miércoles, 21 de marzo de 2007

El tiempo nos está enloqueciendo

La obsesión es mala, chicos.
La obsesión no es vuestra amiga.

El mundo se está volviendo loco.

Es veintiuno de marzo. Oficialmente ya es primavera... y está nevando.

En la residencia se han perpetrado varios robos...
Todas somos sospechosas.
¿Jugamos al cluedo?

Y ha desaparecido mi hipotiroidismo por arte de magia.

La obsesión es mala, chicos.
Una ecografía tiroidea a principios de verano me dijo que tenía hipotiroidismo. Desde ese día me sentí amenazada. Mi metabolismo se había puesto en mi contra y pretendía transformarme.
Por ello, decidí hacerle frente, intentando hacer uso de una cosa llamada fuerza de voluntad, huyendo de las grasas.
Sometiéndome a la dieta de las naranjas.
Y las manzanas.
Y los kiwis.

Todo para volverme a hacer una analítica nueve meses después; después de tanto sufrimiento (y hambre).

¿Resultado?
El hipotiroidismo se fue, se fue, me quedó sólo su recuerdo...
El colesterol casi bajo tierra (50 mg/dl cuando lo normal es tenerlo entre 90 y 150), bajadas de tensión y la regla en huelga.

Que bonita historia de amor... La regla se fugó con el hipotiroidismo, y el colesterol, deprimido...
Así está a mi corazón: atacado de los nervios.
¿Quién se anima a darme un par de hostias bien dadas?

1 comentario:

  1. yoooooo!!! yo me animo, yooo!!! que no será por la falta de veces que te lo habré dicho!!! que te esperaras a ver qué te decían y tú que no que no...que en internet pone esto y lo otro.....grrrrr..... hostiazo te voy a dar cuando te vea luego!!!! XDD

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios