me encaminé pues hacia el polígono, a volver a intentar convencer, hasta que a las siete en punto, hora del descanso, me llamaron por teléfono. Era el dueño de la tienda de chuches: "Mañana a las siete y media empiezas a trabajar".

- Adriana, que no me estás haciendo ninguna venta, qué voy a hacer contigo. - Me dice mi jefa después del descanso.
- Mira - le digo mostrándole dos formularios de nuevo cliente - serían dos clientes si no fuera porque en cuanto les he pedido el número de cuenta me han colgado el teléfono. De todas formas te quería comentar que me han llamado de otro trabajo, y sería para empezar mañana mismo.

Y me trae la hoja de "baja voluntaria" y la firmo, y me da dos besos, y me dice que espera que esto me haya servido de experiencia, y que llame dentro de una semana para cobrar el finiquito.

Y yo feliz.

+++

Otra cosa: Aún seguimos buscando gente que quiera publicar sus obras, tanto gráficas como literarias, en Jamais Vu.
También necesitamos patrocinadores.
http://jamaisvufanzine.blogspot.com

4 comentarios:

  1. ...y las ofertas mejorarán, porque tú lo vales. Verás como sí.
    Por cierto, malegro y muy amable la reseña.

    Un besazo con chucherías.

    ResponderEliminar
  2. suerte en la tienda de chuches. Yo desde que vi Clerks, si tenia que elegir un trabajo sería el de dependiente de videoclub, xD.

    Xao y suerte.

    ResponderEliminar
  3. Una tienda de chuches?...ajajaj..GROSSOO!!!
    ...uno de los trabajo mas raro que tuve fue hacer caricaturas en una convencion de dentistas...(Hasta me hicieron disfrazar de "artista")
    Bueno nena suerte con eso y a no desesperar con los niñ@s y demas gente colgada que anda por ahi....
    chauuu!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por el blog, paso unos ratos muy agradables leyendote.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios