martes, 18 de diciembre de 2007

Dentera



What can I do? What about you?




Han encontrado un carro de comida, creo; la verdad es que no estoy muy segura.... En realidad creo que he sido yo quien lo ha traído hasta este pequeño barranco lleno de girasoles.

Pero ellos son como alimañas, pequeños animales cejijuntos y hambrientos, tan ansiosas que lo tiran todo antes de pegar bocado. Inútiles, mientras ellos se entretienen morderé uno de los barrotes metálicos del carro.

Son Barbies del Lidl, rubias teñidas con chándales ajustados.


No fue en un Lidl donde nos perdimos, sino en un hipermercado inmenso cercano a la antigua Ermita de los Girasoles, donde una vez aparecí desnuda tentando al subconsciente. No podía creer que fuera real, que hubiera llegado hasta allí desnuda, pero de no ser falso, un aterrador – o más bien enfermizo – morbo recorrió como un rayo de aluminio todas y cada una de mis muelas, se deslizó en un espasmo por la espina dorsal y volvió a manifestarse en mis dientes. Me dio tantísima dentera que mis ojos se llenaron de lágrimas ácidas, como mi saliva.

Si esto es real, pensé, al acercarme al altar, el niño Jesús que lleva en brazos la Virgen de la tribuna girará la cabeza.

Me acerqué y el Niño no se volvió, pero el cura me detuvo. Si esto es un sueño, pensé, ahora él se abalanzará sobre mí. Mis sueños son de una inmoralidad incomparablemente incontrolable. Pero no se abalanzó, al contrario: me despachó del templo sagrado, y me puse a temblar, a pensar con oxidada dificultad. Si el cura en el sueño sigue siendo cura, y como en la vida real no hubo cabida para la maravilla, ¿en verdad me encontraba desnuda en la Ermita?

- Déjeme tocar el piano, por favor. De la sangre de mis dedos brotará la redención.


Lovers in the backseat… now I’m looking for another song on the radio.


Tras la negativa del abate, mis yemas comenzaron, como es común, a llorar sangre salada.


- Mamá, mi sangre sabe a sal.

- Porque en otra vida fuiste Sirena.


Y después corrí desnuda por la ribera. Las ramas me hirieron los párpados, y el escaso crúor que emanaban acentuó el roce de éstos con mis ojos. Era molesto. No era dolor, era dentera.


I’m fade out again.



Tal era la inmensidad, que la llanura del prado, amarillenta, se me antojó infinita.


La eternidad me da tranquilidad, autumn’s child. Me recosté en la húmeda hierba, intenté cerrar los ojos y respirar tranquila, reencontrarme con mi naturaleza, mi anterior vida.

Gato, estro, libertad, soledad, independencia, eterna huida...


and you already know....

Yes, you already know

How

This

Will

End.


Por mucho tiempo que me hubiera quedado ahí quieta, intentando morir de otoño, no hubiera conseguido nada. Ellos me iban a encontrar de todos modos, lo sé.

Porque llegaron, como perros en celo trataron de penetrar en el alabastro que proporciona mi mayor dentera, haciendo de mi cuerpecillo* un pequeño trozo de cartón plegado, insensible y marchito.

Mientras yo arañara la hierba, y mis uñas se emponzoñaran de arena y restos de bichos bola; él, mojado y pequeño, rosa, escupiría barro y emitiría un leve chip chip.


Y mis lágrimas serían ácidas, como tu saliva.


Y un rato después me salvaron de mí misma y mi locura, me ayudaron a subir hacia la calle de la Ermita, habiéndome antes confeccionado un vestido improvisado de girasoles. Y allí fue donde me perdí, entre la gran multitud que se amontonaba hormigueadamente en las puertas de un enorme hipermercado.







La zapatilla de cristal rodó,

De su tacón escapó un brillo astuto...

Otro la habría roto o enfangado,

Pero ése soñaría el par, siempre había uno.

(Jirón de sueño involutivo)



Escarcha en los coches, el hielo se siente,

cae sobre nosotros.

Los labios blancos, los ojos lagrimados,

diciembre.



Hoy el suelo de mi habitación no está repleto de hojas, pero sí de Post- Its y millones de pequeñas pegatinas amarillas que no puedo despegar.

La tonalidad del ambiente es morada formato digital y sus ojos son marrones analógicos. ¿Cómo has entrado aquí?


Give me a bliss.



Se ha perdido, quizá; o puede que la puerta sea tan simplemente desastrosa que cualquiera puede entrar... y llenarme el suelo de Post- Its en blanco.


Money, I can’t wait.


O quizá esté a un milímetro de cometer una estupidez.




Banda sonora:


Smith: Baby It’s you.

Scissor Sisters: Lovers in the backseat.


Devendra Banhart: Autumn's child.


Muse: Bliss.

Pink Floyd: Money.


*Clítoris. Ahora que mi blog está bajo supervisión de un jurado debo cuidar la imagen de mis textos.



Y, por otro lado, a ver qué opina el Experto sobre este sueño:

- Comida: Su valor es esencialmente represent­ativo de los placeres sexuales.
- Heliotropo: Es una flor de clara naturaleza solar, por lo que se la conoce también como girasol. Ha sido considerada en numerosos pueblos alimento de las divinidades que purifica al ser humano y le garantiza la luz en el más allá. Por regla general, cuando aparece en sueños indica que en ellos hay una revelación o iluminación.
- Tienda: Los grandes almacenes simbolizan el mundo en relación con quien sueña, son la sociedad misma, la multitud ávida contenida dentro de un gran vientre que el soñante comparte. Ahí encuentra una extraña humanidad con todos a partir del común denominador de una búsqueda de satisfactores. O por el contrario, encuentra el caos como producto de la materialización de la mente humana.
- Ermita: la visión de un templo en sueño entraña una visita a la propia conciencia, quizá en estado de elevación, y a conceptos como los de familia y eternidad. Si las imágenes están cubiertas y la nave se hallara apenas iluminada por velas, será advertencia de dolor y necesidad de resignación.
- Sacerdote: Ver un sacerdote en sueños tiene significados muy diversos, casi siempre asociados a la idea de muerte, condenación y sentencia eterna.
- Tierra: Soñar con una tierra, un paisaje, equivale a necesitar cuidado y consuelo, así como una nueva orientación de la existencia o un nuevo rumbo. De semejante estado anímico surgen conceptos oníricos como el de la Tierra Prometida y el de Tierra Santa, variaciones del significado englobado por el término Paraíso. La tierra es nuestra verdadera madre, la autora de nuestra materia. Y es que la Tierra tiene en sí no un signo zodiacal sino los doce, repartidos con múltiples combinaciones en toda su superficie, con los que diferencia a sus gentes, que la maman de adne Sade, también conocido como Adán. Digamos finalmente que el rastreo onírico de paisajes ignorados tiene el poder de reinyectar al ánimo la energía perdida.
- Hierba: Soñar con hierba entraña una llamada de la Naturaleza. Es probable que quien sueña haya dejado de sentirse parte de cuanto existe y se encuentre en la asfixia que causa un yo desmedido y aislado. Esto origina una especie de desconcierto y embriaguez que da a quien la padece una aparente seguridad en sí mismo y en cuanto hace, pero los resultados siempre son deprimentes, hasta el extremo de dar la impresión de ser consecuencia de una mala suerte sistemática. Contra este estado de cosas, se sabe que existen amuletos naturales.
- Alabastro: Es el mineral más opuesto a la naturaleza de las pesadillas inducidas por reacción nerviosa o sucesos desagradables vividos recientemente. Este mármol translúcido evita los sueños inquietantes producidos por una precipitada o arrebatada elección subconsciente de los símbolos para asimilar lo ocurrido durante la vigilia, por lo cual conviene a personas impresionables o nerviosas tener cerca algo de alabastro.
- Suelo: Evitar el suelo saltando sobre objetos dispersos o yendo de un mueble a otro alude al peligro que diversas tentaciones o preferencias representan para la propia estabilidad en diversos órdenes de la vida.

Enciclopedia de los Sueños
Armando Carranza
Enciclopedias Planeta, Barcelona 1996.


4 comentarios:

  1. hola,,,
    si es de tu gusto vota por mi en
    http://dosamigasiguales.blogspot.com
    solo hasta el 12/31/07, dale a VOTAR y listo, gracias,,,
    un abrazo,,,

    p/d:con mas calma te leeo, y te comento,,,

    ResponderEliminar
  2. bienvenida.. por fin regresaron este tipo de entradas a tu blog...

    ResponderEliminar
  3. Curioso sueño y curiosos los significados de lo que va apareciendo en él. Yo nunca le he buscado mucho sentido a lo que sueño pero estoy seguro que algún día tendré que hacérmelo mirar.

    cuerpecillo, cuerpecillo, cuerpecillo (por si los señores del jurado miran los comentarios)

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Aunque lo miren con 5 años de retraso xD.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios