miércoles, 27 de agosto de 2008

Fucking freak

Soñé que entraba en una habitación y toda ella estaba manchada de sangre. La sangre es lo ma´s bajo en estos casos. Vi las piernas y los brazos amputados de un bebé. Por eso te pregunté, al verte sujetando a aquel recién nacido mutilado, qué has hecho.
Tú me respondiste: yo sólo quería tener un querubín, pero era demasiado humano. Lloré por el niño, en el sueño, y alguien intentó tranquilizarme. Ahora no le duele nada, no es consciente de nada. Y yo susurré: pero lo será.

El bebé no parecía triste. Nunca lo pareció. Ni siquiera cuando se fue haciendo mayor se lamentaba por su desgracia.
Los niños son fuertes porque son inconscientes y no piensan ¿y si…?

Ella sólo se dejaba querer como cualquier animalillo. Comer y dormir; llorar y manchar pañal tras pañal, como cualquier otro niño.
Ilustración: Caja de muñecas, de El Chirri.

José Antonio Martínez Porras, 'el Chirri', expone pinturas y esculturas en la capilla de la antigua 'Bene' (Logroño). Hasta el 27 de septiembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios