viernes, 5 de enero de 2007

Enero 2006

Enero

Comencé e laño disfrazada de pirata. Un disfraz horrible que compramos en Carrusel. Una falda roja, asimétrica y con puntillas blancas, horrible; y una torerita blanca. Horrible todo. Nadie sabía de qué íbamos disfrazadas y nos cansamos de repetir más de mil veces: “¿Pues no lo ves? ¡de piratas!”
Hacía un frío terrible, y llovía a mares. Algo realmente frustrante teniendo en cuenta que esa misma mañana me había alisado el pelo en la peluquería.
Nájera, de noche. Da igual que sea fin de año, sábado o fin de trimestre. Nájera es siempre igual por la noche.
Alicia, Sara, Sara Díez, Lidia, Iris, Sheila y su novio, el novio de Sara Díez y alguno que otro más.
Pocos vodkas (primer propósito de laño: dejar de beber (mucho)) y un constante mirar al reloj: a las cuatro he quedado con Simón.
Me aburro mortalmente con esta gente. Siento que aquí no encajo.
Son las cuatro, oportunidad para huir.

2 comentarios:

  1. le pinché a ese enlace donde te manda a cualquier entrada y caí acá.. vaya.. esto de pinchar y caer en cualquier lugar sorprende.. voy a ver a dónde me lleva el siguiente...
    Un abrazote Adri!

    ResponderEliminar
  2. ¡Sí es que ya no hay respeto por los piratas! ¡Y encima ahora todos van de chaqueta!
    Por cierto, he decidido compartir contigo un premio que me dieron hace tiempo, y al cual no he podido rendir honores hasta pasado cierto tiempo.

    Un abrazo.

    ¡Nos vemos por eso mares, mi "Anne Bonney"!

    ResponderEliminar

¿Quieres estar al tanto de cada nueva publicación? ¡Suscríbete!

Entradas y Comentarios