miércoles, 3 de octubre de 2007

De lluvias y novedades


Puta del tres al cuarto.


Ya iba siendo hora de que me pusiera a escribir en serio...

Oye, no sé tú, pero desde que escribo mi vida parece más interesante. Tal vez sea sólo por el hecho de que menciono cada ínfima parte de mi vida. Tal vez, porque al estar escrito parece interesante. Qué sé yo.

Es como esa gente que no deja de contar anécdotas de su vida. Aunque sean una mierda, pues oye, parece que en sus vidas ocurren cosas.

Bueno chicos, que estamos en octubre... que empiezan las lluvias, el frío y el regreso a la facultad. Vuelve a empezar un nuevo capítulo en la vida de esta bloggera del tres al cuarto.

Y digo que vuelve a empezar, porque empiezo. Y empezar no se puede volver a hacer, pero como he empezado tantas veces, pues igual lo mismo sí se puede. Qué sé yo.

Nueva residencia. Esta vez completamente diferente. Chicos, ya no hay monjas, ni horarios, ni service y office, ni restricciones por internet. Que las normas han cambiado, el barrio ha cambiado y blah blah blah que diría Iggy Pop... que sí, que lo echo un pelín de menos. J
Claro que si, chicos. Y ahora, desde fuera, no recuerdo que fuera una cárcel... Es como Death Proof: que aunque me pareciera una mierda en el cine sólo recuerdos las escenas de acción y los “planacos”.
Ay, Tarantino... qué cosas me haces.

He traído pocas cosas. Cachis.
Y echo de menos muchas, muchas, muchas...
Echo de menos a mi novio, chicos. Que cosas, ¿eh? Súper fuerte, que dirían en el tomate.
Bueno, y eso, y tal y cual. Que estoy un poco tensa y fumando Lucky sin parar. Y ya me he tomado una caña.... No hay Pucela sin cañas ni Electra sin coches.
“Electra sin coche es como una mujer sin tetas”. A alguien le oí decir esto una vez. Si lo lees, fueras quien fueras, puedes reclamar por los derechos de autor o esas cosas si quieres. Aquí todo legal y tal y cual.
El caso, que un poco tensa ya estoy... y esto no ha hecho más que empezar.
Y mañana... ¿madrugar? Uf... que cosas....

---
Estamos a dos de octubre.
Octubre ha llegado a Valladolid cargado de lluvias... y yo vine sin paraguas y con el pelo liso... De lluvias y novedades.

La ilusión – por este segundo curso en la universidad, el cambio de residencia, el nuevo barrio, un nuevo horario... – queda eclipsada en muchas ocasiones por el recuerdo de mi abuela. Pienso en lo contenta que se puso cuando le dije que había aprobado y que me habían concedido la beca del apartamento, y pienso que me hubiera gustado que estuviera aquí de visita, aunque fuera para regañarme por no tenerlo muy limpio, etcétera. Que seguramente es lo que hubiera hecho...
De vez en cuando también cojo el móvil con la intención de llamarla, pero recuerdo que no está. Y aún no soy del todo consciente.

Estoy feliz y triste a la vez. Muy feliz y muy triste.
---

Hola chicos y chicas, visitantes de este blog naranja:

Llegó octubre... y con él las clases, las lluvias, etc...
Bueno, debo comenzar diciendo que NO TENGO CONEXIÓN. Un día de estos iré a comprarme un cable de red, pero por el momento tendré que conformarme con la red inala´mbrica que pillo desde mi habitación... Que sólo la pillo por las noches, de once a doce más o menos. Digo esto por si os queréis poner en contacto conmigo vía messenger. Pero bueno, que lo más seguro es que tenga conexión segura y fiable a partir de la semana que viene.

Pues nada chicos, que por aquí ando, en 2º de Filosofía... con más asignaturas que el año pasado, pero sin residencia de monjas.

3 comentarios:

  1. Bueno despacito y buena letra, a no estudiar demasiado.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se le echa mucho de menos por aqui, señorita awy.

    ResponderEliminar
  3. El nuevo barrio trae unos policías a altas horas de la noche que al más mínimo ruido te comen con patatas; un administrador de la red, que no sabe/quiere hacer nada por nadie y por mucho que le escribas un e-mail (soporte@funge.uva.es) te deja sin conexión 2 semanas y tus trabajos, tu blog y tus contactos virtuales se van al garete (yupi yupi yu); en el nuevo barrio también está la malvada reina de sonrisa y parloteo, pero de esa mejor hablar otro día, que hoy ya son las 4 de la tarde y la cabeza me sigue dando vueltas y más vueltas después de estar 2 días sin dormir.

    Será que me hago viejo.


    P.D: Dependiendo de en qué habitación estés la medida del cable es distinta (7 ó 9 metros creo recordar) y deberías pillar más conexiones inalámbricas...

    P.D2: Espero que bajases a la fiesta y bebieras de nuestro cubo de basura xD

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios