jueves, 8 de febrero de 2007

comentario al Ezcritor


Ya, suele pasar...
Anoche soñé que acudía todos los días a mi facultad y me subía al último piso. En realidad, no era mi facultad, aunque en el sueño la reconocía como tal. En realidad era una torre prismática, muy alta, y sólo tenía una ventana en el último piso. Esa ventana daba hacia una explanada vacía, gris. Y yo acudía allí cada día, con la esperanza de poder llegar a tener el valor suficiente para suicidarme.
Me he despertado horrorizada. Había sido tan real que creí haberlo conseguido. Como si en lugar de despertar hubiera logrado mi objetivo, como si el despertar esta mañana, en otro mundo, sgnifica que he muerto. Todo lo que me ocurre es ficticio, porque estoy muerta.
Maldita sea... He recordado tantas cosas, tantos amigos perdidos, tantas risas que se tornaron hetéreas y sinsentido. Pero ahí están, en mi mente. Y por más que aquella gente haya cambiado, aquellos años siguen estando ahí, y eso es lo importante.
Yo también he cambiado, TODOS cambiamos... aunque nos duela reconocerlo. Seguramente ese amigo que te encontraste y aquella que te "desvirgó", se hayan sentido comó tú. Impotentes ante esa extraña timidez que nos reprime cuando vemos a alguien después de tanto tiempo.
Pero si hay algo que he aprendido, es que por mucha gente que desaparezca de tu vida, siempre se abre una puertecita con alguien que está dispuesto a conocerte y gastar horas y horas de su vida contigo. Por eso me alegro de esta oportunidad, me alegro de haber despertado. Logroño, todos aquellos buenos ratos se han quedado atrás, y los protagonistas de aquellas historias están muertos (incluida yo). Si nos volviéramos a ver, sé que el reencuentro sería tan frío que llegaría a herirme muchísimo.
Pero he tenido una oportunidad. Salté de la torre y desperté aquí, en Valladolid, donde se me brindó la fantástica oportunidad de conocer a gente como Sara y Judith.
Un beso, gente. Y perdonad mi sentimentalismo, es que esta entrada me ha dejado tocada.
Y nada, lo de siempre, Rafa, que me encanta tu blog.
Maldita sea, me he enganchado a ti.
lo dijo Awixumayita · 8 Febrero 2007 09:59 AM

3 comentarios:

  1. Un beso. Muchas gracias. Y anímate, que la gran oportunidad que nos dio la vida es nacer. Muchos abrazos.

    ResponderEliminar
  2. asisq los de logroño estamos muertos para ti no?es bueno saberlo

    ResponderEliminar
  3. No!!!
    ¿Cómo vais a estar muertos? No sé quién eres, pero vamos, que a Logroño no lo olvido, coño.
    Por eso os digo: Nos Vemos En Abril.

    Pero la gente ha cambiado muchísimo, Anónimo. Me refiero a eso: ya no reconozco a la gente que un día conocí. La entrada del Ezcritor a la cual respondo con esta, trataba de las amistades pasadas y de la relación tan extraña que se produce al reencontrarse con ellas. Como si en lugar de un reencuentro fuera un reconocimiento, en el sentido de volverse a conocer. No sé si me explico, maldita sea.
    Logroño no está muerto para mí. Allí he dejado muchísimas cosas. Y todos esos recuerdos me acribillan cada día. Como le dije a Sara: "Tía, hay veces que me acuerdo hasta de mis enemigos... y de gente que odiaba: ahora quisiera conocerlos mejor."
    No sé...
    Pero los de Logroño no estáis muertos.
    No sé quién eres, así que se me hace realmente dificil contestarte debidamente al comentario, pero te recomiendo que leas el texto al cual me remito con esta entrada. Quizá así comprendieras mejor el significado de mis palabras. http://blogs.20minutos.es/ezcritor/post/2007/02/08/el-pasado

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios