lunes, 1 de diciembre de 2008

Russian Red, One little plane y Choke...

Viernes: One Little Plane y Russian Red en Sala Borja (Valladolid).

Muchos flequillos a un lado, corbatas, gorros y gafas de pasta… Es la fiesta de los maniquíes.

Lo único auténtico ahí dentro fueron Russian Red y One Little Plane y la actitud tímida y natural de las cantantes.

Creo que estoy exagerando y generalizando demasiado. Volvamos a empezar…


One little plane no interpretaron canciones: crearon un ambiente casi onírico con su música. Un sueño al que nos adentramos desde Rise. Y cuando Kathryn se equivocó en una canción, dio pataditas en el suelo como una niña y volvió a empezar colorada, me enamoró.

Y qué decir de la actuación de Russian Red…

Cuando logró ponernos la piel de gallina al versionar el tema “Llorando” (aunque ella lo interpretó en inglés). Sí, “Llorando”, la canción de una de las escenas más perturbadoras e inquietantes del cine.

Cuando se ruborizó por no acordarse de la letra y el soplapollas de turno encendió de pronto todas las luces, dejando ver el rostro sonrojado de Lourdes, que literalmente salió corriendo del escenario como si con las luces una fuerza superior hubiera gritado SILENCIO y todo aquel sueño se hubiera roto por completo (como en Mulholland Drive), todos volvimos a la realidad, el vello dejó de estar tenso y salimos a la calle para descubrir que seguía siendo noviembre y no había dejado de llover.

Sábado: Asfixia.

Para una (amante) lectora de Palahniuk como yo, la adaptación cinematográfica de Asfixia resulta bastante light, pero no por ello floja ni mediocre. La verdad es que la película de Clark Gregg es fresca, divertida y cuenta con las destacables interpretaciones de Sam Rockwell y Anjelica Huston.

Sí son mediocres, todo hay que decirlo, los flashbacks. En la novela de Palahniuk la infancia del protagonista se presenta como una historia paralela a la trama principal, siendo bastante importante para entender la forma de ser y actuar de Victor. Pero en la película el pasado queda bastante desdibujado, convertido en simples flashbacks que se abren y se cierran de una forma bastante cutrecilla.

La única conclusión que puedo sacar es que fui con los prejuicios propios de quien se espera una adaptación cien por cien fidedigna de uno de sus libros favoritos. Esos prejuicios que a lo largo de la hora y media que dura el film hacen que te preguntes por qué han desechado ciertas partes, por qué han incluido otras y por qué han suavizado tanto el final. ¿”Metedura de mano” del productor? Seguramente.

Pero bueno, la verdad es que salí bastante contenta del cine. Tal vez tuvo que ver que en la escena final sonara Reckoner (¿y cuándo no dejan buen sabor de boca Radiohead?)

Sólo os digo una cosa: Si no os habéis leído el libro, hacedlo después de ver la película. Os gustará mucho más. Y digo mucho más porque, al menos en mi caso, me gustó bastante, y creo que a todo aquel que se ha leído el libro también va a parecerle buena, sobre todo si deja los prejuicios y el recuerdo de las grandes descripciones de Palahniuk en la puerta del cine.

6 comentarios:

  1. Pues el libro no me lo he leído así que queda apuntado...

    Una vez vinieron russian red a Zgz y me los perdí, me enteré esa misma tarde y ya estaban las entradas agotadas :(

    Besicos

    ResponderEliminar
  2. hola adriana, soy vuk. quería decirte que he subido el texto "subalterna" y el link de tu blog a:

    http://lasmanerasderecogerseelpelo.blogspot.com

    espero que no te importe.
    un abrazo,
    Deb

    ResponderEliminar
  3. cuando dieron las luces en el concert de RR fue como cuando te pillan en pleno orgasmo y te joden el polvo. Una gran putada, me molo cuando Lourditas reconoció que no se sabia la letra, genial!!! buen concert coincido contigo en One Little Plane!

    ResponderEliminar
  4. Donde yo vi a Russian Red la acustica era malísima, había zumbidos por todas partes, xD, hasta ella misma lo dijo. Es curioso, en mi concierto también se equivoco con la letra.

    Algún día de estos tendría que empezar a leerme algo de Palahniuk...

    Xao.

    ResponderEliminar
  5. Lourdes es genial, en serioo tan tímida, pero tan, no sé...TAN DULCE!!!! En Zaragoza se le fue la letra también un momento, pero con unos aplausos y el calor de todos enseguida le volvió. Jo, es q es un amor...
    a los otros no les he escuchado...

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios