domingo, 4 de febrero de 2007

Necesito chocolate


Estoy empezando a presentar síntomas de desesperación. Vamos, que estoy más salida que el pico de una mesa.
O el pico de una plancha, o el pomo de una puerta.

No veo más que tías. Sólo tías, y más tías, y cuando salgo de la residencia sólo veo frío. Y parejas, más parejas.
En cada esquina hay alguien besándose, o parejas que caminan sonriendo y cogiendo la mano del otro.
Me asomo a la ventana y en el suelo leo: TE QUIERO NENA.
Pero no, no va dirigido a mí. A mí no puede quererme nadie.
Me apoyo en la ventana, con un cigarrillo, mirando esas letras escritas con tiza. Ha llovido, ha nevado, han pasado coches, pero nadie ha logrado borrar esas letras. Yo las miro, me parece lo más hortera que alguien puede llegar a hacer por “amor”, pero en el fondo siento una envidia terrible.
Me da envidia cuando salen de la residencia y en la puerta les espera alguien con ganas de darles un beso.
Me da envidia saber que hay noches que no pasan solas. Me da envidia saber que hay chicos que sueñan con ellas.
Me da envidia que ellos se las imaginen mientras se masturban.
Me da envidia que puedan sentirse como diosas.


La gente es muy fría, pero todos quieren lo mismo, entonces, ¿por qué se reprimen?

Me gustaría salir a la calle y poder saltar a la yugular de alguien sin miedo a que me mande a la mierda.

Y además, joder, ese puto crucifijo está empezando a transmitirme demasiadas connotaciones fálicas.

Y los botellines de agua, los rotuladores fluorescentes, la bolita del bic deslizándose sobre el papel...

Maldita sea, si ni siquiera me incomoda ya que la tira del tanga se deslice hacia delante...

Si se lo pones tan fácil, no te tomarán en serio. No te respetarán. Vale, lo que tú digas, pero es que da la casualidad que no quiero un compromiso estable, que sólo quiero echar un polvo. (Uy, pero qué he dicho)
Pin pan pun, y adiós.
Nunca mais.
O tener un amigo con quien poder decir:
- Hola, estoy que no me aguanto ya, ¿quedamos?
- ¡Vale!

Si todo fuera más fácil, maldita sea. Y mandar a la mierda para siempre ese rollazo de la pareja estable que no se lo cree nadie.
Que la infidelidad no existe. Que esto es sólo sexo. Nada más.

Joder, y yo con estos pelos, el pantalón del chándal con una manchad e café, la camiseta de tirantes – y sin sujetador -, las zapatillas de estar por casa... sin maquillar. Menudo adefesio humano.

Cada día que pasa me siento menos atractiva en todos los sentidos. Siento que no caigo bien, y que no puedo ser deseada por nadie. Me siento horrible.

Además, a quién vamos a engañar, si esta timidez me reprime inevitablemente, aunque intente lo contrario. Si me comporto de una forma más abierta, más simpática, me siento peor. Siento que estoy interpretando un papel.

Así que, bueno, sigo sin querer que me quieran.
Pero echo de menos sentirme deseada.

Mierda, anoche me fumé el último cigarrillo.

(Y me prometí, en la última calada, dejar de fumar)

13 comentarios:

  1. Bueno, Awy, personalemente pienso que echas de menos el amor. ¡Pero que burrada acabo de decir, si no lo has conocido y no crees en el!

    Bueno, tu necesitas una dosis de horterismo, de flores con dedicatorias estupidas, una caja de bombones con tu nombre y un hombre al que lo tengas ahí, sumiso a tu... ¿encanto?

    Animo que todo llega. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. nena, necesitas sexo! Qué horteradas no qué dedicatorias, ni qué caja de bombones!!! tú lo que necesitas en un puto polvo!! de esos que te hacen salir del mundo real...ohhhhhhhh....
    la punta del boli deslizándose suavemente sobre el papel...
    por cierto, si, ayer te fumaste MI último cigarro :) jaja

    ResponderEliminar
  3. Quedemos, follemos y ya. Así de fácil.

    ResponderEliminar
  4. hostia, un anónimo!!! ^o) En fin...

    ResponderEliminar
  5. Y a veces me siento apartado de este mundo, y de vez en cuando saco la cabeza a ver ke hay..... dice:
    pues tiene casi toda la razon del mundo..... porke aunke es casi imposible yo creo ke si existe esa persona ke puede hacer con su forma de ser, de sentir, de expresar.............; k seas alguien especial

    ResponderEliminar
  6. Otro anónimo! Yo soy mucho más anónimo que ese. Y sobre todo no escribo pluriempleando la letra k.

    ResponderEliminar
  7. si tan sólo me dieras una señal para acercarme y decirte: vale, este es mi número, anota le mío y quedamos un día para follar, me harías muy feliz y yo con algo de suerte, también. Siempre que te miro pasar no logro entender cómo coño estas sola, si dan unas ganas de escucharte gemir! No se me fue la pinza, quedamos? si respondes a esto que si, mañana mismo me acerco y te lo vuelvo a preguntar en persona.

    ResponderEliminar
  8. ^o)
    No, no, no, anónimos noooooooooooo!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Parece que el anónimo no tiene las hagallas suficientes...!
    Anda, déjate de chorradas y da el nombre.

    ResponderEliminar
  10. por qué no dices simplemente que sí y el lunes me acerco y lo hablamos los dos? a qué le tienes miedo? Un sí, follamos y listo!!

    ResponderEliminar
  11. estoy harta de anónimos. Si quieres algo dígnate por lo menos a decir quién eres.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios