lunes, 18 de febrero de 2008

Amarás a Lynch sobre todas las cosas


Añadid a esta imagen frases al azar que compongan una conversación sin un ápice de coherencia, acompañadas de risas enlatadas que surgen de vez en cuando sin venir a cuento, y una melodía inquietante de fondo. El juego de luces y sombras, el hecho de que sean conejos... Es una escena tan bizarra que más que cómica es una auténtica manifestación angustiosa.

Obra así no podía ser de otro que no fuera David Lynch.

Llegó a mis oídos que Lynch quiso hacer de esto una serie... Bueno, pues eso no lo sé, pero lo que sí sé es que estos tres conejos y sus circunstancias son parte del elenco de personajes que conforman Inland Empire, la última película de este singular director. ¿Y quién pone las voces de estos tres adorables conejillos? Pues ni más ni menos que Laura Harring, Naomi Watts (quienes ya trabajaran con Lynch en mi adoradísima Mulholland Drive) y Scott Coffey, que no tengo ni puta idea de quien es, pero que seguramente Jochen me lo aclare en uno de sus extensos comentarios.

Inland Empire dura exactamente dos horas y poco más de cuarenta y cinco minutos. Por esa razón, cuando este verano quise ir a verla al cine, (pues los logroñeses tenemos la suerte de tener el ciclo de cine de verano, donde tenemos la oportunidad de ver fimes independientes – o al menos no tan dependientes – en versión original), mi novio me dijo: “¿Serías capaz de aguantar tres horas de Lynch?”

Total, que al final fuimos a ver Time, de Kim Ki Duk, una de las pelis del año según mi criterio. ¿Otras pelis de aquel ciclo? Thumbsucker, Brick, A scanner darkly y Delirious, por ejemplo. Esta última, por cierto, la tengo por aquí, a ver si la veo algún día de estos...

Pues bien, todavía me estoy recuperando de esta película. Intentando en vano comprenderla, como siempre me ocurre con este hombre... Y, como siempre, llego a la conclusión de que me encuentro totalmente perdida, pero con una grata sensación. No lo comprendo, pero me gusta. Siento que si encontrara una explicación coherente no sería lo mismo. Me quedo como estoy y santas pascuas.

Entre otras cosas porque Mulholland Drive la he visto tropecientas veces, muchas de ellas libretita en mano para hacer esquemas (lo sé, soy friki...), visité foros de frikis más frikis que yo... y me quedé en las mismas. Y, joder, ¡Inland Empire dura tres horas! Si la viera ocho veces más perdería preciosas horas de mi vida.

Esta peli tiene todo lo que me gusta: Hollywood, desfases temporales, actores con cara de idiotas y putas de la Europa del Este. Y... a Jeremy Irons como secundario de lujo, a Grace Zabriskie (la madre de Laura Palmer en Twin Peaks) en un pequeño pero inquietante e importante papel que pone los pelos de punta, y a Laura Dern desquiciada, muy alejada ya del tierno personaje al que daba vida en Terciopelo azul y de la paleontóloga a la que encarnó en Jurassic Park.

Me ha recordado a Como Un Guante De Seda Forjado En Hierro, de Daniel Clowes. Ahora sí quieres verla, ¿eh, Dani...? Ejem, ejem.

¿Dónde acaba la ficción y empieza la realidad? ¿Dónde termina la realidad y empieza la película?

Eso lo dejo para que lo averigües vosotros mismos. Yo me he quedado encantada con esta joyita de Lynch.

A ver qué tal duermo esta noche...

9 comentarios:

  1. Así a priori, tres horas de Lynch parece algo excesivo... pero quién sabe... Un beso, amiga,
    V.

    ResponderEliminar
  2. Yo fui incapaz de terminar de ver Inland empire. ¡vaya tostón!

    ResponderEliminar
  3. ¿Dónde acaba la ficción y empieza la realidad? ¿Dónde termina la realidad y empieza la película?

    Pareces la Señora del Leño jejejeje pues sí, quiero verla, aunque sea nada mas por animar a mi cerebro a echar humo y a mis nervios a ponerse a prueba (y quizás también mi paciencia)

    Un beso.

    PD.-"el guante de seda" también recuerda a twin peaks, creo que sucede por desarrollar historias sin una idea previa

    ResponderEliminar
  4. ¿Dónde acaba la ficción y empieza la realidad? ¿Dónde termina la realidad y empieza la película?

    Pareces la Señora del Leño jejejeje pues sí, quiero verla, aunque sea nada mas por animar a mi cerebro a echar humo y a mis nervios a ponerse a prueba (y quizás también mi paciencia)

    Un beso.

    PD.-"el guante de seda" también recuerda a twin peaks, creo que sucede por desarrollar historias sin una idea previa

    ResponderEliminar
  5. He visto que estaba en el dvd que le dejaste a bydiox y me la he grabado yo también :P

    Me gusta ver las paranoias de Lynch, aunque no entienda una mierda xD. Eso si... viendo lo que dura me parece que no la podré ver de un tirón.

    A ver cuando te arreglan internet y puedo pasarte algo de música, porque se me van a acabar los cedeses :(

    ResponderEliminar
  6. ¿Que parezco la señora del Leño? ¡Y encima me repites el comentario, cabronazo, para que no quepa duda... jajaja.

    Salu, yo también espero que me pongan internet de una p*** vez, que esto es un sinvivir.
    Por lo demás, te deseo suerte a la hora de ver esta película.

    Me he propuesto estar borracha la próxima vez que la vea, quizá entonces comprenda de qué coño va.

    Paz y amor para todos.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por los dvd's, mujer, pero no hacía falta, con copiar al disco duro hubiera valido ^^

    No te he visto hoy en el seminario, ha estado muy pero que muy interesante.

    Metiendo DVD en el lector... voy a ver mierdajuno, a ver qué tal.

    ResponderEliminar
  8. Cuántas veces he mirado la caja de esa película (la tengo desde hace días) y no me he animado a verla!!

    Tres horas de Lynch... a lo mejor me animo a verla por fascículos.

    Pero la veré. Lynch merece tres horas, muchas más.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Es bellísimo el espacio... estaré visitando lo seguido ha sido también un gusto recibir te en mi casa, de paso te invito a visitar mis postales intersticiales, hasta pronto a brazos

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios