domingo, 10 de mayo de 2009

100% DOMINGO

Ya no me gusta ver películas en compañía. Prefiero mil veces verlas sola, con mis cigarritos, a mi rollo. Se me hace incómodo ver películas en versión original con alguien a mi lado. Prefiero la soledad.

No me gusta decidir qué película ver en la entrada de un cine. No me gusta comentar la película después. Ya no me gusta cenar con alguien mientras veo una película. Ni comer palomitas a las siete de la tarde. Igual que no comparto las páginas de un libro mientras leo. Igual que no necesito a alguien a mi lado mientras escucho un disco.

Ya no me gusta ver películas en compañía. Porque últimamente todo me afecta y prefiero regodearme yo sola en mis r­alladas mentales.

Acabo de ver Wristcutters: a love story, de Goran Dukic. En cuanto leí ayer un comentario anónimo en el que se citaba la película, la puse a bajar.

He de confesar que he abierto el Word con intención y ganas de hablar de la película, pero me he bajado la discografía entera de Janis Joplin y estoy un poco en trance. También por la película. Supongo que todo tiene que ver con que me tiene que bajar la regla. Un día de estos, espero, porque se me esta´retrasando tanto que creo que he entrado en la menopausia. También estoy en trance por un sueño de mierda que he tenido esta noche. A veces es una putada impresionante recordar con tantísimo detalle lo que sueño. No me los puedo quitar de la cabeza después. Como Zia, el protagonista de Wristcutters. Con ese título no es difícil deducir que se corta las venas. No, no es he desvelado el final, sólo el principio. Después de suicidarse, Zia va a parar a una especie de mundo paralelo habitado por suicidas. Lo que quería decir, y por eso me comparo con él, es que en lugar de encontrar el reposo y el olvido que esperaba al cortarse las venas, no deja de recordar los buenos tiempos con la novia y esas cosas. Pues eso. Que menuda mierda esto de soñar.

Y ahora me pongo Kozmic Blues y a hacer tiempo hasta el concierto de Zahara, al cual iré sola, obviamente.

6 comentarios:

  1. Yo también voy sola al concierto...


    P.D El 8 lo tienes que coger en dirección a la plaza mayor, no sé donde vives así que no te puedo decir en que parada...

    ResponderEliminar
  2. El rollo de la peli me suena a una movida mental japo, que son asi de raras...ya buscare la peli, Amen de ver peliculas en version original, y si a veces es molesto ver una peli con alguien que lee mas lento que uno...uff que agobio de personas....Otra cosa...los sueños asustan si..pero solo eso asustan advierten....Yo recuerdo una epoca que vivia acojonado por algunos sueños...son en parte reflejos de lo que nos esta pasando...cuidate nena, que vales muhco, no hace falta que se te lo ande diciendo, supongo que te vere en el karaoke del frikopnio...chau

    ResponderEliminar
  3. Al contrario que a ti, a veces prefiero compañía para ir al cine, me gustan las películas y personas que me hacen pensar...

    Besos acompañados

    ResponderEliminar
  4. Yo, cuando iba al cine, iba casi siempre solo. Los amigos interesados por las películas que quería ver ya habían ido a ver esa película o no les interesaba. Siempre me faltaba gente con la que hablar de la película mientras me tomaba una cerveza en el bar más cercano después de la sesión de las 20h. Terminé detestando la soledad del cine.

    ResponderEliminar
  5. qe mierda, se qiere ver cine solo pero cuando sales deseas comentarle a alguien sobre la cinta.
    el domingo, día perfecto para matarse

    ResponderEliminar
  6. aissss... lo sueños...
    un dia hablaremos tu y yo seriamente, necesito una terapia...

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios