domingo, 27 de abril de 2008

Puta Bipolar

Tengo millones de personalidades que se cruzan, que se alían contra mí. Tengo una camada de pequeños bichejos amarillos que se aferran a mis uñas y me sacan la piel que hay debajo de mis huellas dactilares. Tengo muchísimos defectos que rebotan contra el espejo del baño y un rímel barato que se corre cuando hace frío.

Así, literalmente.


Tengo un librito en blanco donde escribo mentiras para arruinar mi vida. Tengo una botella de plástico abollada y a punto de caer sobre mis pies. Tengo un libro en negro donde disimulo ser una prostituta despeinada. A veces sólo quisiera tener las medias rotas.


It’s all over but the crying, dijeron Garbage.



Estoy bastante harta de los prejuicios que se me están metiendo a rosca por detrás del cuello, un poco más debajo de la nuca. Tengo una lata de cerveza mirándome con cara de pena. Y no sé qué hacer.... No sé qué hacer con todos los pensamientos que se amontonan en mi cabeza y no puedo expresar... ¡Nadie me advirtió de lo difícil que sería hablar!



Porque aunque no lo sepas, soy esa niña pequeña que cada noche es acosada por el gigante verde, pero no... No es el del maíz, es un monstruo enorme que me quiere rasgar las encías con un cuchillo de sierra. Y no lo puedo evitar, ¡me gusta tanto el sabor de la sangre entre mis dientes! Ya os dije que soy una puta gótica muerta de hambre.



Y sigo atada a este cordel rosa que me aprisiona la garganta, aunque el destino decidiera que no debería morir ahogada. Tod­avía lo puedo ver, tras las la´grimas: es mi vida a través de un cristal. Desde fuera parece todo más fácil: incluso me veo más delgada y puedo cantar canciones de No Doubt.



Puede que sean, como dijeron Franz Ferdinand, Dardos de placer, que aunque no quiera son clavados contra mí. Es él quien me tiene atada a esta diana y juega a la ruleta rusa con las cucarachas que se apilan contra mis muslos para ver la función.



Me han vuelto loca después de haberme llamado poetisa. Pero es que si soy escritora puedo permitirme estar loca... así, con suerte, igual venda más aunque termine tirada en una cuneta con una sobredosis de heroína



Quién sabe, dijiste cuando vimos a la Pequeña Amy Winehouse: Después de todo, se la ve feliz. ¿O tal vez a quien vimos fue Dita Von Teese? Yo siempre quise impregnarme en alcohol, y tú verme dentro de una copa de Martini.



Pero siempre supimos que lo que en verdad quisimos fue acabar como los protagonistas de Dolls: colgados trágicamente de un árbol en un peñasco nevado.



Llévame atada a ti, bien fuerte, que no me suelte... Que, por alguna extraña razón, quiero pertenecerte.



Hoy me siento flagelada por los monstruos que encerré.

13 comentarios:

  1. ¿Una caja de pequeños monstruos gigantes que amenazan con comerse a su dueña y creadora?
    Sácalos de la caja y baila con ellos la danza de la locura, pero las rayas y los pinchazos en venas déjalos, sino en vez de monstruos verás duendecillos, que es más vulgar.

    ResponderEliminar
  2. Tengo una lata de cerveza mirándome con cara de pena. Y no sé qué hacer.... No sé qué hacer con todos los pensamientos que se amontonan en mi cabeza y no puedo expresar... ¡Nadie me advirtió de lo difícil que sería hablar!

    Los que te dijeron que sería fácil hablar te engañaron, hablar nunca fue fácil, hablar es más que decir una o dos palabras.

    ResponderEliminar
  3. Awy querida, es increíble cómo tus palabras evocan en mí todos los pensamientos que me venían a la cabeza cuando me ponía a reflexionar más o menos con la edad que tienes tú ahora. Yo también soy bipolar, como nos llaman ahora en forma políticamente correcta a lo que siempre fueron maníaco depresivos... Estar harto de los prejuicios es un primer paso para acabar con ellos y lo aplaudo. Escribes maravillosamente. Nunca dejes de hacerlo, por favor. Sigue adelante, bonita. Mis besos y todo mi cariño,
    V.

    ResponderEliminar
  4. "Yo siempre quise impregnarme en alcohol, y tú verme dentro de una copa de Martini"

    me encanta la frase, puede que algún te cite ;)

    Saludos sáuricos.

    ResponderEliminar
  5. Es difícil hablar, es difícil ahogar esas cuchillas que desgarran por dentro, mezclada contradicción que somos, suma de vivencias. Agárrate fuerte a lo que desees porque sólo así dependerá de ti.

    Un beso, vestido de ti, de todo lo que llevas dentro, de todo lo que eres.

    ResponderEliminar
  6. No escribas borracha. No te sienta bien.

    ResponderEliminar
  7. Que no me sienta bien emborracharme o que no me sienta bien escribir borracha?

    ResponderEliminar
  8. Las dos, supongo. Pero me refiero a la segunda.

    ResponderEliminar
  9. jejeje los pequeños monstruos de la caja siempre son comestibles....
    jejeje
    Besossss bipolares xD

    ResponderEliminar
  10. sabes q me gustaria follarte?

    ResponderEliminar
  11. Pues no sé, anónimo, ni siquiera sé quién eres.
    Se agradece la valentía.

    ResponderEliminar
  12. tus delirios se parecen mucho a los míos, y en ese sentido me siento hermanada con tus eskritos.
    viscerales, intensos, tan sublimes.
    verdaderamente un placer pasar por aka!

    ResponderEliminar
  13. dile a bydiox que su carrera como crítico literario ha muerto antes de empezar. Si escribes así cuando estás borracha, vales un huevo. Quien te llamó poetisa sabía de lo que hablaba. La autodestrucción está sobrevalorada.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Entradas y Comentarios