sábado, 16 de mayo de 2009

maltrato infantil


El invierno se aproxima, deslizando el frío de la noche entre las rendijas y los bordes de la cama, y congela a su paso los parásitos, pero aún no ha podido contigo. Y en mis ojos el hielo se adueña de mi mirada, que no es capaz de mirar pero sí de romper, pero no puede con la memoria, que me trata peor que la vida, repitiendo como un gato en celo estertores como gritos de cosas que ni siquiera podré vivir.
El olor a sal y el mar, y la maldad oculta entre los poros de mi piel, llevándome a dolerte, a arañarte el pecho, a mentir continuamente y fingir con la falsa intención de no hacerte daño. Como el perverso deseo de dañar a quien no puede ni sabe defenderse. De dañar al cobarde, de ver la lágrima de la debilidad y sentir vergüenza ajena. La ilusión hecha pedazos de querer un hombre, y en su lugar tener a un niño indefenso a quien le puede la cobardía y la asquerosa emotividad fingida, basada en películas de tarde y sermones de catequista.
Compulgido como si realmente sintieras algo de lo que dices, mintiendo todo lo que te he mentido yo y más. Entreabriendo puertas que en su día cerré a cal y canto, desenterrando a los muertos por miedo a enfrentarte a la verdad, y haciéndote la víctima con recortes de papel y cientos de lomuchoquetehequeridos seguidos de noerescomparables y chorradas del estilo.
Para luego provocarme,
y llorarme,
y decir que lo sientes,
como si me hubieras mentido con la falsa intención de no volver a hacerme daño.







La de la foto es
Lili St. Cyr .

4 comentarios:

  1. Olvida ya y quema el odio, que si el pasado fue bueno el futuro será mejor, todos nos arrepentimos de algo aunque no lo reconozcamos, yo también, es normal. Animo y un besazo. Ciao.

    ResponderEliminar
  2. Hago sencillamente lo que me sale del coño y mi coño ahora mismo ni quiere olvidar ni quiere quemar el odio.

    ResponderEliminar
  3. Bellisimo texto. Algunas palabras le dan expresión a cosas que yo también sentí. ¡Felicidades Adriana! ¡Jamás dejes de crear, o sacar en letras lo que te paso!
    Creeme, es mejor, que cayar, pues cuando cayas es que realmente te hirierón de muerte.
    Es mi caso, y me arrepiento de ello. Pero trato de recuperar, y espero vover a escribir, cosas como el primer escrito que leiste de mi, y por el cual nos conocimos, cuando iniciaste este blog: http://kobernein3.wordpress.com/2009/05/14/una-noche-de-diciembre/
    TQM y perdona no haber leido tú blog el tiempo que duro mi dolor. Pues este siempre opaca la belleza. Aunque debe ser transitable, si se quiere volver a ver a la gente linda de la vida (como Adriana) y a la vida misma.

    ResponderEliminar
  4. Niña querida:

    Bienvenida a mi país del frío, al de los septiembres permanentes.

    Sigue en lo tuyo, que como destruyes, creas.

    Lamento no haber escrito antes (fue una resaca larguísima, pero por los clavos de Cristo, necesaria). Cordialmente, te recetaría una igual, si no fuera por lo mucho que me gusta cuando escribes así.

    Te dejo pendiente un video, presente un abrazo, y la promesa de un correo en donde te pediré ayuda en algo más grande que el odio de Dios.

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios