viernes, 22 de agosto de 2008

Platónico II (poema de Carlos Villar Flor)


No te mereces que saque la cabeza de la arena
y me sacuda de los ojos estos gra´mulos secos.
Fíjate en tu nariz, en tu acné, oh
En tu nula capacidad trigonométrica,
No eres, estoy seguro, capaz siquiera
De resolver polinomios de tercer grado,
No conoces apenas la formulación química en sistema Iupac,
Seguro que, cuando llegas a casa, y
Cuelgas de la percha tu barato plumífero, globo anora´s,
Ni te acuerdas de recitar impérritamente la lista
De los reyes godos.
Y quieres que lo deje todo, todo, todo.
Mírate, tú y tus dos amigas eternas
Juntas lleváis todo vuestro pobre Liliput de bolsillo.
Jama´s te desmelenó el céfiro tu fecunda cabellera,
Ni te sorprendió el amanecer en el Kon-Tiki
(¿para qué salir de Logroño, Logroño?)
y jama´s te aventuraste a contemplar, embelesada
la pluma del Avec Roc.
Y aún ma´s, mira tus gafitas sin marca (o con marca
De pufo, compradas, eso fijo, en un barato-barato)
Que ocultan ah esos chorros
De la´ser subersivos, indiscriminados, cegador, asesino,
Terroristas practicantes contra incautos profesores que
Intentaban explicarte, pobrecillos,
Sandeces varias sobre aspectos del teatro isabelino.

Ma´s relinchos de luciérnagas
La sirena del Pisueña, 2006

PD: El dibujo que ilustra esta entrada es de Audrey Kawasaki, artista que he descubierto (y me encanta) gracias a un comentarista anónimo.

3 comentarios:

  1. Pero en serio, ¿para qué quiere tantas tijeras?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo, creo que no has entendido la profundidad absoluta de esta gran obra de arte... Guiño, guiño... xD

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios