domingo, 12 de abril de 2009

Días de fiesta (los chicos y chicas, radiantes de felicidad...)

En primer lugar quiero agradecer a todos esos votantes anónimos que prefieren que publique fotos mías desnuda a que escriba poesía. Esto me ha hecho plantearme muchas cuestiones y replantearme, de paso, mi vida. Gracias.

En segundo lugar, quiero agradecer a todos esos chicos encantadores que quieren follarme. Gracias, de verdad, pero hoy sólo quiero dance with somebody.

Nah, dejémoslo. Quiero decir que estos días de vacaciones en Logroño han resultado ser, sin duda, mis mejores vacaciones de Semana Santa. Cuando vuelva a estar triste y por ende inspirada, volveré con nuevas gilipolleces, pero hasta entonces voy a ponerme en serio con la carrera. En serio, tengo veintiún años recién cumplidos, considero que pese a medir uno setenta (por mucho que os molen más las bajitas) estoy bastante buena y encima estoy en tercero de filosofía. Venga ya, voy a dejar ahora la carrera sólo porque un cobarde de mierda no haya sido capaz de valorarme lo suficiente.

Así que nada chicos, hasta más ver. De momento podéis veros esa pedazo de animación que he colgado de la sirenita. Una auténtica maravilla.

Otra cosa que me propongo: dejar de fumar. No podéis imaginaros lo amarillo que tengo el dedo índice de la mano derecha. Mejor dejarlo antes de que el amarillo se traspase a mi encantadora sonrisa.

Un beso amigos, y ya sabéis: los setenta nunca se fueron.

4 comentarios:

  1. Serás lo que seas, que no sé lo que es; pero no sabes cuánto me alegra, me enorgullece y más cosas, tu actitud y tu aptitud, tu lucha contra la marea de cabrones que hay sueltos por el mundo, aunque no te conozca, me la pela, desde aquí, te mando un fuerte abrazo y te insto a que le den por el culo a más de uno. No se trata de empezar una guerra, si no de enardecerse en la condición de ser mujer, ser humano, y persona.
    Hagas lo que hagas, te deseo un camino difícil y abrupto. Las cosas que merecen la pena, están siempre al final de lo que los demás llaman, imposible.

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo. Tres comentarios en un día...mmm...no se. Esto te puede gustar. A mi me ha venido bien.

    http://lafabricadegarabatos.blogspot.com/2009/03/aprende-todas-las-reglas-y-luego_17.html

    ResponderEliminar
  3. «Yo hubiera querido no mirarla. Cuando menos no tan fijamente porque me parecía que era primitivo, que la contemplación de un cuerpo de mujer debe tomarse en pequeñas dosis para no malgastarlo, que una mujer desnuda no debe ser una costumbre sino un acontecimiento.»





    Salvador Elizondo, "Narda o el verano", Vuelta 1992 p. 63 y 64

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ya puestos a pedir que sean las dos cosas, que sigas escribiendo y que... :-p

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios