viernes, 19 de junio de 2009

ANTÍA MOURE




Memoria de lo vivido
Un contratiempo


Cada relación tiene una duración en el tiempo y uno o varios lugares donde suceder. Cada engaño ocupa una fracción de tiempo y un espacio en el que ocurrir… Cada mentira dura lo que le otorga quien la cuenta y transcurre en el espacio que se le inventa…

Para vivir algo hace falta tiempo, pero también para recordarlo y hablar de lo vivido se necesita un tiempo.

Cuando se acota el tiempo se retienen los recuerdos de forma más nítida, el tiempo para la memoria supone un grado más de verosimilitud para aquello que se recuerda.

Cada pieza se convierte en una unidad de medida. Corto y uno fragmentos para narrar mi historia, que no es más que el resultado de la acumulación de esos pedazos y de la inversión de mi propio tiempo en asimilar y organizar todos los sucesos. Es una constante búsqueda de mi misma a través de ellos y Ellos.

Esta pequeña colección de fechas y horas permite que mi felicidad y mi dolor se puedan descomponer en horas, minutos y segundos, y ubicar en un espacio concreto, creo que con la intención de encajar cada hecho en el lugar que le corresponde, el pasado, ya que a menudo los recuerdos tienden a volver desligados del suceso real y a perseguirme deformados en fantasías y pesadillas construidas a partir de lo vivido.

ANTÍA MOURE (Monforte de Lemos, 1981)

3 comentarios:

  1. esas imagenes son un primer paso a este dia que parece resumido en ecuaciones sin solucion.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la idea. Me ha recordado mucho a una película, Synecdoche.

    ResponderEliminar
  3. Roberto, ya la he puesto a bajar en el Torrent.

    Gracias a ambos por vuestros aportes,
    un abrazo

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios