martes, 22 de enero de 2008

#10 Ilyena

Pero es tan dificil no caer...

Y me dejé llevar...
Dije, por qué no, y le dejé pasar.
Y por qué no, y le ofrecí algo para tomar.
Y por qué no, y puse mis canciones, y le enseñé fotos de Petropavlovsk. Y, por qué no, pensaría él...
segundos antes de besarme.
Era la tontería, la excusa para dejarlo.
Pero, ahhh..., fue tan placentero.

El apartamento está vacío. Tan vacío que hay eco.
Tan vacío que sólo verlo da frío ,y evoca soledad.
Mis labios se abren, como dos ramas. Rama de conjunción que se parte en dos, porque tocándote estoy negando a una variable... que está satisfaciendo a esta valuación, que soy yo.
Saber que no debo hacerlo, este remordimiento tan jodidamente excitante, me está llamando la atención disfrazado de calambres.
Recorren toda mi piel, pero tú los matas con caricias, reavivando una lujuria oculta, incandescente; escalofríos que me hacen arder.
Más que besarte... te quiero morder.
Y tú, dime, ¿qué vas a hacer? Quieres hacer conmigo cosas que nunca has hecho. Cosas que no has podido hacer con ninguna otra... Y sabes que conmigo sí que puedes. Lo intuyes, lo supiste desde el momento en que me viste por primera vez. Maldita sea... de ti pensé lo mismo.

Me tienes atada a la cama, a tu alma; mis ojos vendados, tampoco puedo tocarte.
Me pides que te hable en mi idioma, но я не знаю то, что я могу сказать Вам, mientras susurras con tus labios hormigueos de placer en la cara oculta de mis muslos. Sentir el calor, como tu aliento entra en mí.
Fóllame antes de que me arrepienta...

Quiero... De alguna forma lo necesito. Pero no te veo, no sé quién eres realmente. Es como antes. Hay silencio.

La música ha parado. El aire se ha tensado en la habitación.

Poco a poco todo revive, recobra el movimiento. Más rápido, por favor, susurro a un hombre a quien no puedo ver, pero al que siento como si fuera parte de mi ser.
Te noto encima de mí.
Siento que me derrito, que dejo de ser humana. La verdad es que ni siquiera me reconozco como animal. Sólo percibo tu olor, tus manos agarrándome las muñecas, intuyo tu mirada fija en mis pechos encendidos; intuyo cómo te excitan mis gemidos. Te gusto tanto que quisieras matarme.
Me gustas tanto que quiero matarte. Pero no te veo, no estoy segura de quién eres.

¿Y si me equivoco?

Si más que mal me estás haciendo bien...
Hoy me tienes para ti, maldita sea. Eres mi maldita tentación... a la cual he sucumbido... Quizá.

Esta es mi primera pequeña muerte...



7 comentarios:

  1. Me has dejado pensando...Me he sentido tantas veces en esa misma situación...Sin poder describirla...Me alegro de que hayas vuelto.
    Pusu!

    ResponderEliminar
  2. cierra los ojos, deja el sentimiento fluir, abandónate a la tentación, explora caminos que luego acudan a tu recuerdo con una sonrisa...y exige que la noche y quien cubre de caricias tu piel, cuide de ti, por encima de todo.

    Muere poco a poco, mil veces en una noche...

    Besos
    :-)

    ResponderEliminar
  3. te estás perdiendo o te estás encontrando?

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo el regreso, con nuevas sensaciones, siempre esperando más. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que me hayas visitado porque me permitio venir nuevamente y difrutar de tu regreso.
    Eres simplemente Maravillosa y unica, Te extrañe.

    ResponderEliminar
  6. La petit morte... hay un ensayo fotográfico de Aura Rosenberg que se llama HEAD SHOTS. Trata de primeros planos de hombres en el preciso instante que tienen un orgasmo. Es buenísimo el ensayo. Si puedes míralo.

    http://www.aurarosenberg.com/headshot.html

    Me encanta tu blog. No comento porque la mayoría de veces no sé que poner, porque me dejas muy impresionado por lo que escribes. A veces hasta me da verguenza entrar en un mundo tan íntimo como tu "yo sexual". Si no vuelvo a comentar no es porque no te lea... todo lo contrario... todo lo contrario... me dejo entender...?

    Un abrazo.

    pd.- un honor que me leas, en serio.

    ResponderEliminar
  7. Abandonarse a la pasión, esa pasión que te hace olvidarte de ti mismo, que te ciega, que te absorbe... es delicioso.

    Escribes muy bien, me gusta. Gracias por compartirlo con nosotros.

    Besos,
    tTiger

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios