miércoles, 6 de febrero de 2008

Ni tanto...

Tengo que agradecer, antes que nada, a Steam Monkeyy a Ijon Tichy haberme enviado sendos mails que me interesan bastante. No, no son cadenas FW que tanto me aterran... Sino dos manifiestos escritos por mujeres.
El primero que
aquí voy a colgar me lo envío Steam Monkey, y esta´escrito por obra y gracia de Valèrie Solanas.
No tengo n
ada ma´s que decir, porque ella solita se lo dice todo... a ver qué os parece:
Valerie Jean Solanas (nacida el 9 de abril de 1936 y fallecida el 26 de abril de 1988), fue una escritora estadounidense de ideas feministas radicales y de acentuada misandria, famosa por atentar contra la vida del artista Andy Warhol en 1968. Su obra más difundida es el Manifiesto de la Organización para el Exterminio del Hombre (Society fo Cutting Up Men Manifesto), conocido también como Manifesto SCUM, un ensayo sobre la cultura patriarcal.




Vivir en esta sociedad significa, con suerte, morir de aburrimiento; nada concierne a las mujeres; pero, a las dotadas de una mente cívica, de sentido de la responsabilidad y de la búsqueda de emociones, les queda una – sólo una única – posibilidad: destruir el gobierno, eliminar el sistema monetario, instaurar la automatización total y destruir al sexo masculino.

Hoy, gracias a la técnica, es posible reproducir la raza humana sin ayuda de los hombres (y, también, sin la ayuda de las mujeres). Es necesario empezar ahora, ya. El macho es un accidente biológico: el gene Y (masculino) no es otra cosa que un gene X (femenino) incompleto, es decir, posee una serie incompleta de cromosomas. Para decirlo con otras palabras, el macho es una mujer inacabada, un aborto ambulante, un aborto en fase gene. Ser macho es ser deficiente; un deficiente con la sensibilidad limitada. La virilidad es una deficiencia orgánica, una enfermedad; los machos son lisiados emocionales.

El hombre es un egocéntrico total, un prisionero de sí mismo incapaz de compartir o de identificarse con los demás, incapaz de sentir amor, amistad, afecto o ternura. Es un elemento absolutamente aislado, inepto para relacionarse con los otros, sus reacciones no son cerebrales sino viscerales; su inteligencia sólo le sirve como instrumento para satisfacer sus inclinaciones y sus necesidades. No puede experimentar las pasiones de la mente o las vibraciones intelectuales, solamente le interesan sus propias sensaciones físicas. Es un muerto viviente, una masa insensible imposibilitada para dar, o recibir, placer o felicidad. En consecuencia, y en el mejor de los casos, es el colmo del aburrimiento; sólo es una burbuja inofensiva, pues unicamente aquellos capaces de absorberse en otros poseen encanto. Atrapado a medio camino en esta zona crepuscular extendida entre los seres humanos y los simios, su posición es mucho más desventajosa que la de los simios: al contrario de éstos, presenta un conjunto de sentimientos negativos – odio, celos, desprecio, asco, culpa, vergüenza, duda – y, lo que es peor: plena consciencia de lo que es y no es.

A pesar de ser total o sólo físico, el hombre no sirve ni para semental. Aunque posea una profesionalidad técnica – y muy pocos hombres la dominan – es, lo primero ante todo, incapaz de sensualidad, de lujuria, de humor: si logra experimentarlo, la culpa lo devora, le devora la vergüenza, el miedo y la inseguridad (sentimientos tan profundamente arraigados en la naturaleza masculina que ni el más diáfano de los aprendizajes podría desplazar). En segundo lugar, el placer que alcanza se acerca a nada. Y finalmente, obsesionado en la ejecución del acto por quedar bien, por realizar una exhibición estelar, un excelente trabajo de artesanía, nunca llega a armonizar con su pareja. Llamar animal a un hombre es halagarlo demasiado; es una máquina, un consolador ambulante. A menudo se dice que los hombres utilizan a las mujeres. ¿Utilizarlas, para qué? En todo caso, y a buen seguro, no para sentir placer.

Devorado por la culpa, por la vergüenza, por los temores y por la inseguridad, y a pesar de tener, con suerte, una sensación física escasamente perceptible, una idea fija lo domina: joder. Accederá a nadar por un río de mocos, ancho y profundo como una nariz, a través de kilómetros de vómito, si cree, que al otro lado hallará una gatita caliente esperándole. Joderá con no importa qué mujer desagradable, qué bruja desdentada, y, más aún, pagará por obtener la oportunidad. ¿Por qué? La respuesta no es procurar un alivio para la tensión física ya que la masturbación bastaría. Tampoco es la satisfacción personal – no explicaría la violación de cadáveres y de bebés.

Egocéntrico absoluto, incapaz de comunicarse, de proyectarse o de identificarse, y avasallado por una sexualidad difusa, vasta y penetrante, es psíquicamente pasivo. Al odiar su pasividad, la proyecta en las mujeres. Define al hombre como activo, y se propone demostrar que lo es (demostrar que se es un hombre). Su único modo de demostrarlo es joder (el Gran Hombre con un Gran Pene desgarrando un Gran Coño). Consciente de su error, debe repetirlo una y otra vez. Joder, es pues un intento desesperado y convulsivo de demostrar que no es pasivo, que no es una mujer; pero es pasivo y desea ser una mujer.

Mujer incompleta, el macho se pasa la vida intentando completarse, convertirse en mujer. Por tal razón acecha constantemente, fraterniza, trata de vivir y de fusionarse con la mujer. Se arroga todas las características femeninas: fuerza emocional e independencia, fortaleza, dinamismo, decisión, frialdad, profundidad de carácter, aformaciafirmación del yo, etc. Proyecta en la mujer los rasgos masculinos: vanidad, frivolidad, trivialidad, debilidad, etc. Preciso es señalar, sin embargo, que el hombre posee un rasgo brillante que lo coloca en un nivel de superioridad respecto a la mujer: las relaciones públicas. (Su tarea sido la de convencer a millones de mujeres de que los hombres son mujeres y que mujeres son hombres) Para el hombre, las mujeres alcanzan su plenitud con la maternidad; en cuanto a la sexualidad que nos impone, refleja lo que le satisfacería si fuera mujer.

En otras palabras, las mujeres no envidian el pene, pero los hombres envidian la vagina. En cuanto el macho decide aceptar su pasividad, se define a sí mismo como mujer (tanto los hombres como las mujeres piensan que los hombres son mujeres y las mujeres son hombres) y se convierte en un travestí, pierde su deseo de joder (o de lo que sea; por otra parte queda satisfecho con su papel de loca buscona) y se hace castrar. La ilusión de ser una mujer le proporciona una sexualidad difusa y prolongada. Para el hombre, joder es una defensa contra el deseo de ser mujer. El sexo en sí mismo es una sublimación.

Su obsesión por compensar el hecho de no ser mujer y su incapacidad para comunicarse o para destruir, le ha permitido hacer del mundo un montón de mierda.

HAY QUE PONERSE LAS PILAS ANTE EL ENEMIGO.


Descarga directa del libro, aquí.

15 comentarios:

  1. Estadísticamente, el 20% de los hombres son aprovechables, tanto emcional como físicamente.
    El reto es hallarlos, despojados de la máscara que los mimetiza con el resto, cual agente en Matrix...

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Parece que manejaba unos conocimientos científicos contrastados (del tipo de "el "gene" Y es como un "gene" X incompleto)

    En todo caso lo de atentar contra Warhol me gustó (no por nada). Le daría bastante faena a un siquiatra

    ResponderEliminar
  3. Para no gustarle nada los hombres, esto apesta a psicoanalismo freudiano...

    Y es estupendo ver como incluso asi, es incapaz de desprenderse de los tópicos de su época: la mujer es dulce, inclinada a las emociones y a la empatía... ya ya...

    Y la adicción al sexo, la pederastia, la dominación, el racismo, la crueldad... Nada de eso puede hallarse en una mujer...

    Ais...

    ResponderEliminar
  4. Menuda cantidad de paridas.
    Esa tia es una gilipollas con todas las putas letras.

    Adriana, sin animo de ofensa, espero con toda mi alma que esto no te guste de verdad.

    ResponderEliminar
  5. La Virgen Santísima! Cuatro comentarios ya... y lo he colgado hace un par de horas!

    Evidentemente NO estoy a favor de lo que dijo Valèrie... Pero me resultó curioso cuando lo leí... Y ya cuando vi que esta mujer había atentado contra Warhol... Jua´!

    Pero hombre, Pablo, que no estoy de acuerdo con esta señorita. Que yo a los hombres les tengo aprecio... son útiles para cambiar bombillas y esas cosas. Jajaja, no hombre. Voy a callar, que se me va a enfadar Danielo.

    ResponderEliminar
  6. EL manifiesto es puro nacionalhembrismo.
    Por lo demás nunca había visto mi nombre con el enlace a mi Blog y la verdad es que no me gusta.

    ResponderEliminar
  7. Señor, aparte de no tener ni idea de biología y evolución, tamaña cantidad de sandeces sólo puede compararse a los tíos que dicen exactamente lo mismo, pero refiriéndose a la mujer.
    Sería divertido juntarla con uno de éstos, a ver cómo sería el debate, je...
    Fuera coña, lleva uno años luchando por una igualdad plena y tías como ésta lo único que consiguen es la reacción contraria a lo que llevamos buscando. En fin, espero que no sea contagioso.

    ResponderEliminar
  8. Lo primero, voy a despotricar un poco de esto, pero queda claro que entiendo y comprendo que si bien para ti, que eres feminista, el texto tiene interés, no te adhieres a los puntos del mismo manifiesto. Allá va:
    Me gustaría imaginar algo bueno o bonito después de leer esto, pero es casi como leer algún capítulo del Mein Kampf si Hitler hubiese sido mujer. Por suerte, tanto esta dama como el otro desgarramantas del panfleto antisemita, como todos los que quieren imponer visiones totales de un grupo amplio se equivocan de pleno. Cuanto más concreta hagas una definición de algo, y metas más personas en ese algo, más riesgos corres de meter la pata de formas que a veces no llevan a nada bueno. Me alegra saber que no suscribes los puntos de este manifiesto. Puede que tuviera que ser un paso necesario para el desarrollo del feminismo como hoy lo conocemos. Esa rabia... me imagino que no se puede hablar de reacción contra una injusticia tan vieja sin hablar de visceras y aniquilaciones, sólo me alegro de que no se llevaran a cabo alguno de los puntos, como ese en el que pone que todos los hombres al paredón.
    Dios... cada vez que leo uno de estos manifiestos me dan ganas de irme a una isla desierta y que nunca me encuentren... Frey bendita...

    ResponderEliminar
  9. El feminismo tal y como lo conocemos hoy en día,o tal como lo entiende la mayoría de mujeres hoy en día, es algo mucho peor que este manifiesto.Todo lo del feminismo en sus inicios comenzo con la intención de alcanzar la igualdad plena,como dicen por aquí,pero,a quien vamos a engañar,hace mucho tiempo que ellas han dejado de querer la igualdad plena,como cualquiera,ellas sólo quieren lo que más les interesa.

    Al menos la tía del manifiesto,seguramente alguna mujer con graves desequilibrios mentales,tiene la piedad de eliminar al hombre sin más,la mujer de hoy en día no desea exterminar al hombre,desea utilizarlo para su beneficio,algo mucho más placentero,¿por que eliminarlo si le puede ser util para lograr lo que quiere,para manejarlo a su antojo?Es mucho mejor que el este debajo y se le pueda pisotear.

    Lo de la igualdad plena se ha acabado convirtiendo en una excusa para obtener ventajas ,para cometer todo tipo de abusos y barbaridades,para gozar de más y mejores oportunidades y derechos que el hombre,para lograr lo que se quiere sin objetividad,por que con el tiempo las cosas tienden a confundirse y pervertirse y se ha transformado algo noble en un descarado aprovechamiento.

    Si ellas quisieran la igualdad tendrían reparos a la hora de quedarse con los sueldos de sus ex-maridos,y más aún al quedarse con sus casas y echarlos a la calle,destrozándoles la vida,y la oportunidad de levantar cabeza,o a la hora de despojarlos de sus hijos,como también lo tendrían a la hora de disponer de mejores permisos de maternidad,y por supuesto,jamás aceptarían que un gilipollas disfrazado de caballero andante les cambiara la rueda del coche cada vez que pinchasen en la autopista,ni utilizarían toda clase de presiones y condicionantes absurdos en sus relaciones sentimentales para mantenerlas como desean,a veces comportándose como niñas malcriadas y consentidas,ni pedirian favores como chicas buenas o princesitas,por que los machos son estúpidos y hacen lo que sea si se lo pide una tía;cuando necesitan conseguir algo no les importa caer en todos los tópicos machistas que otras veces combaten si con ello logran lo que querían.Sólo son feministas cuando les conviene,hay mucha hipocresía.

    Ellas lo tienen muy claro,y se lo están montando mucho mejor que una pobre loca que quiso destruir a un gran artista,ahí están,con la sartén por el mango,haciendo con los hombres todo lo que les sale de los ovarios.Una mujer como la tía del manifiesto sólo puede pegarte un tiro,pero una chica inteligente y con huevos para hacer lo que sea necesario,ah,eso es algo mucho peor que un tiro en la sien.

    Igualdad,eso sería lo justo.

    ResponderEliminar
  10. no flipemos tanto. es sólo un texto de una persona que está aún peor que uno.y ya que estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo todos, ¡bien! (cuando digo todos utilizo la forma verbal en la cual es asexual, vamos, el/ella ;-)

    ResponderEliminar
  11. Es la primera vez que paso por aquí y es pura casualidad pero hace ya tiempo que le voy dando vueltas a este escrito.
    Awixumayita no sé si conoces que existe una película sobre la vida de Valeri Solanas.

    Sobre el texto, la verdad, si se tiene en cuenta la vida que esta mujer tuvo y todo lo que sufrió a causa de los hombres, aún se queda corta en despotricaciones.

    Me parece de lo más interesante que muchos se sientan ofendidos por el texto :D

    Y Erebus, no te lo tomes a mal, pero lo que tu dices no se puede generalizar. Existe una discriminación positiva para la mujer pero eso no es ni más ni menos que por el desequilibrio existente entre derecho hombres mujer. El tema de utilizar a las personas no depende del género ni del sexo, sino del individuo. Muchas mujeres saben utilizar sus atributos, pero seguro que tu como hombre inteligente también sabes jugar tus cartas.

    Sonrisas

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas gracias a todos por comentar... Madre mía, que parrafazos.
    Fetish Femina, bienvenida a mi blog. No sabía que hubiera una película de esta mujer... ahora mismo la pongo a buscar en el emule.

    Si nos ponemos a entender, también llegaríamos a entender a Hitler, a Carmen de Mairena o a Rajoy... De ahí a tolerar lo que piensan, dicen o hacen es otra cosa. Y este manifiesto... es una burrada.

    Lo que hay que conseguir es la igualdad pura y dura... Pero lo cierto es que los grupos feministas no hacen sino alejarse ma´s. Por ejemplo, hace poco recibí unas bases para un concurso literario "Palabra de mujer" o algo así... sólo para mujeres. Obviamente, fue a la basura. También, en Logroño, esta´la asociación "amas de casa"... Y no olvidemos la editorial Torremozas... Sólo escritoras. Pero, ¡ojo! que no las contratan... ¡que publican a las que ganan los concursos literarios que ellas mismas organizan! Vamos, que encima nos tratan por tontas. ¿Para qué contratar escritoras ni pollas, si convocando concursos pueden elegir gratuitamente entre cientos de literatas?
    En fin, creo que me estoy extendiendo, y ya va siendo hora de colgar el manifiesto que me envió Ijon Tichy...

    besitos

    ResponderEliminar
  13. ¡La jodía Valerie sigue dando que hablar! Eso está bien, a pesar de los pesares...

    En breve, se publicará en papel una nueva traducción del Manifiesto, acompañada de una serie de ensayos de autores/as españoles. Entre ellos, puede encontrarse mi introducción a la versión en PDF que has vinculado (Gracias, por cierto). Se ve que, de nuevo, despierta interés.

    En la misma introducción, se hace referencia a la película de Mary Harron (la de 'American Psycho') 'I Shot Andy Warhol', que, en efecto, se centra en la vida y milagros de Valery Solanas.

    Salud y p'alante.

    Diego.

    ResponderEliminar
  14. Lo que desde luego parece claro es que, parara dispararle al Andy Warhol, le echó UN PAR DE... ovarios

    ResponderEliminar
  15. "una idea fija lo domina: joder. Accederá a nadar por un río de mocos, ancho y profundo como una nariz, a través de kilómetros de vómito, si cree, que al otro lado hallará una gatita caliente esperándole." (refiriendose al hombre)

    Es curioso, pero juraría que una vez leí una tira cómica de Alvarez Rabo con ese mismo fundamento.

    Como mola la cara de lesbiana resentida de la mujer en cuestión.
    Cuanta razón tienes cuando dices eso de que los primeros en generar diferenciación (y por lo tanto una discriminación) son los colectivos feministas que proponen actividades exclusivas para mujeres, muchas veces incluso reafirmando el tópico con cursos de cocina o punto de cruz, que de no impedírmelo mi condición de "macho", gustoso aceptaría a participar.

    Pero de igual manera sucede con otros colectivos como los homosexuales, hace poco oí que habían echo un hotel solo para homosexuales, lo cual resulta similar a cuando en el sur los negros no podían ir a determinados comercios o instituciones.

    Si estos colectivos defienden la igualdad ¿acaso no somos iguales hombres y mujeres, homosexuales y heterosexuales, como para poder compartir las mismas actividades y lugares de ocio?

    un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios