domingo, 21 de junio de 2009

Sinécdoque

Luego,

tal vez tú y yo podamos tomar un trago.

Y podamos intentar entender

esto entre nosotros...

y por qué lloré.

Porque nunca sentí por

nadie lo que siento por ti.

Y quiero penetrarte hasta que

nos volvamos una quimera...

Una bestia mítica con el pene

y la vagina unidos eternamente.

Dos pares de ojos

que sólo se miran entre sí...

y labios que nunca se tocan.

Y una voz que suspira para sí.

Synecdoche, New York.

(Charlie Kaufman, 2008)

Mira lo que hemos conseguido creando nuestras vidas al margen de nosotros mismos. Buscando en los sucedáneos lo que perdimos de nosotros, retrocediendo en el tiempo, pero sin rejuvenecer. El resto es cartón a nuestros ojos. No somos capaces de ver que detrás hay un mundo entero totalmente diferente que no seremos capaces de digerir aunque los polvos sean mucho más fáciles y no haya lágrimas antes, ni después.

Reemplazos. Copias de copias de copias que se vuelven en nuestra contra cuando al conocerlas decepcionan.



6 comentarios:

  1. Mira que tener que construir por fuera quedándonos vacíos por dentro... y que sólo nos llenen ilusiones que al acercanos se desvanezcan... Conviertes cualquier cosa en una maravilla.

    ResponderEliminar
  2. Venía con la intención de ponerme crítico, pero como me gustó tu respuesta olé a mi anterior comentario me callaré cítrico;)

    ResponderEliminar
  3. sin duda el mejor de los guionistas actuales.Para mi gusto, claro. Sin olvidarnos del fallecido Rafael Azcona.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la gente que viene con intención de ponerse crítica cuando en su blog no tiene permitidos los comentarios.

    Si es buen guionista, no os digo nada como director... un crack!

    ResponderEliminar
  5. No los permito por la comodidad de no responder. Además de eso, quiero que mi blog quede de esa manera, sólo con los poemas y alguna cosa más, pero sin comentarios. Me gusta así, ¿tiene la niña o alguien algún problema?

    Por otro lado, lo de que venía con intención de ponerme crítico lo dije en broma, para ver si la niña de las naranjas se ponía nerviosa, porque, ya ves, soy así de mala persona.

    De todas formas, te he leído positivamente, desde los más positivos humores de mis ojos, como suelo encarar todas las cosas, de ahí que no haya rechazado nada de lo que haces en tu blog, pues de los humores de nuestros ojos proviene el juicio que hacemos de las cosas.

    Te digo, en fin, que me encanta la niña de las naranjas.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios