jueves, 20 de diciembre de 2007

Como en una película de David Lynch,

así me he sentido, ni más ni menos.
La música ambiental, esa tranquilidad que me pone de los nervios, pajarillos, risas de niños, todo terrible. Apenas nadie en la Estación, salvo algún que otro personaje subiendo o bajando las escaleras mecánicas hieráticamente. Oscuridad, y no demasiado frío, y esa maldita musiquilla.
No hay trenes en ningún andén y la voz que se escapa de los altavoces no deja de confundirse. Nos manda a la vía 6, pero esa vía no existe. Queda un cuarto de hora para que salga el tren y aún no sé a dónde debo ir. Y pajarillos, risas de niños, todo terrible.Parece que esté dentro de una película de David Lynch.

5 comentarios:

  1. pobrecita, no me gustaria verme en esa situacion :S

    ResponderEliminar
  2. ¿Había algún enano? ¿El tiempo cambiaba de dirección?

    :/

    ResponderEliminar
  3. Sólo 9 votos :(

    a qué aspirais en la vida?

    ResponderEliminar
  4. Pues yo he llegado hoy y casi monto una de Tarantino o de Robert Rodríguez. Puta hora y media de retraso, y no había tanta gente. Lo llego a saber y me voy contigo, que tu tren para también por Burgos.

    ResponderEliminar
  5. jejeje

    Esto de sentirse como en una pelicula del gran Lynch mola mola un monton!

    :)

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios