domingo, 28 de enero de 2007

OKUPAR ES COMPARTIR

Solucionado ya el problema de la conexión, nos encontramos con que en la residencia aún hay gente incapaz de comprender el significado de la palabra “convivencia” y las pautas que deben seguirse para que ésta resulte exitosa y satisfactoria para todas y cada una de las chicas que habitamos en esta Residencia.
Bueno, voy a empezar por lo que me resulta más cercano: la salita de estudio del cuarto piso. ¿Por qué cada noche, cuando a ella acudes para estudiar, te encuentras con que está vacía pero montones de libros y apuntes están colocados sobre la mesa? Muy sencillo: porque dentro de las leyes no escritas de la residencia, queda establecido que el sitio ocupado por apuntes o libros pertenece única y exclusivamente a la propietaria de los mismos. En estos casos la solución es muy sencilla: apartar los tochos y okupar el lugar que te plazca. Una vez el sueño se apodere de ti, recoges tus apuntes, en su lugar recolocas los de la compañera fantasma y así quedamos todos así de contentos. ¿Por qué? Pues porque yo lo valgo. Que no está el horno para bollos ni para enfadarse por chorradas como esas. Si tanta excitación les provoca tener asegurada una porción de mesa, ¿por qué quitarles la ilusión de encontrar sus apuntes esperándolas con devoción a la mañana siguiente?
Después de pasar la noche estudiando, el sonido del móvil te despierta. Son las nueve, y el desayuno termina a las nueve y media. Así que te vistes en cinco minutos y bajas a desayunar. La sorpresa que te llevas es muy gratificante: Hay dos bandejas; una con migas y otra con pan hueco. Las migas pertenecen a unos deliciosos donuts de chocolate que tus queridas compañeras madrugadoras han devorado con fruición antes de ir a la salita y ser recibidas por sus parcelas y apuntes con los brazos abiertos. Es gracioso este hecho, ya que queda media hora para que termine el desayuno, pero tú no tienes tu maldito donuts (con el que estuviste soñando toda la noche) a pesar de que las monjas hayan comprado exactamente noventa, para que cada una tuviera su delicioso bollito de chocolate. Así que no hay otra alternativa: tus queridas compañeras se han comido tu desayuno. Y desayunas café acompañado de un cachín de pan con mermelada de fresa, lo cual no sería tan triste sino fuera porque te has pasado la semana desayunando café solo y esperando al fin de semana para darte un caprichito.
Es domingo, así que hoy el catering libra, así que no hay comida (es cuestión de lógica). Afortunadamente, fuiste precavida, y ayer compraste unas bandejitas de queso fresco. Vas al tercer piso, en donde se encuentra la cocina, y abres el frigorífico con la esperanza de encontrar tu comida sana y salva. Empiezas a apartar cosas, pero el queso fresco no está. Bolsas y más bolsas, botes con comida... ¿dónde coño están las tarrinas de queso? Temiéndote lo peor, empiezas a sacar toda la comida del frigorífico y la pones sobre la mesa. Todas las chicas te miran. Unas comen, otras están haciendo la comida. ¡Ruines! ¡Han robado tu comida!
Así que hoy te toca comer una manzana (menos mal que se te ocurrió guardar la fruta en tu habitación).

Debo decir que esto es una recopilación de hechos (a mí sólo me ocurre lo de los apuntes. Todos los días).

Si es que andamos todas estresadas con los exámenes y de vez en cuando nos visita la ansiedad, pero de ahí a robar la comida de las demás me parece excesivo. Venga chicas, ánimo, que vamos a aprobar todo, ya veréis.
Uy, que hortera me ha quedado esto...
Bueno, eso, que como dijo Carmela: Robar está mal, pero si estáis ENFERMAS (locas, bulímicas, cleptómanas...) sólo tenéis que decirlo. Estamos para eso, ¿no?Vamos, que dentro de la convivencia también se incluye el ayudarnos las unas a las otras.

2 comentarios:

  1. vaya residencia!!! seguro que la vas a extrañar con el nuevo piso..pero esto esta peor que la que yo tenia!!!
    Adriana Bañares Presidenta!!! por una España mejor!!! vamos gente, a votar!! jajajajajaj

    ResponderEliminar
  2. joder, es que tía. yo lo flipo con la peña de aquí, porque sabes? es que sólo me quedan bien las camisetas de versace y los cinturones de D&G y claaaaaaro, luego no tengo ni pa unas putas pipas y tengo que ir mangando yogures a la gente!!! en fin...lo mismo la comida que falta la mangan las monjas y luego es la que nos ponen de postre! XD

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios