viernes, 5 de junio de 2009

Orla


Todos iguales, como piezas de un puzle en blanco, encajados zafiamente en la puerta de algún sitio del cual saldrán sin fuerzas.


Todos iguales, creyéndose importantes. Serios, patéticos, vergonzantes, con la triste intención de mostrar en sus rostros el orgullo que sólo tendrán sus madres.


Todos iguales, como los cromos repetidos guardados en un cajón aparte.


Y yo casi desnuda, despeinada y de resaca, los observo tras mis gafas de sol y sólo siento repugnancia.


Pensar en ellos como objetos sexuales ni siquiera me vale, porque sólo imaginármelos sudando en mi cama me produce arcadas. Sus miembros finos, pequeños, bailando tristemente dentro de mi cuerpo. Sus torpes lenguas, sus estúpidos mordiscos, sus palabras desafortunadas y fuera de sitio, y sus estúpidas versiones al día siguiente en el patio de recreo.


Ya me conozco el juego de hacerse valer, como si eso alguna vez sirviera para algo. Ya me conozco el juego de morderse la lengua antes de llamarles gilipollas. Y el de romperse las medias, perder el zapato, restregar las ganas por su cuerpo, apurar el vaso mientras miran con descaro al ganado reaggetonero que sí está a su nivel.


Todos iguales, cerrando la boca a última hora, en el segundo exacto en que salta el flash.

7 comentarios:

  1. Este post me ha gustado mucho. Solo que esta vez, no tengo nada más que decir.
    Solo me encanta, por su fuerza.

    ^^

    ResponderEliminar
  2. me encantaría saber si te inspiraste en la foto de la orla de tu instituto para escribir ese texto...
    está genial!

    ResponderEliminar
  3. Joe, ni se donde tengo yo la orla...

    Besicos

    ResponderEliminar
  4. En la de mi instituto? nah, en mi instituto por no tener no teníamos ni orla. Me inspiró una cantidad abusiva de fotos que encontré en un tuenti, de una cuadrilla de tíos con cara de idiotas en la entrada de Derecho.
    También me inspiró el recuerdo de haberlos visto en persona el sabado pasado, cuando pasé por la plaza de la facultad, con la respectiva resaca y hecha un adefesio al salir del gimnasio.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi abuela le hizo mucha ilusión verme enmarcado... y me enseña a las visitas...

    :P

    ResponderEliminar
  6. que les den, no tienen cerebro, son solo fuego vivo que no sabe hablar

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios