martes, 9 de enero de 2007

El hombre ideal

Volviendo a mirar este librito de Gemma Lienas, caigo en otro artículo que también nos anima a vivir como paranoicas. Parece ser que según esta escritora los hombres son un peligro para la sociedad y que, como de las ratas, cuanto más lejos estemos de ellos mucho mejor. Ya sé que a veces a mí también me entran esas crisis feministas y escribo textos atentando contra todo el colectivo masculino, pero son eso, “crisis feministas”. Lo que quiero decir es que, por muy feminista que me considere (o me consideren) no creo que los hombres sean todos unos insignificantes sacos de carne y semen. Por favor, si fuera así no querría ver ni a mi padre, y, además, a mis amigOs no los cambiaría por nada. Lo que pasa es que he tenido muy mala suerte.
Soy presa de una maldición que hace que todos los tíos a los que conozco acaben siendo unos gilipollas redomados. Bueno, todos no... pero sí la gran mayoría. El 99’9%.
Bueno, no quiero demorarme más. Aquí os dejo otro texto de Gemma Lienas.
EL VALOR DEL MIEDO.

El aténtico miedo es un regalo. Éste es el título de un libro norteamericano que compré como base documental para mi próxima novela. El autor, especialista en comportamientos violentos, explica de qué modo podemos detectar signos imperceptibles de peligro antes de que sea demasiado tarde.
El libro se abre con una nota que dice: “los varones son en cualquier parte del mundo más violentos que las mujeres. Por esta razón, el lenguaje que se utiliza en el libro es específicamente masculino. Cuando se trata de violencia, las mujeres pueden orgullosamente no sentirse identificadas porque, al menos en esta cuestión, políticamente correcto significa estadísticamente incorrecto.”
Después de esta introducción se entiende que, a pesar de que el libro habla de todo tipo de violencia, a la que se refiere más a menudo es a la violencia de género.el autor afirma que existen indicadores ante los que las mujeres y las chicas no pueden hacer la vista gorda. Explica lo importantes que son estas señales de alerta que nos envía la intuición, sobre todo al inicio de una relación, cuando aún no hemos quedado atrapados en la telaraña de las emociones y todavía somos capaces de percibir los avios de nuestro GPS emocional.
El instituto Catalán de la Mujer acaba de poner en marcha una campaña contra la violencia de género con este lema: “Corta con los malos rollos”. La campaña, basada en anuncios, talleres formativos, conferencias y exposiciones, se dirige a gente de 16 a 25 años y tiene un carácter preventivo. Se trata de enseñar a las chicas a no dejarse atrapar en una relación sentimental con un tipo que a la larga pueda resultar su futuro maltratador. Y se trata también de enseñar a los chicos a modificar determinados comportamientos.
Chica, situaciones que hace falta conocer como de potencial peligro futuro:
Un chico, que acabas de conocer, te anuncia con una sonrisa encantadora en sus labios: “Soy un cabrón”. Desconfia de él; seguramente lo es.
El chico te llama cada dos por tres al móvil para saber dónde estás. No pienses que te quiere mucho y no puede estar sin ti; es una forma de tenerte controlada.
El chico te trata muy protectoramente. ¡Fatal! Establece una relación en la que él está por encima de ti; si se le cruzan los cables, en lugar de protegerte, te atizará.
El chico se muestra compungido porque has decidido pasar la tarde con tus amigas y cancelas la cita. ¡Mal!, te has dejado hacer chantaje emocional.
Y mejor si se te ponen los pelos de punta pensando en cualquiera de estas situaciones. El miedo es, en este caso, un regalo.


Asi que, ya sabéis chicas, el hombre ideal es aquel que no nos llama, que no tiene un carácter protector y a quien se la sople que cancelemos una mil veces sus citas. Si, es cierto, ese es mi hombre ideal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios