sábado, 9 de mayo de 2009

heureux

La habitación era como una de esas cafeterías americanas. Las paredes eran azul celeste y los sillones rosa fucsia. Las sirvientas, con jarras de café, vestían de rosa pálido. A través de la ventana un paisaje verde, infinito, como de dibujos animados. Era como vivir en medio de una gran felicidad.

- No lo entiendes, no se ha podido suicidar.

- Claro que sí, como todos los demás. En menos de una semana se han dado más de diez casos de suicido, Adriana, y esto no es una excepción.

El cadáver, sentado sobre uno de los sillones, no alteraba para nada esa sensación. Pese a no tener completa la cabeza. Sus ojos, desorbitados y artificiales, parecían observar melancólicos el amplio valle que se ocultaba ahora tras la cofia de la sirvienta. Tras su rostro un cráneo abierto, completamente limpio, listo y a punto para ser rellenado con guata.

- Esto no ha podido ser un suicidio.

- Adriana, tú qué vas a saber.


9 comentarios:

  1. Buenisimo...y mas que nadaimagino la situacion y vos de prota, a lo CSI....como va todo?, espero que bien, fui a la muestra de ...tu mama?, me gusto...si si.
    Mas que anda los dibujos...me hicieron acordar a un viejo maestro de dibujo rosarino Uzandizaga. Un beso que tengas lindo finde

    ResponderEliminar
  2. Me recordó (sólo un poco) a Wristcutters, de Goran Dukic...

    ResponderEliminar
  3. La muerte también puede expresar felicidad, al menos en los sueños... Genial relato, una vez más, bonita. Un beso,
    V.

    ResponderEliminar
  4. Buf, estaba ahí al lado y no has visto el suicidio?

    :S

    Besicos

    ResponderEliminar
  5. Suicidio o asesinato?? que mas da.. si la felicidad esta dibujada en sus rostros desfigurados..
    Buen relato..
    Besos
    yoyo

    ResponderEliminar
  6. Creo que lo sabremos cuando pasen los del CSI y nos digan si hay restos de pólvora en su mano, porque supongo que habrá sido de un disparo para que se le puedan ver hasta las ideas, ya que es más rápido y duele menos que poco a poco con un cuchillo de pelar patatas.

    Un relato que hace pensar sin duda...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Quien con el craneo abierto, completamente limpio y a punto para ser rellenado con guata no se quiere suicidar? ^___^

    ResponderEliminar
  8. me encanta cuando se refieren a esas clases de seducciones para el lector.
    visita el mío www.elpequenomundodepablohoney.blogspot.com
    bienvenida engendro oscuro.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios