jueves, 10 de mayo de 2007

Sin Título (aún) Rodrigo





Envidiaba a Paula. Pero hubiera preferido que Rodrigo fuera mayor.

No veo mal el incesto. Me parece precioso.



Lo que yo hubiera querido...


Si estaba predestinada a tener una familia tan estrambótica, ¿por qué no se me concedió un hermano y una bonita relación incestuosa?


¿ a lo más que puedo optar es a ser una de las putas de mis tíos?

A lo más que puedo optar es a reinventar una familia.



Donde no esté sola.





Donde no sea tímida.





Donde no tema relacionarme.









Si hubiera hecho caso a Paula, si hubiera aparcado la timidez y agarrado las relaciones sociales con hipocresía... Si hubiera sido humana no estaría encadenada a Rodrigo.

No he hablado aún de Rodrigo, habiendo sido, no obstante, un punto muy importante de mi vida.



A los catorce años Rodrigo vivió algo que le transformaría. Eso dice él. Pero yo sé que no hubo transformación. Él siempre fue así.

No es gay, es andrógino. De una ambigüedad que mata.



Me mata.



Me excita.


La androgenia existe. Y él no camina, Rueda...


No necesita mitad, pero yo quiero poseerle.





O que me posea.





Que me complemente.





Que me complete.









Es perfecto

Y lo sabe.





Es soberbio y egoísta.


Por lo que me bloquea.



Porque sé que nunca le tuve...

...y nunca le tendré.

3 comentarios:

  1. Que extraño raro q es esto. Pero los andróginos molan, claro q una vez conocí a uno y era un poko insoportable...
    No sé a q ha venido esto la verdad. El post está bien, pero dale más caña, mata a algún personaje, introduce más, no sé... haz lo q quieras al fin y al cabo es tu blog y no tienes xq hacerlo,pero es sólo mi opinión.
    Besotes y...
    allellujah motherfuckers!!!

    ResponderEliminar
  2. preciosas fotografías, las que publicas...Bien.

    ResponderEliminar
  3. Este post es el que más em ha gustado. Tiene un tono tan... Que más quisiera yo ser un androgino en este momento que me desangro sin mi otra mitad. Irremediablemente, los genitales no resuelven la división que nos causaron los dioses.
    Gracias por la postal, y continua escribiendo.
    Tus palabras raspan las paredes ahuecadas y porosas de msi huesos. Me dolieron esta vez.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios