miércoles, 18 de mayo de 2011

Monográfico de Hurts.

Escuchaba mucho Hurts a finales de 2010. Recuerdo que iba escuchándolos de camino al Centro de Idiomas cuando fui a hacer el examen de inglés para el Erasmus (curioso que me pidieran inglés y no alemán para solicitar el Erasmus para Bayreuth), por lo que fueron la banda sonora para mis pensamientos sobre un curso en Alemania, la gran oportunidad que esto supondría para mí, y tantas otras cosas, tanta ilusión y tantos nervios por aprobar una prueba de inglés que se presentaba como pasaporte a Bayern. Esto fue en noviembre. En diciembre me confirmaron que me concedían el Erasmus y, desde entonces, me comen el miedo, los nervios y las múltiples inseguridades. Miedo al avión, a la economía (mardito parné), al idioma (no tengo ni zorra de alemán ni dinero para pagarme unas clases), al nivel de la universidad de Bayreuth, a la distancia, a tantas cosas. Pero el otro día, de camino desde mi casa a la de Óscar -nos separa un paseo de treinta minutos- me puse a Hurts después de tantos meses y volví a sentir lo mismo. Tengo miedo y nervios e inseguridades; una alegría triste o una triste alegría como en una tarde de domingo. Pero también creo que tengo el valor suficiente para superar dos horas (...) de avión, para lograr la fuerza de voluntad y constancia necesarias para aprender alemán por mí misma y el Tell Me More, y vivir nueve meses en Bayreuth.  















7 comentarios:

  1. Awixumayita es capaz de eso... y más.
    tu madre ya ha empezado la campaña pro-Bayreuth y no hay nada que temer,
    ni a volar (ya me apuntaba yo..) ni al idioma ( todo se puede aprender),
    ni al dinero... tu familia está contigo ( sin dudarlo)
    plataforma naranja en todas las plazas de Espaaaaaña!!

    ResponderEliminar
  2. déjate de mierdas y sal a la calle.

    mucho ser distinta pero a la hora de serlo y romper con lo que no te gusta te dedicas solo a ti misma, eres igual de egoísta que el sistema que dices despreciar, solo intentas ser distinta porque es una moda más.

    ResponderEliminar
  3. es sorprendente la valentía de los ANÓNIMOS.. da la cara mamón que así sólo te vemos el culo

    ResponderEliminar
  4. tus anónimos pierden fuerza, yo esperaba algo del tipo si quieres ir entrenando aquí tienes una frankfurt, o algo por el estilo del anónimo homónimo


    verificación de la palabra: trool

    ResponderEliminar
  5. ¡Ánimo, Adri! Esos sentimientos encontrados que describes y esas sensaciones son totalmente normales. A mi me pasó lo mismo cuando viajé por primera vez al extranjero, y también cuando me vine a Pucela. ¿Qué pasará? ¿Con quién viviré? ¿Habrá algún problema? ¿Y si me pongo enfermo? ¿Y si le entro a alguien por el ojo izquierdo? ¿Y si eso no me gusta y me siento a disgusto y mal? ¿Y si añoro mi casa? Es una especie de sentimiento de Odisea. Sabes lo que tal vez te espera, pero sólo eres capaz de centrarte en los aspectos negativos. Yo llevo una especie de Erasmus a lo probre de cinco años aquí en Valladolid. Cuando fui al extranjero (a Alemania a un campo de trabajo), fui con mi inglés patatero de entonces (seis años ya, joder, joder, casi me pone más negro eso), y estuve bien. No te preocupes por la gente. Los alemanes son gente hospitalaria, y suele haber bastante buen rollo entre estudiantes erasmus. Además, no estás sola. En esta época globalizada, tienes a la familia y a los amigos más cerca de lo que te piensas para lo que sea, y no creo que te vayan a dejar tirada, a tenor de los comentarios. Así que yo no temería demasiado. Los nervios son inevitables. El viaje siempre es una experiencia excitante. Tiene el sabor amargo y estimulante de las distancias, de lo desconocido, de la incertidumbre, pero te aseguro que si te sale bien, te dejará mejor sabor en la boca que la más dulce ambrosía del Olimpo.

    ResponderEliminar
  6. Marco, ¡muchísimas gracias por tu comentario!y a mi madre, y a todos, por vuestros ánimos... :)
    Significa mucho para mí. apenas he salido de España, como mucho a Londres, Génova, Toulousse... pero no ma´s de 15 días en cada uno de esas ciudades... y me acojona un poco-bastante- eso de irme 9 meses a la alemaññña.
    Un beso enorme amores

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios