jueves, 21 de febrero de 2008

Spain Is Pain

Cuánto nos preocupamos por lo que está sobre nosotros.
El terrorismo, el paro y la inmigración, eso es lo que preocupa a España. Pero cuando agreden a una niña de quince años, cuando le queman el pelo, la mean encima, pasan sobre sus rodillas con una moto, cuando le destrozan la cara y la dignidad, nos asomamos a la ventana y contemplamos. Contemplamos igual que contemplaban en los circos romanos, disfrutamos del morbo que propinan los autos de fé.

Cuando una niña de quince años vuelve a casa sola, con el pelo quemado, coágulos de sangre que emanan de sus ojos, las rodillas destrozadas y apestando a orín, al encontrárnosla cruzamos de acera. Qué pintas tiene la niña, que hedor tan insoportable.

Ermua tiene 16331 habitantes, y ninguno de ellos movió un dedo. Los suficiente para llamar a la ertzaintza y evitar que la agresión hubiera llegado a esos límites.

Pero nos gusta más el circo, así de alejados estamos siempre de la realidad.

Como dirían Bushido:
Esto es España, Asociación de Amigos a Distancia: Mírame... pero no me toques.

La noticia completa aquí.

3 comentarios:

  1. Estas hablando de Ermua y alli no son muy amigos de las fuerzas del Estado.
    Es indignante, pero es asi.

    ResponderEliminar
  2. Me ponen enfermo estas cosas. Una vez me metí en un berenjenal parecido, aunque eran tres críos mamones y el peligro era mínimo.
    Pero me llevé bronca de mi gente por meterme en un lío sin que nadie me llamara y acabé discutiendo con ellos.
    Y, en cierto modo, lamentablemente se dan casos así. Recuerdo un chaval, no hace mucho, que perdió la vida por meterse en una pelea de pareja. El tipo le noqueó de un golpe y se dejó la cabeza contra la acera.
    Pero no me puedo creer que la gente, desde su casa, que ahí no te van a ir a buscar, no tuviera la sensatez ni sensibilidad de avisar a la policía para que rescataran a la chica. Aunque qué digo..si es algo que se ve en el metro, en los parques y en las calles de las grandes ciudades cada fin de semana. Y todo el mundo mira para otro lado...
    Es la sociedad donde vivimos, como dices, morbosos espectadores, pero desde donde no nos salpique.

    Besotes
    :-)

    ResponderEliminar
  3. La cotidianidad de la violencia, la indiferencia como credo, son tumores muy arraigados por aquí.
    Has rematado el post con una gran frase mi niña!!
    Un beso.
    .

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios