lunes, 10 de agosto de 2009

Salpicadero y Puntas. Safrika


Para nosotros agosto era
como un trapo mojado -esto lo recuerdo
mientras lloro y conduzco mi vehículo
a motor
ya sabes -por esa
circunvalación nueva y
horrible.
Para nosotros agosto era, en fin
lo que cuenta es que nos
reíamos y nos encantaban las calles
vacías, con un silencio a medias
que
de algún modo siempre
parecía girar
la esquina.
Y el calor sofocante sobre el asfalto y
nosotros amándonos, por entonces sobre
una cama enorme y con un cuadro de
mando desde el que manejar el mundo
el nuestro
al menos.
(y era suficiente)
Yo le amaba con pesadez y agonía
pero pese a ello me gustaba recostarme
en la cama, mirarle
mientras dormía
hacer cábalas de cómo sería
la vida
sin él.

3 comentarios:

  1. suena hermoso en un verano guardado en cubos de azúcar y en los bordes de una cometa.!!

    Precioso

    ResponderEliminar
  2. Si cambio los masculinos por femeninos tengo una perfecta descripción de mi "Agosto particular" Si es que estas cosas siempre ocurren en agosto...

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios