lunes, 17 de noviembre de 2008

2008 - 1988 = 20

En un principio no me di cuenta, o no le quise dar importancia. O yo qué sé.

Hace tiempo que no gano concursos. Tal vez tenga que ver con que hace tiempo que no me presento a ninguno. Qué cosas. La última vez que me presenté a uno fue hace medio año, al Esteban Manuel de Villegas. No era la primera vez que me presentaba a ese concurso: me presenté en dos ocasiones y las dos veces resulté premiada. Pero esta vez se sumaba la cuestión de la edad. Ay, el paso del tiempo. Claro, antes no era tan difícil ganar cuando se competía con chavales de quince años, pero ya con veinte una tiene que entrar en la modalidad de “adultos”.
Presenté
Quince Mordiscos y perdí.

Los ganadores en l
a modalidad “jóvenes” fueron Raúl Gutiérrez Martínez, alumno de Derecho en la Universidad de La Rioja, por su trabajo Valor bajo el sol; y el de poesía para Nerea Fernández Rodríguez, alumna de Filología Hispánica en la Universidad de La Rioja, por su poema Y qué si muero ahora. Ambos nacidos en 1988, como yo. Y me jode tener que decir esto, porque conozco a los dos y, sinceramente, escriben jodidamente bien. Pero no sé qué clase de mérito tiene competir a los veinte años con gente púber-adolescente. Y, ojo, que no quiero con esto desprestigiar a los chavales jóvenes, ma´s bien todo lo contrario. Creo que hay que dejarles paso, como en su día otros nos dejaron a nosotros. Yo también gané concursos a los catorce, a los quince, a los diecisiete. Pero ahora, con veinte, considero que el listón tiene que estar muchísimo ma´s alto. Y creo yo que el jurado del concurso literario Esteban Manuel de Villegas también lo vio así cuando estableció en las bases del mismo que a partir de veinte años hay que presentarse en la modalidad adulta. Aunque, evidentemente, a la hora de premiar se pasó las bases por el santísimo forro de los...

3 comentarios:

  1. adulto desde los 20.... triste designio para una joven promesa

    ResponderEliminar
  2. Cuando el escritor culpa al jurado tiene enfermo el ego. Pregúntaselo a Alonso Chávarri, que ni se presentó y los puso verdes. ¿O igual sí se presentó?

    ResponderEliminar
  3. culpo al jurado por ser el primero en saltarse las bases a la torera.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios