martes, 10 de febrero de 2009

Voces



En el rincón de la cocina, aquel rincón que había entre el fregadero y la ventana, ahí, aquel rincón que siempre estaba marrón, siempre. Siempre sucio, pegajoso. Parecía que aquella mugre ocultaba algo tras de sí. Había algo, estaba convencida, detrás de la pared. Un agujero. Me dejé las uñas largas, muy largas. Me costó mucho tiempo, mucha paciencia, pero lo logré. Aquel día, cuando las yemas de mis dedos se ocultaban ya tras largas garras, arañé aquella esquina, me llené de porquería las uñas, raspé y raspé y perdí mi mano en un agujero negro. Al recuperarla de aquel lugar, de allí brotaron cabezas de bebés, grisáceas, que lloraban como cerdos en la matanza. Gritaban tanto que sus voces se adentraron en mi cráneo. Intenté expulsarlas por mi boca. Las voces seguían dentro, queriendo salir. Por más que gritara mi cabeza se rellenaba como un pequeño frasco de fragancia barata. Escupir, gritar. Pero era imposible despojarse de aquello. El dolor de cabeza se acrecentó de tal manera que la única solución posible que encontré para paliarlo era despojarme de ella. Agarrándome del cuello, tiré con todas mis fuerzas hacia arriba. Enganchando mis dedos a los orificios auditivos, taladrando mi cráneo con utensilios afilados. Tiré, tiré, tiré. Rodé. Seguí gritando siendo cabeza hasta terminar dentro del agujero, con todas las demás. Desde allí, entre la mugre, pude ver a mi madre susurrando, “otro más, qué pena”, apoyada indiferente contra la alacena.

I hear in my mind / All these voices /I hear in my mind /All these words/I hear in my mind/All this music/ And it breaks my heart
*
*Fidelity. Regina Spektor

15 comentarios:

  1. Muy bueno. Inquietante e intrigante. Este registro tuyo me gusta mucho.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Qué pasará por esa cabecita para crear este tipo de relatos. Envidio esa imaginación que tenéis algunos para escribir ficción, yo que sólo puedo escribir cuentos autobiográficos.

    Y... ¿qué es eso de que estás triste?

    Una tía como tú -sí, lo sé, no te conozco de nada, pero está claro que eres guapa, inteligente y con talento- debería estar dando saltos de alegría por ser como es.

    Me voy directo al capítulo nueve.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a los dos... :)
    Me alegro mucho de que os haya gustado.

    S.T.G, no sé muy bien qué pasa por mi cabeza... normalmente sólo me pongo frente al teclado y le doy a las letras. En serio, no tengo ningún mérito porque no sigo ningún plan establecido, ni una técnica, ni ostias. Prueba de ello es la chapuza de la soledad del café, que, por cierto, no consigo entender cómo has sido capaz de llegar al noveno capítulo... lo tuyo sí que tiene mérito... Y triste, pues sí, lo estoy, porque he perdido a alguien de mi familia y no consigo hacerme a la idea. Esas cosas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues vengo del catorce, querida mía.
    Y, joder, tendrías que haberte follado a Nico, mala puta. A mí me haces eso y salgo detrás de ti y te follo en plena calle.

    Lo siento por esa pérdida. Yo he perdido a tanta gente... sé lo que se siente. Ánimo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, hablaba de Nistrím, claro.

    ResponderEliminar
  6. Feliz Blogger feliz!
    me gusto mucho tu blog, tiene mucho sentimiento, a mi tambien me encanta escribir, y tu lo haces de una forma muy personal y misteriosa a la vez. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  7. Felicidades por el blogger feliz..
    y por la historia, que es tan macabra como yo. Temblando he quedado! :)

    ResponderEliminar
  8. Joder, qué escalofrrríossssss!!!!!!!
    Es genial. Mucho talento, sí señora.
    Saluditos :-))

    ResponderEliminar
  9. S.T.G Era joven y no sabía lo que hacía/escribía... de todas formas, cada vez que releo algo de Nístrim ma´s gilipollas me parece. Ella y todo lo que la rodea. De todas formas espero que te compres el libro. Me encargaré de envia´rtelo dedicado.

    a todos los dema´s: Muchas gracias por los comentarios. Veo que lo de Bloguer Feliz ha servido para algo. Me alegro y agradezco de nuevo el "otorgamiento" a los muchachos de Yenodeblog.

    ResponderEliminar
  10. Felicidades por el bloguer feliz, y me felicito a mi misma de haber llegado a ti por él.

    Me gusta como escribes y como lo describes.

    Siento mucho tu pérdida, esas cosas te dejan hecha polvo, pero créme que el tiempo logra mitigar el dolor, aunque no el recuero.

    ResponderEliminar
  11. Te están copiando: http://www.fotolog.com/jared_grey/35060035

    No eres la única... magro consuelo.

    Excelente texto, por cierto

    ResponderEliminar
  12. avatar! gracias por el aviso... no sé si debería sentirme halagada... aunque por lo menos podía haber tenido la decencia de "citar las fuentes".

    un beso

    ResponderEliminar
  13. Pues no sé si debieras sentirte halagada, yo no me siento así, desde luego.

    Lo de citar las fuentes es reconocerle una decencia que obviamente no tiene... cuatro textos he mirado (dos míos, el tuyo y otro) y los cuatro son plagios. Imagino que habrá más.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Por lo visto le han cerrado el blog...

    ResponderEliminar
  15. Eso parece, sí. Yo creo que lo ha borrado él, habrá que estar pendiente por si renace...

    Un beso

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios