jueves, 15 de febrero de 2007

Durmiendo en clase de lógica...


I need coffee.

El café me pone de los nervios,
Y la duerme
Me leche, la duerme.

Quisiera volverme a apuntar al juego del caracol.

Felicidad, before I change my mind.

Caminaba sin destino. Una vez caí sobre ti... pero tú me apartaste.

Valentín y su puta madre. Que bien, demos gracias a ¿Dios?
Ando sola por la calle.

Esta carrera me gusta... pero quiero algo más fuerte.

Sólo pedir, sólo quiero sentir, por una vez más, a alguien que esté ahí. Que me sorprenda de vez en cuando con un “estoy cerca de tu barrio; te hago una perdida y bajas”. Y bajar, y besarnos en el Gallarza. Pero, maldita sea, ese parque ya no existe.

Incapaz de escuchar, me abstraigo aunque intente lo contrario.

Parecía todo muy normal, casi absurdo, pero tú venías hacia mí de vez en cuando, intentando contener las lágrimas que recorrían imperfectas cada peca de tu rostro. Quería sacarte los ojos y regalárselos a alguien, pero no fui capaz, aunque lo intentara con los alicates de un ser extremo, asiduo, inverosímil, fugaz y recóndito lugar.
Matarías por tu dios? Vivirías aquí, para siempre, sin ojos, junto a mí. Solo quisiera saber qué se siente al escribir estas tonterías. Esto, que tu me enseñaste a hacer.
No pienses, maldita sea, ¡no pienses y escribe!
Dónde se ha escondido Freud, ¿que está, metido dentro de tu cabeza, o qué?
¿Qué pasa?
Me mirabas y yo me sentía subordinada como una subyacente adjetiva. Mira que tonterías me haces pensar, aun cuando tú ni siquiera recuerdas mi cara. ¿De qué color son mis ojos?
¡verdes!
¿los tuyos? No sé, son indefinibles.
Aunque los tengo aquí, y los miro una y otra vez, aún no sé de qué color son.Y no diré, como Elton John: but are the sweetest eyes I’ve ever seen. Porque tú eres de todo, de todo menos dulce.

3 comentarios:

  1. Joder no he entedido una mierda... estoy espesito... estudiar el funcionamentiento de una CPU es una locura!!!

    ResponderEliminar
  2. Has leído a Óscar Wilde?

    Te dejo un fragmento de "De Profundis":

    "Después de una larga e infructuosa espera, me he decidido a escribirte, y ello tanto en tu interés como en el mío, pues me repugna pensar que he pasado en la cárcel dos años interminables sin haber recibido de ti una sola línea, una noticia cualquiera: que nada he sabido de ti, fuera de aquello que había de serme doloroso. Nuestra trágica amistad, en extremo lamentable, ha terminado para mí de un modo funesto, y para ti con escándalo público. Empero, el recuerdo de nuestra antigua amistad me abandona raramente, y siento honda tristeza al pensar que mi corazón, antes henchido de amor, está ya para siempre lleno de maldiciones, amargura y desprecio".

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Un amigo mio estudia filosofía (en Madrid)y dice que lógica es fina, fina... en fin, suerte cuando te examines. Me voy a dormir

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios