viernes, 16 de mayo de 2008

orgasmos de plástico

Vestida de negro se encaminó hacia un sex-shop. Era uno de esos que ya no se estilan y el dependiente la miró desafiante.
Ella sólo quería un “algo” que satisficiera y endulzara su solitaria vida de soltera recién y con pocas posibilidades.
Él pensó cuán grande sería su decisión; más grande que la suya, quizás. Hubiera querido follarla sin quitarle las bragas.
Pero más que una fresca parecía una melancólica caracola de roto caparazón.
Él sabía cómo se las gastaban aquellas, o eso creía él, o eso quería creer. Lesbiana reprimida. Bollera femenina de orgasmo fácil.
- Veintiocho con noventa.
- Las puntitas circuncisas parecen corazones, ¿verdcd?
No, no era una lesbiana reprimida de fácil orgasmo. Era una chupapollas; ninfómana insaciable.
Ella le miró sonriendo y bajó la mirada.
- Sí, son puro amor. – Intentó inútilmente hacer una gracia tardía.
- Tampoco nos pasemos.
Un trozo de plástico con pilas no podía darle amor, por muchos orgasmos que sus vibraciones le causaran.
Katriuska era sólo una princesa de medias rotas con síndrome de asperger. En su anterior barrio la llamaban despectivamente “autista ninfómana”. Cómo puede gritar tanto, se preguntaban, si apenas habla y cuando lo hace sólo emite murmullos inaudibles.
El placer, diría ella con su inaudiblemente erótica voz, nada tiene que ver con la sociabilidad.
El placer, ¿ha de estar vinculado a la empatía?
El problema sólo aparecía inmediatamente después de morir, aunque a veces hubiera agradecido algo de cariño. Pero ¿qué cariño se merece una mujer sumida en el silencio y la apatía?
- ¿Quieres que te enseñe a usarlo? – Se aventuró a preguntar el triste dependiente fan de Ok Go.
- Ok, go.
boomp3.com

Dedicado especialmente a Marta.

11 comentarios:

  1. cuanto más descubro de ti más me gustas

    beso

    ResponderEliminar
  2. Awy querida, me ha encantado tu historia. Tú sabes que te descubrí a través de Katriuska; es un personaje al que le tengo un cariño especial, de manera que esta historia, con ella de protagonista, me ha encantado con toda esa sensualidad sórdida y seca. Un beso, preciosa,
    V.

    ResponderEliminar
  3. ¡Real como la vida misma! y aunque triste y mezquina... me gustó. J.J.

    ResponderEliminar
  4. tengo debilidad por la suicida, por sus silencios tan expresivos, por esa mirada que todo lo dice.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Esta historia es demasiado Katriuskera para ser de la niña de las naranjas!!

    ResponderEliminar
  6. vaya! :P
    muchas gracias por tus elogios. Tu blog es muy interesante, debo decirlo.

    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  7. Realmente nunca había entrado en un blog así, y me gustó lo que encontré. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho esta historia con guiños a la también interesante katriuska. Y yo soy otro fan de Ok Go. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Mejor pilas recargables...
    (Siempre lo aconsejo desde mi lado del mostrador...)

    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Unidos por un vibrador. Ojalá encuentren el placer en compañía.

    Un beso.

    Nat.

    ResponderEliminar
  11. muchas veces el sexo entre humanos no es algo más q una paja. cuando a pesar de no soportar a la otra persona, la lujuria es más grande y se tiene los orgasmos más vacios y autocomplacientes everknown.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios