sábado, 7 de marzo de 2009

Little Vertical Girl*


Nos vimos en el reflejo del espejo que hay detrás de la barra. Tú estabas detrás de mí, al fondo del bar, que era bastante estrecho, con un chico cuyo peinado engominado delataba su predilección hacia la derecha. A tu izquierda, una rubia de las que no existen, con un vestido rojo de los que ya no se llevan pero que aún se dejan ver, deseándoselo quitar.

Pienso que el importe se cargará en su cuenta, en su cara, en su cutre vestido de Venca. El importe de mi rabia, cargada ahora en el filo del cuchillo que desde hace tantos meses quiero liberar. La rabia, como semen condensado en mis entrañas, engendrando el odio, oprimiéndome el útero hasta que el dolor me haga caer de rodillas en el suelo infecto de colillas y toda la porquería que muestra lo que en realidad son esas sonrisas falsas manchadas de ginebra. Mi boca expele grumos de desagravio salidos no tanto de mi estómago como del corazón. He desaparecido del espejo, me has perdido el rastro, y mientras tanto mancho con mis purgas los tacones de aguja que esconden heridas, dolor y sangre coagulada en ampollas de top models de barrio. Mis ojos rojos llenos de lágrimas nacidas de la náusea y mis labios, rojos y dilatados como un coño excitado, te encuentran sobre mí, fingiendo una preocupación que ni siquiera tu estúpida putita del tres al cuarto se cree. Y tu amigo, presuntuoso y arrogante, me tiende la mano cuando realmente hubiera preferido ponerme un billete en el canalillo esperando un polvo decadente como agradecimiento. Por mi parte, por mi parto, un aborto exprimido por la contracción de mi útero. El dolor es grande, pero no tanto por el estado de mis entrañas como por la humillación que ahora siento, y el instinto me obliga a liberar el cuchillo hacia su mano, creando como arte un orificio en la palma, un grito bajo el sudor que brilla en su estúpido bigote. En los estúpidos pechos sobrealimentados de esperma de tu rubia oxigenada.

Y como Patti Smith me abro las venas

y te digo, come on darling, eat**.



** Summer Cannibals, Patti Smith

L
a foto la he pillado de aquí.


Public
ado anteriormente en Hank Over (Resaca) y atrocity Ciberfanzine

6 comentarios:

  1. ¡Uau, chica, eres un veta sin final! ¡Das hasta miedo!. Ya tengo tus libros, por cierto. Bueno, teóricamente. El café lo tengo. La lagartija se ha quedado reptando por correos.
    Este mes me unen a tí dos elementos concretos:"Crash" de cronenberg y la Nimri, o como se escriba. Fascinante mujer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Alucinantemente visceral e intenso tu relato, sobrecogedor... Me dejas casi sin palabras. Felicidades, amiga, lo has bordado. Un beso,
    V.

    ResponderEliminar
  3. Contundentes palabras frente al espejo que parecen salir de bien adentro... guauuu...

    ResponderEliminar
  4. tienes talento niña..mucho
    saludos nos vemos

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios