jueves, 27 de noviembre de 2008

Desengaño secundario.

So pretty in white
Pretty when you're faithful
so pretty in white
Pretty when you're faithful
When you're faithful

Siento estallar mis pechos desde el fondo del sostén, el corazón ha menguado desde que te conocí. Se ha hecho pequeño, como un fruto seco, una pasa, un piñón. Fruta escarchada envuelta en chocolate. No, en yogurt. Pero mis tetas han crecido, mucho, mucho. No me caben aquí, tengo que quitarme el camisón. Tus ojos son marrones, o grises, o ambos colores. O ninguno. Tanta oligofrenia en almíbar, muchos riesgos insanos de pretenciosa soledad, de poetas inconclusos, de presos incompletos, de mi ego incomprendido. De tus labios y tus besos de cartón pluma.

De las alas de mi apéndice, de las vértebras garrapiñadas, de la silueta que aún queda en mi pared aunque te fueras.

Y mis pechos a punto de explotar, y algo entre mis muslos a punto de brotar, burbujeante. Un niño, un anfibio, un realce genital.


Un bastardo, un hereje, un heterónimo,

un dos por uno.

Esto es sólo un anticlimax, un perchero de sonrisas, una elección apresurada...

un canal por donde evacuar las contradicciones.

9 comentarios:

  1. Una desilusión muy sana, con tanta fruta...y muy bien resuelta con ese final de saldo, de desahogo...muy buen texto y unas etiquetas muy ilustrativas. Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. esto es ser poeta :D espero más "realces" o "protuberancias" con sabor a naranja...

    besitos dulces

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!Gracias por la recomendaciónn!!!pero no me refería a la peli, sino al corto!!!jejej aunque ya sé qué peli dices, me la estoy bajando ya que tiene buena pinta...veré las qm recomiendas.
    un besote!
    (te he contestado en el blog pero por si acaso...)

    ResponderEliminar
  4. Estoy en Babia, y un poquito ma´s alla´.

    Muchas gracias a todos por comentar. ¿Esto es poesía, Sara?
    Yo no sé ya ni lo que escribo. Estoy harta de tantos consejos, de tantas normas, de tantos "deberías" escribir así o asao, o "deberías" pulir esto, o medir lo otro, o blah blah blah. Me voy a dejar de ostias y volveré a escribir con el coño, como he hecho siempre. Y quien quiera etiquetarme que lo haga, pero no seré yo.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta como escribes. Conozco este blog gracias a la mención que te hizo Galina en el suyo, y realmente envidio mucho tu manera de escribir :-)


    Besos.

    PD: este relato esta chulísimo

    ResponderEliminar
  6. Mira que me cuesta leer en la pantalla, pero he leído unos cuantos relatos y me han encantado. Como dirían esos jóvenes que van a tu tienda, molas mazo.
    Un besiko!

    ResponderEliminar
  7. Mi querida niña esta recreación tuya me ha recordado una letra de cancion que he escrito para mi grupo Algo Toxico, y que esta a favor de la libre moralidad de las chicas....

    LA INMORÁLICA

    Puedo defenderme levantándome la falda
    si yo quiero, si yo quiero
    Puedo llevar detrás todas las miradas
    si yo quiero, si yo quiero
    Puedo elegir a quien yo ya no deseo
    si yo quiero, si yo quiero
    Puedo buscar seres mucho más livinidosos
    si yo quiero, si yo quiero

    Una chica es la guerra
    Dos chicas el terror
    Tres chicas es el caos
    cuatro la destrucción, destrucción

    ¡Que lascivas!¡que lascivas!
    sin pedir
    ni permiso
    ni perdón

    Puedo disfrazarme totalmente de indecente
    si yo quiero, si yo quiero
    Puedo no resistirme a la provocación
    si yo quiero, si yo quiero
    Puedo vengarme de toda moralidad
    si yo quiero, si yo quiero
    Puedo disfrutar con la morbosidad
    si yo quiero, si yo quiero

    Una chica es la guerra
    Dos chicas el terror
    Tres chicas es el caos
    cuatro la destrucción, destrucción

    ¡Que lascivas!¡que lascivas!
    sin pedir
    ni permiso
    ni perdón

    Silvia Escario

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios