domingo, 22 de abril de 2007

Unos vienen, otros van


Los hombres no tenéis ni idea de a lo que nos enfrentamos ahí abajo:
Desplazamiento de dientes, estrés en las mandíbulas, succión, arcadas y todo el rato subiendo y bajando la cabeza, gimiendo e intentando respirar por la nariz. ¿Fácil? Chico, no le llaman “trabajito” por nada.



Samantha Jones.

Sexo en Nueva York, capítulo 9 de la 3ª temporada.

3 comentarios:

  1. Siento hacer lo que hice, Awi.

    Si recuerdas lo sucedido esta noche pasada, podrás hacerte idea de quién soy yo.

    Puede que no fuese el mejor modo de hacer las cosas. Pero es mejor acabar cuando se empieza para volver al principio.

    Sólo queda el dolor de la indiferencia. Pero un dolor aún más fuerte, es el sentirte atado a una ilusión traidora. A una mentira piadosa de doble filo.

    Es una bonita página. Pero a veces, es demasiado ambiguo para mí tu onirismo.

    Adiós, y cuídate.

    P.D.: No tengo ninguna hermana que estudie Filosofía. ^^

    ResponderEliminar
  2. Lo siento mucho Wolf Hakai, pero soy terriblemente despistada.
    Se que me enviaste un regalo muy especial titulado Hambre. Y el cual me gustó muchísimo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Buena la reflexión, aunque no dice nada que no sepamos los dos sexos...bueno, depende del sujeto...pero bien.

    Have unos dias escribiste un comentario en mi blog...pidiendo inspiración, como se supone que debo tomarme ese comentario?

    Es que quizás puedo ayudarte? Si es así hazmelo saber, sinó también.


    Besos.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios