viernes, 30 de mayo de 2008

Quince Mordiscos #3

boomp3.com
Resulta patético llorar mientras escucho Heart in a cage, de los Strokes. Me veo caer bajo al beber el último trago de café, que se ha quedado frío, y a veces me sobresalta el ruido de la nevera o el crujir de estas viejas paredes. En realidad, lo que realmente me asusta es el gemido. Ese gemir que no cesa, ese sollozo agónico que se escucha cada noche desde mi habitación, que me obliga a levantarme de la cama para encontrarme después con la imagen de un bebé al que se lo engullen dos ancianos. Están los tres en el salón, en el hueco que hay entre el sofá y el piano. No distingo los colores, sólo veo el dolor, sólo escucho ese gemido chirriante y helador. ¿Soy yo acaso ese bebé? Es ese el reflejo de mi impotencia, de mi insignific­ancia.
Me siento tan mayor. Mi rostro ya no tiene expresión, no veo un mañana. Hace tiempo que olvidé lo que es la felicidad. Hace tiempo que camino en círculos... y aún sigo perdiéndome.. Morí hace un año, cuando Vega huyó de mí. He ido muriendo, mejor dicho, apuñalándome cada vez que me preguntaba por qué se había ido. Qué hice para que me dejara así. Si no soy capaz de cuidar lo que quiero, ¿qué me queda?

Canción: Heart in a cage
Intérprete: The Strokes
álbum: First impressions of earth. 2006

13 comentarios:

  1. No es cuestión de sero o no ser capaz de cuidar lo que se quiere, es cuestión de la vida, siiiiiiiii, de esta vida que da, que quita.
    Por qué me impacta tu blog? por la manera de decir, la manera de sentir, cruda y desgarradora, bella y terrible.
    Me impacta por que en mis silencios escucho tus gritos.
    mil besos

    ResponderEliminar
  2. Bonita respuesta, pero si lo que busca nuestra querida escritora es el impacto, puede ver performances, el titulo me suena a un titulo de Vicente Blasco Ibáñez.

    ResponderEliminar
  3. Sentí ese dolor, ese grito, ese gemido...muy buena imagen, llega como una ola caliente...

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por comentar tan pronto (o tan tarde, según se mire).
    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  5. un blog elegante y de buen gusto...
    el detalle de las naranjas me gustó...(pervertido ??...)

    ResponderEliminar
  6. Ya he cambiado la foto... aunque esta tampoco es muy agradable... :D

    Body painting, he buscado la performance de la que me hablas, pero no la encuentro. Si puedes pasamelo por mail. Mi dirección de correo eléctrico esta en el perfil.

    Me alegro mucho de que os haya gustado lo que he escrito o que, por lo menos, os haya transmitido algo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. te queda todo... te quedas tu, si uno tonca fondo, la subida es inmediata, puedes tomar impulso, si estamos sumergidos en etanol, empuja con todas tus fuerzas para abrir el bote, un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Tampoco lo puedo evitar...

    Bueno, no lo de llorar, pero que se me enfríe el café y tenérmelo que tomar así...

    Yo me acostumbre al gemido, me aocmpaña en el insomnio (o será por el que no duermo??)

    Pero qué cosas ves!! Mejor buscar dibujos animados, no??

    Un mordisco inquietante, con demonios de los que se arrastran, y se guardan en cajones siempre medio abiertos...

    ResponderEliminar
  9. ¿A dónde nos llevarás con el siguiente mordisco?
    ¿Mordisco a qué o quién?
    Preguntas sin respuestas, de momento.
    Lo que sí sé, es que esta historia folletinesca me atrapa sin remedio mientras, esperando su desenlace, disfruto saboreando cada una de sus palabras (hasta de lo que les falta:¿?).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. kince????

    ufffffffffffffffffffff

    ResponderEliminar
  11. no quiero pensar en ese sueño. Deducí, que el pasado se esta comiendo tu presente o tu futuro. Acorde a lo que soñaste. Me avisas si encontrás algo en esto que te digo.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios