martes, 31 de enero de 2012

Frío / Calor. Un poema de Happy Meal y una foto de Bayreuth






Hofgarten (Bayreuth). 30/01/12




































El otoño se ha resistido a llegar este año. Parece aún verano y se hace incómoda la feria tan temprano. Gastamos dinero. Siento tristeza. Ya no somos niños. No veo más que miseria. Toda esta gente sólo pide limosna por megafonía. Se entremezclan los gritos de clemencia y nadie se divierte. Los niños tienen miedo. Parece un parque de madrugada. Pero el tiempo es tan cálido que ni siquiera hay un viento que meza los columpios. El miedo es estático. La tristeza sin frío es miserable. El vértigo ha perdido frente a la herrumbre de unas atracciones viejas. Los últimos mosquitos del verano mueren buscando la luz y yo te como con los ojos. Me llamas Mantis y consigues para mí un regalo de tómbola. Grande y peludo. Huele a gasolina. El algodón de azúcar nunca fue tan amargo. Las manzanas de caramelo son vinagre. Tú dices quererme. Y yo a ti. Pero cómo me quieres. ¿Como a ninguna? ¿Como a las otras? ¿Menos? ¿Diferente? Es doloroso para mí pero cómo podría ser feliz si no soy lo mejor que te ha pasado. Anochece. Se hace la oscuridad en nuestro abrazo. Se hace la luz en nuestro amor pero soy Mantis y para ti qué soy sino un suficiente que para mí no es demasiado.



De Happy Meal







1 comentario:

  1. Hay tanta megafonía pidiendo limosna, que ya repudio hasta el silencio.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios