viernes, 30 de mayo de 2008

Quince Mordiscos #2

boomp3.com
Ilyena me saluda siempre que me ve, al otro lado de la carretera. Su sonrisa dice que envidia mi suerte, mis ojos a veces quieren verme desde fuera, con la vida de ese ruso maniquí. Ella no sabe quién soy, así como yo no sé quién es ella, pero nos conocemos mejor de lo que nos ha llegado a conocer cualquiera. Compartimos el miedo y la melancolía, aunque yo no sé a qué teme, y ella no conoce mis anhelos.
- ¿Por qué no cruzas? – Me pregunta. Porque no tengo iniciativa ni ganas de terminar en tu casa, decorada de forma pobre y hortera. Seguro que las paredes de su habitación son moradas o estridentes. Me imagino sus paredes recubiertas de pósteres o fotos de lo que algún día dejó de ser. Una despensa repleta de botellas de vodka y ginebra, como la mía.
Porque no quiero caer en la tentación de pagar por ti, o de convertirme en algo como tú. No quiero volver a ser víctima de una infección de personalidad. Y no respondo a su pregunta porque mi voz se fue con Vega.Después regreso a casa, a beber y ahogarme en el humo de mi propio tabaco, y llorar mientras veo porno casero en algún canal autonómico de bajo presupuesto. Otras veces imagino a Ilyena sentada a mi lado, otras veces es Vega la que está sentada en este sillón. Quizá sean la misma persona.

Canción: L.E.S artistes
Intérprete: Santogold
álbum: Santogold. 2008

11 comentarios:

  1. Demasiado radical no ?? Tu también eres de las de blanco o negro??
    Besos

    ResponderEliminar
  2. masmola masmola... Me encanta tu blog. Gracias

    ResponderEliminar
  3. hola
    me gustó tu visita
    me gusta tu prosa
    que sigan las dos cosas
    mi licenciatura fue en filosofía, aunque nunca di clases pero si quieres comentar algo de eso...

    ResponderEliminar
  4. Bello tu blog.Gracias por tus palabras bienvenida al mío
    Besos desde el SOL

    ResponderEliminar
  5. Ya he venido por aquí antes, creo recordar haberte leido en alguna ocación. De todas formas, gracias por invitarme. Me quedaré leyendo un tato.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Bueno, llegué.
    Aveces somos uno, en la diversidad no tan diversa.
    Aveces nos reconocemos en otro que en realidad es nuestro reflejo, y ese reconocimiento puede doler tanto.
    Pero, es cierto, y solo hay que tomar de una vez las riendas de nuestra vida y saber que todo lo malo que vemos en nosotrosa puede ser aceptado, puede ser cambiado.
    Realmente me impactó tu blog, te pongo en mis favotiros?
    Dale!
    besos

    ResponderEliminar
  7. Interesante.
    ¡Qué siga la saga!

    Un beso.

    P. D.: Me alegra saber que a la pizarra le hayan dado una semana más de vida. La 'culpa' no es sólo de tu novio. Tambíén es tuya, por mucho que te haya idealizado. ;D

    ResponderEliminar
  8. Espléndido este segundo mordisco...

    Esa contemplación en Ilyena, de lo que se podría llegar a ser, la posibilidad rehusada, de un camino paralelo que podría ser el propio, el miedo de la cercanía, de observarse en esos ojos, que mejor son evitados...

    Estos mordiscos dejan marca!! Y van a ser 15?!

    :-)

    Buen fin de semana...

    ResponderEliminar
  9. Hay que ir quitándose tanta negatividad, chica. Invita alguien a casa y os bebéis el vodka... y os echáis unas risas...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. un escrito profundo cargado de tristeza, de melancolía y soledad...

    Besos

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios