domingo, 28 de enero de 2007

parabólicas



La vida,
sin más.
Piensas y respondes, ¡ja!

Para qué escribir

t
e
x
t
o
s
que puede que no vayan
a ninguna parte.

Para
qué, para
qué
para qué
seguir aquí,
así,
no sé,
que aguanto y no sé,
porqué,
así,
que va.


Dímelo tú.


Dame una razón.


Para continuar.


Para cambiar.


Dímelo tú, por qué


me empeño


en seguir


siendo


así.








Maldita


piscis

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios