martes, 25 de agosto de 2009

Pelos






En la ducha.
Tus pelos enredados en mi boca.
Dibujándose en tu frente
pigmento de sudor
entre mis dientes.
Pelos.
Secos en la garganta,
marcando el camino de vuelta
desde mi vientre hasta la cama.
Pelos.
Húmedos en mi almohada,
huidizos en las sábanas, dibujándose
con el pigmento de tu olor
impregnándome el alma.
Pelos.
Que ahogan mis gritos
sucios de una boca que
bebe de tu mano y vomita
en un aborto oral el producto
que resulta de la suma de tu pelo

y mis caricias.


*Las fotos son mías.

6 comentarios:

  1. Nunca había leído nada tan capilarmente gráfico.

    ;)

    ResponderEliminar
  2. Genial, curiosas fotos sin duda, me ha gustado mucho, un beso.

    ResponderEliminar
  3. unos puntos de vista realmente crudos sobre los pelos, no te has cortado un pelo nunca mejor dicho para describirlos, me gusta

    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Preciosos tus versos, muy expresivos y las imágenes realmente impactantes. Besos,
    V.

    ResponderEliminar
  5. esa imagen de los pelos es una dama del s. XIX , total!

    ResponderEliminar
  6. Este texto es maravilloso! No lo había leído hasta ahora, me encanta :)))

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios