viernes, 30 de marzo de 2012

Through the roof & Underground. Parte 2


o la imposibilidad de escapar de la esencia implícita del ser. o sea, que aunque la mona se vista de seda: de la facultad de filosofía y letras al micro abierto entre cervezas.

Todas las fotografías de esta entrada -salvo la foto de la dedicatoria de La Linga, que como podéis ver por su calidad, es mía- han sido realizadas por Óscar R. Cardeñosa. Gracias por todo, love.

Primera norma del directo: no tocarse el pelo ni la nariz. Foto de Óscar R. Cardeñosa.


Querido visitante:

Si lees la última entrada del blog del Festival de la Palabra. PoeXXI@ es posible que pienses que ni Sara R. Gallardo ni yo estuvimos en el cartel, pero yo os aseguro que sí, y las fotos de Óscar R. Cardeñosa que ilustrarán esta entrada dan fe de ello.

Volver a Valladolid no es fácil. En realidad no es fácil volver, punto.  Desde mediados de 2009 ya sentía que la facultad de Filosofía y Letras me escupía. Salía de las clases corriendo, saltaba los escalones, me rompí algún que otro tacón, resbalé en el hall encerado, ya sabéis. Y no era tanto mi deseo de salir como el deseo del edificio de tenerme fuera. Y es que hay lugares a los que uno, simplemente, no pertenece, aunque se eternice su estancia en ellos. 
Anyway, y pese a todo esto, me apetecía en mi foro interno volver años después como invitada en calidad de escritora como ponente de algo, ya ves tú. Como un personaje cualquiera de Woody Allen, porque yo lo valgo. 
Quién me iba decir a mí, oh, queridos, que ese momento llegaría tan pronto, aunque no en calidad de escritora sino de poeta, y no como ponente, sino como lectora, yo, enmarcada (y colgada, siempre) en el Festival de la Palabranteriormente conocido como Versátil.es. 

Dijo Sara en su presentación que, entre otras cosas, era significativo presentar Epidermiallí porque gran parte del libro fue escrita  en Valladolid. Comparto: también gran parte, si no toda, de La Involución fue escrita en Valladolid. Y, no sólo eso: si no en las clases de lógica que me piraba por las nubes y los márgenes de los apuntes desde la última fila. Decir
que mi yo poético (y crítico) nació en el departamento de Teoría de la Literatura (y literatura comparada) los miércoles por la tarde en las reuniones de COLMO,
en las pasadas ediciones de Versátil.es,
y en La Curva.

Que no podía haber mejor contexto que ese para dar a conocer La Involución Cítrica,  y para darme yo en general, y que por eso, tratando de dar lo mejor (o darme entera), leí textos también de Engaño Progresivo y Happy Meal. 


Foto de Ángel Arribas

Momento Inditext: 
aunque no se vea en las fotos por el formato de telediario, llevo:
Camisa de cuadros de Zara
          Shorts vaqueros de Bershka (15,99€)
       
          Zapatos rojos de taconazo y plataforma de Bershka (25,99€)

          Panties transparentes de 40 dens, tienda de lencería de Medina del Campo.

Pero dejemos a la burra (como se solía decir: el burro delante, que no se espante) para luego, y vayamos por partes.


Martes 20 de Marzo de 2012. 
Mana.
Salón de Grados de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Valladolid.

11:00. Presentación del Festival.

Normalmente las presentaciones son formalidades. El rector, la decana (o al revés, ya no sé ni quién es quien), José Pablo como el Boss de Colmo, Celia Prieto Mazariegos como cofundadora del Festival, Bulgarcita como representante de los Arados, you know. Formalismos. Bienvenidos. Gracias. Tiempos de crisis. Renovación.
Pero, para sorpresa de todos, PoeXXI@ estuvo cargada de emoción y sonrisas desde el principio. 

Emoción, porque si Versátil.es se convierte en PoeXXI@ no es sólo por los cambios a los que la organización se ha visto obligada hacer por recortes en el presupuesto, sino porque el alma mater tanto de Colmo como del Festival, Javier García Rodríguez, ya no está en el meollo, ni siquiera en Valladolid , y esto es algo que a todos los colmillos nos pone tristes y melancólicos, y se notó en las palabras de José Pablo y Celia, y en las de Bulgarcita, que lo equiparó a Obi-Wan, lo que dio lugar a que el Festival se inaugurara con las siguientes palabras: "Que la fuerza os acompañe". 

12:00 h. Letras sonoras
Participantes: Diego Vasallo, Dani Duque (La Linga), Alfredo González y Roger Wolfe
Modera: Verónica Mellado

Interesantísima mesa redonda sobre las relaciones extramatrimoniales de la música y la poesía, a veces demasiado adúlteras y fallidas, a veces de una conexión perfecta. Hablaron de los músicos que musican poesía de otros, y de músicos que se pasan a la poesía. La diferencia sustancial entre canción y poema, gran debate. Pero cómo hablar de diferencias en estos tiempos de no tags. Qué es poesía, me preguntas, hoy, que vemos el verso blanco y tajado a machete en casi cualquier libro de poesícontemporáneo; así como el poema en prosa, contradicción en sí mismo para muchos, o la vueltal soneto entre los poetas más jóvenes. El claro ejemplo de lambigüedad en el último libro de Diego Vasallo: Canciones que no fueron. 
Por otro lado, el respeto a los poemas a la hora de musicarlos. ¿Hay que modificarlos paradecuarlos a la música o es ésta la que ha de adecuarse al poema? 
Por un lado, Dani Duque, en representación de La Linga, que acaban de sacar el disco Canciones atraversadas, donde versionan poemas de José Manuel de la  Huerga, Belén Artuñedo, Ana Isabel Conejo, Maeve Ratón, Pablo López Carballo, Javier García Rodríguez, Rafael Valdivieso, Macarena Trigo, Raquel Lanseros, Juan Manuel Rodríguez Tobal y Celia Prieto Mazariegos, se posicionó en favor de mantener la estructura original del poema, entendiendo que de esta manera respetan al autor. Por otro lado, Alfredo González declaró que él directamente viola los poemas que versiona, cortando, pegando y modificando lo que haga falta para que case bien con sus composiciones. Siguiendo esta línea, el poeta Roger Wolfe consideró como buena estactitud, alegando que el poema deja de ser del poeta para ser de quien lo lee, de modo que el músico puede sentirse libre para manejarlo a su antojo. De hecho, recordó el proyecto musical que realizó con Diego Vasallo, La Máquina del Mundo, para el cual permitió la más o menos leve modificación de sus poemas en beneficio del resultado final. 
De todos modos, Roger Wolfe también comentó que ya llevaba tiempo realizando Spoken Words en lugar de lecturas convencionales, porque ni le gusta escuchar recitales, ni darlos. 


Os dejo la versión que hace La Linga de los poemas Sus canciones eran de la luz (José Manuel de la Huerga) y Delito (Belén Artuñedo): La casa del poema.














Por otro lado, no quiero ser tocapelotas con este tema, porque a mí siempre me molesta que me digan lo nerviosa que he estado, lo roja que me he puesto o lo tímida que soy, porque no me gusta que me digan lo que ya sé, pero me gustaría hacer un breve apunte sobre la intervención de Verónica Mellado, y es que en ocasiones, de puro nervio, hablaba tan deprisa que me costaba pillarla. No tiene por qué ser malo, los nervios a veces resultan encantadores. 





13:00 h. Lectura de poemas: Amalia Iglesias y Julia Piera


Cristina Abril (presentando a Amalia Iglesias), Julia Piera y Amalia Iglesias.
Una de las mejores cosas que tiene El Festival de la Palabra es que siempre nos descubre poetas que no conocemos y muy pocas veces nos decepcionan. Este año tuve la oportunidad de escuchar-conocer a Amalia Iglesias y Julia Piera.


Creo que lo mejor que puedo hacer es dejaros un par de poemas suyos:





Julia Piera.


Sueño blanco. Entre el amor y la cocaína
en busca de la parálisis del sol


un vientre llamado a las sendas del Este


condenado por un ejército de enanos
mitadniño-mitadmono


a convocar
manchas de noche cerrada,
oscuro séquito clic
poliformes, a sus muertos


de Puerto Rico digital


Oye Amalia, que digo yo que a ver si te lees el de Ítaca
El poema que elijo de  Amalia Iglesias es Ítaca no existe (Un lugar para el fuego, 1985).  Leyó este poema por petición de Pedro Pablo Conde Parrado, director del Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Valladolid. 


Amalia Iglesias e Isabel Escudero (presentando a Julia Piera)




 Itaca no existe


Tres vueltas de llave y un olor a silencio,
la luz súbitamente estrangulada en el lecho sin fondo
y la humedad de quince o más otoños
y esta locura
y esta oscura gangrena de embriagada penumbra,
tres o cuatro macetas con esquejes de olvido
o esa vela gastada en noche de tormenta.


Las puertas columpian el llanto de sus goznes.
Hace ya tiempo que no hay golondrinas al borde del tejado.


Asciendo lentamente
                                     aquella escalera de los sueños freudianos,
subo a los altares mínimos
                                              de mi propia insuficiencia.


¡Cuánto ayer empozado,
cuánta breve mortaja,
cuánto leve recuerdo!


Sobre la cal de esta pared escribo un verso:


He regresado y nada me esperaba.


Quizá se vuelve como a la patria o al padre
con un algo de herida
y esa ansiedad de no reconocerse en los viejos espejos.
Quizá se vuelve tarde,
se vuelve ya sin tiempo.
Desde el suelo
una muñeca muerta me contempla,
                                            -una muñeca serenamente muerta-


Me alejo
con la desagradable sensación de haber profanado una tumba.


De Un lugar para el fuego.







17:00 h. Presentación de libros: Diego Vasallo, Adriana Bañares y Mauricio Herrero
Presenta: Christian Supiot


Tiempos de sequía.
Mauricio Herrero, Adriana Bañares, Diego Vasallo y Christian Supiot presentando.





Obsérvese en la fotografía que, pese a tratarse a una presentación de libros, ninguno de nosotros optó por poner un ejemplar de su obra en posición vertical sobre la mesa modo de promoción como hacerse suele. Como diría Salvador Raya, ¿Qué pasa, que se creen guais? Seguramente.


Guais no sé, pero que se trató de una mesa de estupendos de la vida, posiblemente. Durante la comida, Diego me dijo que no quería leer porque no se le daba bien leer su poesía. Yo le dije que pasaba de hablar de mi libro. Total: que él habló de su libro y a punto estuvo de no leer (hasta que Christian salvó la situación y le instó a leer un par a sabiendas de lo mal visto que esta´negarse en público) y yo leí un par de poemas del libro y el resto del tiempo lo invertí a leer poemas de Engaño Progresivo y Happy Meal. No por llevar la contraria -ya sabéis que eso no es propio de mí- sino porque de La Involución Cítrica no estoy del todo satisfecha con los poemas (REM). Prefiero la primera parte del libro (Oniria), compuesta de relatos, y, claro, en un festival de poesía la irreverencimáxima hubiera sido leer relatos. Para no variar, no preparé los textos, así que me comporté como una petarda pasando páginas entre poema y poema. Brilliant.








Estos textos que no son poemas.
Estos poemas
que no sé si llegarán a ser
poesía.
Estos bocetos de canciones
que nunca fueron.
Estos latidos
estas paradas de tiempo
estas ausencias
de mí mismo:
estas muertes sobrevividas.


Diego Vasallo. De Canciones que no fueron. 








Mauricio Herrero tuvo la decencia de hacer las dos cosas y hacerlas bien. Hablar del libro, y leer poemas. Aquí va uno:




En el tiempo lejano de mi infancia
enero erosionaba los perfiles del aire,
helaba el agua de los albañales,
trazaba el derrotero del invierno
y lo colgaba después en los balcones.
Amanecía a días con la luz
que dejaron los mozárabes
que vinieron del sur olvidada hace siglos
en prodigiosas hiladas de plegarias,
que yo descolocaba cada tarde
en el corto camino hasta mi casa.

Salmodiando la luz me entretenía
mientras el frío me arropaba
los huesos y la luz traspasaba
la distancia de todas las memorias,
la suma inaprensible de todos los caminos,
la retina de un tiempo detenido
en los campos de juegos infantiles
aprendidos sobre la alfombra coagulada del hielo.

Salmodiando la luz me entretenía
cuando volvía a casa y te encontraba bordando
las horas de los días que traían los pájaros.





Como se suele decir, todo un honor para mí haber compartido mesa con estos dos señores,  agradecida por la presentación de Christian. 


Roger Wolfe escuchando


Por otro lado, he de decir que tener a Roger Wolfe entre el público acojona un puñao y medio, sobre todo después de lo que dijo por la mana con gran rotundidad. No obstante, dejaré aquí escrito con gran orgullo, que él mismo me dijo que le había gustado mucho lo que había leído. :)


love me, bitches. 


También me gustaríaprovechar el momento para preguntar al jovenzuelo estudiante de periodismo que me pidió el correo para hacerme una entrevista, ¿qué pasó? No recibí ningún correo. ¿Me reemplazaste por otra poeta más joven? Entiendo.


18:30 h. Poesía singular: Lectura de poemas de Javier García Rodríguez


El gran momento de la tarde vino después, con la lectura de Javier García Rodríguez. 


"Qué cabrones"




Como no podía ser de otra manera, tratamos de engar al boss para hacerle un homenaje. Le apagaron las luces y le pusieron un vídeo con fotografías y fragmentos de pasadas ediciones de Versátil.es, como la mítica lectura de Carta de postres de Juan Bonilla. Momentos propicios para el llanto emocionado como ver a Celia Prieto Mazariegos inaugurando el primer Festival de la Palabra, o al propio Javi, claro, y fotografías de tantas noches de post versátil.es en La Curva. 


El vídeo corrió a cargo de Diego Nieto Velasco y la presentación, a cargo del chico de La Curva: Ángel Arribas. Si por la mana ya compararon a Javi con un mito freak como es Obi-Wan, Ángel jugó con la idea de poesía mutante y el grupo de poetastros que formamos COLMO para equiparar a Javier con el profesor Charles Xavier de los X-Men. 


La misión de Xavier es promover la afirmación pacífica de los derechos mutantes, mediar la coexistencia pacífica entre mutantes y humanos y proteger a la sociedad de los mutantes peligrosos, incluyendo a su viejo amigo Magneto. Para lograr su objetivo, ha fundado la Escuela Xavier para Jóvenes Talentos (más tarde llamada Instituto Xavier) para enseñar a los mutantes a explorar y controlar sus poderes. Sus estudiantes lo consideran un visionario y a menudo se refieren a su misión como el Sueño de Xavier. Su primer grupo de estudiantes fueron los X Men originales.

Ubi Sunt?
El cielo que ofrecí
an se esfumó como el vino
de l
a noche de un viernes rotundo e infinito
en que jóvenes ebri
as de alcohol y de deseo
b
ailaban sobre el suelo brillante de una playa.


La razón de su fuerza murió con la costumbre.
De un tosco m
aquillaje mal dispuesto en el rostro
quisieron esas niñas levantar un imperio
de sombras y de rímel.


Si es verdad que con ellas me demoré en exceso
no fue porque en sus labios yo buscara la vida.
Más bien, ahora lo entiendo, en su mínimo espacio
los dioses máamables, también los más terribles
-con la caligrafía inútil del deseo-
escribieron de noche un testamento frágil. 

De Estaciones.

Memorable!




Y el punto estupendo, cómo no, para Chinarro, que disfrazado de Eugenio nos deleitó con su poperío de rockdelux.



20:00 h. Concierto (con la colaboración de Laika): Sr. Chinarro (Aula Magna “Lope de Rueda”).







Y por la noche, a la Guajira y a la Curva, a tomar cañejas mientras disfrutamos de las obras que los  Arados Signos han realizado inspirados en algunos de nuestros poemas:




La obra del Chulo Punteras sobre mi texto Subalterna,
incluido en La Involución Cítrica.
apunte: Los pinchos son de Nina Hagen. 100% verídico
La obra de Javier de Luna sobre mi poema 240,
también de La Involución Cítrica


3 comentarios:

  1. primero: estabas muy guapa
    me dolió perderme la mesa de por la mañana, me interesaba el tema y ponentes.
    vasallo se me hizo pelín largo, habló mucho del libro y demasiados matices que no dejaban de ser el mismo siempre.
    tú, lo bordaste. no sé, ni quiero saber, si lee el personaje (la niña de las naranjas) o awi la poeta/escritora. la timidez es real, seguramente, pero creo que la explotas y te sientes a gusto creando una atmósfera muy cercana con la que consigues ganarte al público enseguida (todo junto, no?)

    la poesía de herrero me cuesta más, a lo mejor leída tranquilo en casa... pero fue una intervención amena.
    roger wolfe acojona, es muy alto, pero parece un sir inglés en el trato. si no es por casilda me voy con su libro sin firmar.

    en cuanto a la lectura de javier garcía. la presentación de ángel, muy buena y javier leyó cosas que me llamaron la atención y aunque desconozco su obra, creo que me van a gustar bastantes cosas.
    el acto, y no es una crítica ni mucho menos, me pareció por momentos, o casi en su totalidad, mejor dicho, privado. y lo entiendo, la relación con el festival es inseparable para siempre y las circustancias, etc, pero a veces me sentí espectador o voyeur de una cena entre amigos a la que no estaba invitado pero que por cortesía, me llamaron a los postres. espero que por favor no se malinterprete esto, el homenaje era el que había que hacer, clarísimo, pero me dio esa sensación, simplemente, la cual no me impidió disfrutar.

    las obras de la curva, las que he visto, me han gustado bastante

    y no me acuerdo de más porque no estuve

    molinero

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que sigas subiendo escalones.Eso es lo que pasa cuando uno tiene talento y le gusta lo que hace :).

    Por cierto, preciosas las botas blancas de una de tus fotos y las uñas de tus manos pintadas de rojo, jeje.

    Un saludo y que pases un buen fin de semana!!

    INVISIBLE.

    ResponderEliminar
  3. ¡Jajaja! Adriana, no sé si darte las gracias! pero me ha gustado mucho esta crónica de la primera jornada (y única) a la que yo pude asistir. He leído y visto los detalles gráficos de las jornadas que siguieron con envidia y cierta nostalgia

    En general, soy una persona nerviosa que habla deprisa ¡Pedidme que vaya más lento, por favor, la próxima vez! Te aseguro que es un rasgo más genético que anímico¡Ay! sí pudiera yo cambiarme...pero a estas alturas...en fin...

    Espero y deseo que haya ocasiones para volver a vernos y, esta vez sí, charlar con cigarro y cañas en la mano de manera distendida,

    un abrazo

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios