martes, 24 de marzo de 2009

sin ganas


Me terminé el café, sin ganas, frío ya. Me lo terminé con un estornudo y un picor irritante en los ojos. Pensé que, a lo mejor, necesitaba llorar. Pensé como una gilipollas en los primeros días, los primeros meses, la primera vez que te di la mano sin darme cuenta, cómo me moría de ganas por besarte, y ahora ya no quiero nada de eso, y me da una pena terrible. Ya no me muero por besarte, ni quiero caminar de la mano como dos tórtolos porque ya no lo somos. Porque empeñarnos en seguir es fingir lo que ya no queda, y no quiero ser como ese resto que se da tiempos para echarse de menos; para extrañar lo que ahora extraño yo, porque aunque volvamos no será así y lo sé, y lo sabes, porque se va a hacer insoportable, porque es insostenible, y por mucho que nos agarremos, la caída va a ser inevitable.

He recuperado este texto que escribí hace un mes, y ahora entiendo todo un poco mejor...

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. No sentir lo mismo es normal... El amor siempre pasa por diferentes fases. Si prospera, jamás se queda en el enamoramiento. Suele suceder que mucha gente se equivoca y piensa que ya no ama cuando no tiene a su pareja día y noche en la cabeza, cuando ya no siente el famoso cosquilleo.

    Sé que no soy nadie para dar consejos y que sólo sé de ti lo que leo en este blog pero piensa en ello.

    Puedo que en el futuro te arrepientas si no lo haces

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. El tag de "Autoconvencimiento" con la entrada en si, me parece lo mas destacable jajajaja. Un besito adris.

    ResponderEliminar
  4. A veces, mi brillante y dulce amiga, es el tiempo el que acaba de dar significado a nuestros sentimientos... Nunca es igual que antes. Cada vez que se retoma algo, nos encontramos con que es algo nuevo... que nos guste más o menos que lo que quedó allá en el recuerdo es otra historia. Besos, Awita y ánimo siempre,
    V.

    ResponderEliminar
  5. Sabes? a mi me pasó y no hay nada malo en darse un tiempo, porque la gente sólo "ve" desde la distancia. Es un cliche, pero es cierto.
    Para recordar a veces hay que ayudarse del más fiero de los olvidos. Ahora sé a quien quiero, porque y que será para siempre, sino me hubiera ido...jamás hubiera sabido esto.
    Y lo q se acaba ...es q se tenía q ir a la mierda y punto
    sal, ríe y que te de el sol. No hay mejor medicina niña.
    Besitos a tu lado

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios