viernes, 20 de febrero de 2009

abortos

Quiero dejar la carrera. No me motiva en absoluto. Sólo hay una asignatura que me gusta realmente y supongo que se debe más a quien la imparte que a lo que es la asignatura en sí.
No valgo para esto. Lo tengo que asumir. Me ha costado dos años y medio convencerme de ello, pero ya esta´: esto-no-es-lo-mí-o.
Quiero salir de aquí, por lo menos de este barrio… salir de Valladolid. ¿Qué he necesitado para decidirme?
Un mail. Una nota y un mail.

El trabajo es hermoso y está muy bien escrito. Aprecio tu capacidad de síntesis, y tu facilidad para transmitir emociones en el lector. El texto me gusta de principio a fin, créeme, pero mi evaluación depende de otros factores. (..) Hay un genio en tu interior. Querría que con la linterna de tu genio alumbrases un trabajo igual de bello en su aspecto formal. (..)

El trabajo al que se refiere: éste. Mi nota: un cuatro. La factura de la luz: 346 euros.

Soy anti aborto cuando se habla de creación. Si dibujo no borro y nunca corrijo lo que escribo. Es mi mayor defecto, pero también una virtud. A fin de cuentas es lo que soy. Es parte de mi encanto. Como mi voz. Mi timidez. Y quien no me acepte como soy que se vaya por donde ha venido. Y si lo que hago no corresponde a los intereses del resto, mejor me voy yo.
Mi profesor de dibujo artístico solía darme por perdida.

“Si modifico esto, no representara´ lo que quería transmitir.”

¿Cómo puedes ser pro abortista y no ser capaz de corregir un puto dibujo?

Y yo estallé y en medio de toda clase, con esta vocecita de niña buena que me dio el niño Dios respondo:
“Joder, pero a un dibujo no le tengo que dar de comer.”
Quiero irme de aquí.

Todas mis creaciones son abortos.
Imperfectas, incompletas, irracionales.

Necesito salir de todo esto. Dedicarme a lo que quiero, aunque me cueste, y dejar de asfixiarme en un ambiente que me esta´ secando por dentro hasta el punto de no ser capaz de ponerme a dibujar como hace unos años. Valladolid me ha enfriado de un modo aterrador. Ni siquiera me creo lo que he sido cuando se lo cuento a alguien que me conoce desde hace poco. Si fui hippie, o gótica, o Underground.
¿ a dónde se fue todo lo que fui cuando estaba en la Escuela de arte?

Y no es que quiera volver a todo eso, pero tampoco quiero quedarme con lo que tengo ahora. Soy incapaz de prestar un mínimo de atención en clase. Las mejores entradas de Katriuska las escribí en lógica.

No sé qué coño me esperaba que iba a ser Filosofía. Y la culpa no es de nadie, por supuesto, la culpa es mía, por haberme convertido en una misántropa de mierda. Por desconfiar hasta de mi sombra y tomar como costumbre comer aspirinas cuando me va a bajar la regla.

La culpa es mía por no haber sabido elegir una carrera a los dieciocho. La culpa es mía por no haberme quedado en Logroño o haberme ido a Madrid. Para perderme.

O me voy de aquí, o me voy a Zorrilla a sentir por lo menos que vivo en una puta ciudad y no en el barrio de Aída.

14 comentarios:

  1. Como lo decía Pizarnik en sus diarios: los demás solo nos aceptan mutilados.

    ResponderEliminar
  2. Si te puso un maldito cuatro en ese trabajo es que no tiene ni puta idea. Yo lo que veo es que donde está el fallo es el sistema de trabajos y de exámenes que ponen aquí en filosofía. El mensaje que nos transmiten muchos profesores cuando nos piden un trabajo es "Quiero que me repitas lo que ya han escrito otros", cuando el auténtico espíritu de la carrera tendría que ser que pudiéramos hacer buenos trabajos sin despreciar las ideas que podamos desarrollar en el camino. Si luego encima, el trabajo es bueno, y si te lo lees más de una vez, es porque te gusta y no porque te hayas perdido en la segunda línea, ¡clap, clap, clap! un aplauso, porque te lo mereces. Mira a Fodor, Dios mio. Sus teorías serán todo lo interesantes que quiera, pero ese tío escribe de pena, no se le entiende a la primera nada de nada.
    Si yo fuera profe, apreciaría mucho un trabajo como ese, madre mía, es que te aprobaría aunque sólo fuese por el interés que se ve que le has puesto. A que me lleva esto: a decir que quizás no seas tú la que se equivocó. Yo hago un trabajo como ese, me lo suspenden, y voy a reclamar la cabeza rebanada del profesor. ¿No puedes hablar con él y discutir sobre todo esto?
    Sigo pensando que aquí en filosofía hay profes que se han equivocado de método, joder. A mi me gustaba lo que representaba filosofía. ¡Si es que se supone que tendrían que animarnos a hacer trabajos así!
    Bah... Mira, no sé que más decirte, Adri. Si te vas de filosofía, lo entenderé. Es filosofía la que no está hecha para ti, no tú la que no está hecha para esto... pero se te echará de menos, aunque fueras poco a clase y sólo te pudiera ver de mañana en mañana.

    ResponderEliminar
  3. hay querida niña de citricos, entonces es necesario cancelar carrera. No hay nada tan terrible y gratificante que entregar el carnet. En ese momento ya no sos parte de la universidad. La mierda es que esa mierda te empieza a ser falta

    ResponderEliminar
  4. Si te sirve dejé colgada la carrera de psicología clínica cuando me quedaban dos asignaturas para acabarla.
    Luego me metí en el mundo de la construcción... ganar algo de dinero y pensar lo justo.
    Pienso para mí y para los míos... esta sociedad no me gusta y estoy cansado de seguir las normas...

    yo tampoco corrijo lo que escribo... aunque a veces me autocensuro levemente...

    haz lo que debas, tienes mi apoyo
    Vara
    neurótika subfilms

    ResponderEliminar
  5. Vente conmigo a La Habana, al menos no me evaporaré yo solo allí (te lo tengo que contar).
    Si quieres ir a Zorrilla, lo tienes realmente facil, creemé.
    Si necesitas cambiar de aires y darlo a todo una patada, hazlo.
    Si quieres dejar Valladolid, dejaló pero me quedaré sin enseñarte lo tanto que te queda por ver.
    La decisión es tuya, y tomes la que tomes estará bien.
    Pero antes de que hagas nada
    me debes una cerveza o dos.
    Me parece que todo esto que te pasa es un poco injusto.
    Estoy cerca para echarte una mano.
    Animo

    Ejemplo: http://www.fotocasa.es/anuncio-piso-alquiler/valladolid-zorrilla-paseo-arco-de-ladrillo-det__121323253-1-3-2-724-7-47-7-0-47186-47007.aspx

    :)

    ResponderEliminar
  6. Joven eres y si no tienes cargas puedes emigrar a cualquier parte sin problemas, aunque no creo que haya que actuar por impulsos en según qué ocasiones.

    ResponderEliminar
  7. Piensalo bien, sólo tú puedes saber lo que te conviene y donde estás agusto.
    Yo cambié de carrera a los dos años y de momento no me arrepiento, es más creo que fue la mejor decisión que pude tomar. Pero no quiere decir que cambiar de carrera siempre sea lo acertado. Eso solo lo puedes saber tú, nadie más.
    Eso sí, te tengo que decir que escribes muy bien, he leído tu trabajo, no soy profesora de filosofía, pero tampoco creo que se mereciera un cuatro (a veces los profesores son injustos). Creo que tienes un toque personal que encandila a la gente. Tú sabras lo que debes hacer con tu don.
    Piensalo bien antes de dar un paso en falso, cuando estés segura de lo que quieres y sobre todo de donde te encuentras más agusto (pues es a lo que te dedicarás el resto de tu vida) toma tu decisión sin ningún miedo.

    No sé si te habré liado más, soy bastante mala dando consejos. Sólo intento ayudar.

    Muchos besitos Adri

    ResponderEliminar
  8. Una persona que escribe en español-panchito un email para una alumna no merece que te plantees esto. Yo creo que es tu carrera, yo creo que te gusta, y también creo que te frustras. Vales más que muchos que aprueban, incluido yo, te lo juro por el niño dios y el niño Jesús. Tu mismas te cortas esas alas que ahora quieres abrir, tú misma cercenas esas ansias de libertad que se desatan cada finde con un par de copas. Cámbiate de barrio, tíñete el pelo o vete a un concierto con alguien que apenas conoces, pero no te engañes, filosofía es tu carrera. ¿Te equivocaste con la carrera? No lo creo ¿Viniendo a Valladolid? Definitivamente, no.
    Un beso.

    PD: PERO ES QUE YA NADIE SE ACUERDA DEL 9??!?!?!?!?!?!

    ResponderEliminar
  9. Entiendo la sensacion de necesitar dejar Valladolid inmediatamente. La llevo experimentando los ultimos meses y mi mente esta puesta mas en Barcelona que aqui.

    Dejar una carrera siempre resulta dificil, mucho tiempo invertido que se va al carajo sin remedio, pero no pasa nada. En mi primer año de universidad me fui a Leon a estudiar Biologia y acabe dejandolo a poco mas de medio curso. Cuando volvio septiembre empece otra carrera en Valladolid...y dos años despues la he dejado y me he puesto a trabajar con una horrible corbata en una horrible oficina. Eso si, no tengo que pensar demasiado como decian en un comentario de arriba.

    A veces si que es recomendable liberarse de preocupaciones externas para centrarse en uno mismo.

    Yo tengo claro que si me quedase ahora mismo sin trabajo (cosa mas que probable, me temo) huiria de esta ciudad. Vida nueva.

    ResponderEliminar
  10. Es mejor que te des cuenta ahora y cambies, que estés a 6 asignaturas de acabar una carrera que te ha aportado poco o nada.

    Existen muchas cosas interesantes por ahí, aunque en la mayoría de los casos tendrás que me moverte, adri, porque en la triste Valladolid poco se puede hacer.

    Y sobre el piso... nunca le he dado mucha importancia a los sitios donde he vivido, aunque si sigo en Valladolid para el próximo curso tengo bastante claro dónde me gustaría (y dónde no) vivir.

    ResponderEliminar
  11. “Y sin embargo se mueve”
    Galileo

    Adriana, a éste sujeto le obligaron a retractarse por sus blasfemas afirmaciones, y tuvo que hacerlo para poder conservar la salud. Pero, a pesar de la amenaza de muerte, siguió afirmando lo suyo, quedando como un loco ante los ojos de quienes ostentaban el poder. Y ya ves: hoy en día nadie recuerda al yugo de entonces y sí al soñador.

    A lo que voy es que quiero que entiendas que este mundo, esta sociedad que tan “sabiamente” nos hemos autoimpuesto, siempre dará caza al que piensa diferente, al que tiene sangre en las venas o ha cometido los imperdonables pecados de pensar o usar el corazón para otra cosa además de convertir el oxígeno en dióxido de carbono.

    No renuncies, no abortes aún: envaina la espada, pero mantenla afilada, o como dicen los mapuche “agacha la cerviz en falsa seña de sumisión, PERO NUNCA DESVÍES LA MIRADA”.

    Tus profesores hoy te dicen que cambies tu palabra: dales el gusto por el momento... para poder utilizarles ése es el pago que debes hacer. Pero no te sepultes aún en lo adverso, porque corremos el riesgo de que te pase la vida a quemarropa y te dejemos de leer.

    Estoy completamente de acuerdo con el perdido, juan rafael y Jimena (sobre todo en eso de “La mierda es que esa mierda te empieza a ser falta”), y sé que quizá te estemos pidiendo demasiado: te pedimos paciencia. Pero sabemos también que, si resistes todo esto, si sobrevives a esta hora de 2009, tendrás más fuerza y sabiduría para el momento en que te regalen el universo y lo siembres de palabras y colores como mejor te parezca.

    Cuidate mucho, niña.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta... y a ti te ha de pasar lo mismo, no? Ves a por lo que te encante...! Y a todo lo demás, que le den.
    Sólo hay un pequeño punto de tu blog en el que discrepo: me llamo Aida (aunque sin acento) y mi barrio no esta del todo mal... ;)
    KEEP CHASING PAVEMENTS!!

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios